Debuta nuevo servicio de higiene urbana por $235 millones y promesa de mejora

Comienza mañana hasta 2027, con posibilidad de prórroga por dos años. Será prestado por tres empresas e incluirá algunas mejoras que, no obstante, se implementarán de forma gradual. El costo será al menos 50% mayor que el valor adjudicado. Además, el Esyop insumirá otros $160 millones por barrido

La Municipalidad de Córdoba presenta hoy el nuevo Sistema de Gestión Integral de Residuos de la ciudad, que prestarán desde mañana y hasta 2027 tres compañías, y cuyo costo mensual se ubicará en torno a 235 millones de pesos. A esa cifra habrá que sumarle unos 160 millones de pesos extra del costo del barrido a cargo del Ente de Servicios y Obras Públicas (Esyop), por lo que el costo final del servicio se ubicará cerca de 400 millones de pesos mensuales.
En el caso del servicio adjudicado y ahora concesionado a las tres nuevas prestatarias, el valor es más de 50 por ciento superior al propuesto por las compañías a octubre pasado, al momento de la licitación, cuando, entre las tres propuestas, alcanzaron 156,1 millones de pesos.
El esquema comenzará a funcionar mañana aunque será presentado hoy a las 15 en la avenida del Dante, en el parque Sarmiento.

La concesión será prestada por LUSA en la Zona 3 (sur), Urbacórdoba en la Zona 1 (norte) y, finalmente, Logística Ambiental Mediterránea (LAM) en la Zona 2 (centro).
El desafío para el intendente Ramón Mestre es mayúsculo. La concesión del servicio es uno de los temas pendientes desde que asumió en 2011. Más aún, tiene que demostrar que la nueva prestación será un salto de calidad respecto a la actual para justificar su costo creciente. La tercerización a LUSA y Cotreco se estiró más de la cuenta y la prestación fue en franco deterioro en los últimos meses.
Además, el desafío es avanzar decididamente en el reciclaje de residuos. Quedará pendiente aún la disposición final en un nuevo predio, que estará a cargo de Cormecor con novedosos mecanismos para la reutilización de los residuos.
Según informó la comuna, el nuevo esquema se denominará “Recuperando Valor” y se implementará desde mañana con un período máximo de puesta a punto de 120 días.
“No hay que esperar cambios contundentes en el corto plazo. La idea es que la mejora se produzca desde el inicio pero de manera gradual”, observó una fuente del municipio consultada por Comercio y Justicia.

Por lo pronto, ya el domingo se plantea el primer desafío. Es que el sábado por la noche es la fiesta de fin de año organizada por el gremio Surrbac. Difícilmente ese día por la mañana la prestación sea la normal para un domingo.
El sistema pondrá énfasis en “Reducir, Reutilizar y Reciclar” y en los valores sociales como “solidaridad, convivencia y respeto”. La gestión de residuos involucra mejoras en la prestación y el compromiso ciudadano, según indicó la comuna.
El servicio se seguirá prestando conforme las frecuencias actuales aunque habrá nuevos elementos que se sumarán a la concesión.
Por lo pronto, toda la ciudad contará con la recolección diferenciada de los residuos en cinco fracciones: húmedos; secos; verdes; restos de obra y demoliciones, y voluminosos.
Asimismo, se avanzará en la “contenerización”. Se dispondrá de zonas, áreas, sectores y barrios donde la recolección de residuos se efectuará mediante el sistema de contenedores. En lugares donde no haya cestos individuales, el vecino deberá trasladar sus residuos secos y húmedos, debidamente embolsados, hasta el contenedor más próximo.

Debutará un sistema de seguimiento de la prestación, que consiste en un proceso de mejora continua ya que, al estar monitoreadas todas las unidades autorizadas a través de GPS, se podrá controlar la trayectoria del camión. El sistema de control integrará además el turnero para programar servicios; el 0800 por cada empresa; el #CBA147 de la Municipalidad (web, app y telefónico); el sistema de control de presentismo de personal; el sistema de pesaje del predio de enterramiento de Piedras Blancas y el Sistema informático de Mantenimiento integral (SIM). Las empresas tienen 90 días para implementarlo, aunque se estima que durante diciembre estará en funcionamiento.
En paralelo, se avanzará en la educación ambiental, incluida dentro del Plan de Relaciones con la Comunidad. Los fondos para este plan estarán conformados, por cada año del contrato, por uno por ciento del monto total de la propuesta adjudicada para el primer año sobre el monto total anual que surja de la propuesta adjudicada; y para los años siguientes, uno por ciento de la facturación total del año correspondiente al período anual inmediato anterior.

Separación en origen y frecuencias
Según se informó, el nuevo sistema tendrá prestaciones relativas a la separación de residuos.
En esa línea, se sugiere que los usuarios utilicen, para los residuos secos, una bolsa verde, y para los húmedos una negra. Además, se retirarán ramas, malezas, escombros y voluminosos.

Residuos húmedos: restos de comida, cartones o papeles mojados. Se depositarán preferentemente en bolsas negras. Zonas norte y sur mantienen la misma frecuencia de 6 días por semana. La zona centro tendrá una frecuencia de 14 veces por semana (mañana y tarde de lunes a domingo).
Residuos secos: plástico, cartón y papel seco, tela, telgopor y vidrio, entre otros. Se depositarán preferentemente en bolsas verdes. Zonas norte y sur, una vez por semana. Zona centro, seis veces por la semana (lunes a sábados).
Verdes: restos de poda, ramas, malezas y troncos no superiores a 2 m3 (8 bolsas de consorcio tipo). Retiro: 1 vez por semana o programar directamente con la empresa.
Obras: restos de obra y demolición, escombros o cascotes no superiores a 1.000 kg. o 2 m3 (equivalente 8 bolsas de consorcio tipo). Retiro: 1 vez cada 15 días o programar directamente con la empresa.
Voluminosos: muebles en desuso, electrodomésticos y/o sus partes, entre otros. Su retiro debe programarse previamente con la empresa.

Artículos destacados