Autopartistas apuestan a renovarse con vistas a 2011

De las firmas que pretenden acceder a recursos mediante el Ministerio de Industria, 50% busca aprovechar la oportunidad para renovar su tecnología y así responder a una demanda en alza.

El sector automotriz aún encabeza el repunte industrial del país y, además, se prepara para un 2011 que promete sostener la tendencia alcista de la actividad. En ese marco, las autopartistas son un eslabón central para garantizar el nivel de producción y muchas de ellas prevén usar el financiamiento ofrecido por el Ministerio de Industria de la Nación para actualizar su tecnología y prepararse para aprovechar el crecimiento del mercado durante los próximos años, más allá de las garantías que les ofrezcan las terminales.

Según los datos divulgados por el Ministerio de Industria y Turismo que encabeza Débora Giorgi, hasta esta semana se presentaron casi 100 propuestas de inversión de autopartistas que buscan ser financiadas por medio de las opciones que baraja el Gobierno nacional. En conjunto, estas iniciativas prevén inversiones por 1.025 millones de pesos.

Si bien en un principio la propuesta de financiamiento anunciada por el Ejecutivo atrajo más a autopartistas que contaban con el padrinazgo de las terminales, poco a poco se fueron acercando propuestas de inversión de empresas que se presentaron de manera independiente.

De acuerdo con los últimos datos oficiales, la mitad de los proyectos presentados actualmente corresponde a fabricantes de autopartes que cuentan con el aval de las terminales, mientras que el resto fueron presentados por firmas de manera independiente.

Estas últimas empresas encuentran una oportunidad para actualizar maquinaria y tecnología, en el marco de una perspectiva alcista de la producción y el consumo. De hecho, los diversos actores vinculados con el sector automotriz -terminales, autopartistas, concesionarias y el propio Estado- prevén alcanzar una fabricación récord este año, cercana a 700 mil vehículos, y se ilusionan con llegar al millón de unidades entre 2012 y 2015.

La iniciativa anunciada por el Ejecutivo nacional, que por ahora no se implementó en la práctica, consistía en una ingeniería financiera que pone a disposición una serie de instrumentos por 400 millones de pesos. De acuerdo con sus necesidades y posibilidades, los proyectos podrían acceder a financiamiento bancario, negociación de cheques en el mercado de capitales, u obligaciones negociables, entre otros instrumentos.

Según indicaron fuentes oficiales, si las inversiones son superiores a 20 millones de pesos, los proyectos podrían ser redireccionados al programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario, que tiene fondos por 8.000 millones de pesos con una tasa de 9,9% y un plazo de cinco años.

En Córdoba
Según la información que maneja la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (Cimcc), los empresarios locales que se interesaron por el financiamiento no obtuvieron por ahora demasiadas precisiones del Gobierno nacional. “Cuando hay un interesado, el Ministerio de Industria lo convoca para que presente los papeles allí, pero las firmas de Córdoba que se acercaron sólo lograron que las derivaran a uno u otro banco. Es decir, el Ministerio les hizo una asesoría financiera, solamente eso”, comentó Emilio Etchegorry, titular de la entidad.

El dirigente estimó que “entre 5 y 10 empresas cordobesas, no más” presentaron proyectos para conseguir financiamiento. “Las que están más apretadas por la demanda de las terminales llega por los requerimientos y los pedidos que están teniendo. Y otras firmas que tienen atrasada su tecnología buscan aprovechar la oportunidad para renovarse”, consideró.

La Cimcc señaló que “hay mucho interés” en Córdoba por aprovechar el financiamiento, pero que los empresarios sólo advierten por ahora “buenas cartas de intención, pero no mucho más que eso”.

Objetivos del programa
El programa de financiamiento persigue tres objetivos básicos, con los cuales concuerdan en buena medida los actores privados y el sector público.

En primer término, aumentar la proporción de componentes nacionales en la cadena automotriz.

Por otro lado, reducir el déficit comercial, sobre todo con Brasil, buscando que la mayor producción de las terminales locales no consolide una industria dependiente de los insumos importados -como ocurre en el sector electrónico, por ejemplo-.

Y por último, busca prepararse para aprovechar las oportunidades que auguran las buenas perspectivas para la segunda mitad de 2010 y los próximos dos o tres años.

Por más neumáticos

– De acuerdo con los datos oficiales, las empresas vinculadas con el sector de  neumáticos se interesaron mucho por el programa de financiamiento y ya presentaron proyectos por 300 millones de pesos.

– Si bien el sector no tiene un gran peso en Córdoba, el dato es importante porque es uno de los sectores considerados “estartégicos” y que ha generado muchos problemas desde 2008, pues las trabas de la importación que impuso el país generó problemas -de cantidad, calidad y precios- en el abastecimiento de neumáticos.

Artículos destacados