lunes 17, junio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
lunes 17, junio 2024

El Banco Central subió la tasa a 97% y sumó reservas

ESCUCHAR

La medida llega tras el dato de 8,4% de inflación en abril. Se pretende disminuir la demanda de dólares. Alertan sobre el impacto del aumento de los intereses de Leliq y pases

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) subió la tasa del plazo fijo, en línea con lo que había trascendido el pasado domingo. La medida definió un ajuste de 600 puntos básicos en el rendimiento nominal anual (TNA) para las letras de Liquidez (Leliq) y pases, que se traslada a los plazos fijos y se ubicó en 97%. La decisión se oficializó tras una reunión extraordinaria que mantuvo el directorio del regulador financiero en la mañana de ayer.

La medida llega tras la fuerte suba de la inflación en abril, 8,4%. En ese sentido, el nuevo rendimiento mensual del plazo fijo tradicional se ubica en ocho por ciento, con una tasa efectiva anual (TEA) de 154,3%, mientras que los pases a un día pasan a tener una TEA de 163% y las Leliq a 28 días, una de 154,9%. El resto de los plazos fijos queda con una tasa nominal de 90%, 450 puntos por encima del nivel previo a este ajuste.

«En pos de mantener el incentivo al ahorro en pesos, el BCRA elevó la tasa de interés mínima garantizada sobre los plazos fijos de personas humanas, estableciendo el nuevo piso en 97% anual para las imposiciones a 30 días hasta 30 millones de pesos (154% de TEA). Para el resto de los depósitos a plazo fijo del sector privado la tasa mínima garantizada se establece en 90% (138% de TEA), expresó el comunicado oficial del Banco Central.

De esta manera, explicó que «la decisión de la autoridad monetaria se basa en el objetivo de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local» y busca actuar de manera inmediata para evitar que la volatilidad financiera actúe como motor de las expectativas de inflación.

Muchos analistas temen por el efecto negativo de estos sucesivos ajustes en los rendimientos del plazo fijo y los demás instrumentos de política monetaria en la actividad económica, dado que el costo de financiamiento de los créditos para la producción y el consumo se suele ver afectado por este tipo de medidas. Una suba en esas variables suele ser la contracara de una mejora en los rendimientos de los instrumentos de inversión en pesos.

La fuerte nominalidad de la economía está forzando al BCRA a subir las tasas cada vez más asiduamente y con más fuerza. De hecho, la entidad aseguró que continuará monitoreando la evolución del nivel general de precios, la dinámica del mercado financiero y de cambios y de los agregados monetarios, a los efectos de calibrar su política de tasa e informó que esta decisión está coordinada en el contexto de mantener la consistencia con el nivel de las tasas de interés de corto plazo de los instrumentos de deuda del Tesoro Nacional.

Sin embargo, muchos entienden que ésta es una medida que, aunque por un lado sirve para sostener ciertos ahorros en pesos y que no se dolaricen, es un arma de doble filo porque se indexan los pasivos del BCRA.

Muchos analistas consideran que los inversores que ya decidieron dolarizar sus carteras no van a cambiar esa decisión seducidos por una tasa más alta, ya que la incertidumbre que genera el contexto electoral y la fuerte inercia inflacionaria reinante -que crece mes a mes y supera la suba de tasas previa- los lleva a cubrirse ante la posibilidad de una depreciación brusca de la moneda.

Licitación de deuda

Mañana miércoles el Gobierno realizará la primera licitación de deuda en pesos del mes. En términos efectivos, la nueva referencia del Central para los bancos equivale a 152% anual si se reinvierte capital e intereses todos los meses a lo largo de un año, mientras que las tasas efectivas más altas que convalidó hasta aquí el Tesoro fueron de 135%.

Según indicaron fuentes del mercado en la primera jornada de operaciones, la LEDE de julio (S31L3) que en la última licitación se colocó al 95,86% nominal o 135,5% de tasa efectiva operó este lunes alrededor de 99,68% TNA o 147,6% de TEA. Es decir, en términos de TNA, el mercado al menos le pediría al Tesoro un incremento de casi 400 puntos básicos frente a la última licitación de abril.

Federico Furiase, director de Anker Latinoamérica, señaló a Ámbito que es muy probable que el Tesoro “tenga que convalidar el aumento en las tasas” que se produjo en los mercados secundarios el pasado viernes “si quiere levantar financiamiento, teniendo en cuenta el impacto negativo de la sequía en el programa de financiamiento y la incertidumbre que se genera sobre todo en el año electoral”.

Esta semana el Tesoro enfrentará la primera licitación en pesos del mes. Esta vez, el total de vencimientos para el llamado es de $427.904 millones, de los cuales el 92,7% está en manos privadas. En esta primera licitación vence el 43% del total del mes que alcanza a $1 billón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?