Destacan la mejoría en la cobertura geográfica del sistema bancario en el país

La extensión del sistema bancario en las diversas localidades y regiones del país es una condición básica para el desarrollo nacional, debido al impacto que tiene en el consumo y en el financiamiento productivo y del comercio exterior. Asimismo, es una de las mayores preocupaciones de los diversos sectores que hoy impulsan una reforma de la Ley de Entidades Financieras. En ese marco, el Banco Central (BCRA) destacó ayer que a lo largo de la última década se produjo una mejora en Argentina en “la cobertura geográfica de la infraestructura del sistema financiero”, simultánea al avance de la actividad de intermediación. De todas maneras, también subrayó que “existe un amplio margen” para profundizar y optimizar esa cobertura.

La entidad destacó en su último Boletín de Estabilidad Financiera -relativo al primer semestre de este año- que el número de cajeros automáticos se incrementó 13,4% en 2009 y los 11.117 actualmente en operación duplican los existentes en 2001.

Según el BCRA, la brecha entre las regiones con mayor y menor cobertura de cajeros automáticos por habitante es actualmente de 2,6 veces, cuando antes de la última crisis económica de 2008/2009 era de 5,1 veces. En ese marco, resaltó “el progreso en las regiones del NEA y el NOA”.

De todas maneras, el Central consideró que “existe un amplio margen para lograr una efectiva extensión tanto regional como socioeconómica del uso de los servicios financieros”.
De esta manera dejó sentada su disconformidad con la situación existente, que puede mejorarse ya sea a través de nuevas disposiciones internas o de cambios en la ley que ordena el sistema financiero nacional.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

El Banco Central indicó también en su informe que la cantidad de sucursales aumentó ligeramente, impulsada tanto por los bancos públicos como por los privados. “Las jurisdicciones del Norte del país siguen manteniendo niveles de cobertura mediante sucursales relativamente menores, aunque observan avances en los últimos años”, consideró el boletín.

A fines de diciembre pasado los 12 bancos públicos contaban con 1.455 sucursales en todo el país (63,1% del total) y 2.961 cajeros automáticos (73,3% de los existentes). A la vez, las instituciones financieras estatales empleaban a 38.094 trabajadores, frente a 56.011 de los bancos privados.

Artículos destacados