Argentina Exporta: lanzaron programa para triplicar las ventas al mundo hacia 2030

El Gobierno nacional presentó una iniciativa mediante la cual busca elevar de 9.500 a 40.000 las firmas exportadoras, para así lograr ingresos de divisas por 200 mil millones de dólares al cabo
de 12 años. La semana próxima comenzarán con una serie de reuniones regionales

El Gobierno presentó ayer el programa “Argentina Exporta”, iniciativa federal con la que pretende “triplicar el nivel de las exportaciones” y aumentar la cantidad de empresas que vendan al mundo hacia el año 2030.
Con un auditorio colmado de empresarios, en el Centro Cultural Kirchner (CCK), el lanzamiento estuvo encabezado por el presidente Mauricio Macri y los ministros de Producción y Trabajo, Dante Sica, y de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie.
Allí, Macri reconoció “que estamos atravesando meses difíciles” pero aseguró que “estamos pasando la prueba” y que para eso “tenemos que salir al mundo y diversificar destinos”.
El plan presentado se denomina Argentina Exporta y apunta a que en 12 años se cuadrupliquen las empresas exportadoras, especialmente pymes. “Hoy solamente 9.500 empresas exportan, menos de 1% de las firmas del país, eso es muy poco”, dijo Macri. El objetivo es elevar el número a 40.000 y que los ingresos por exportación se tripliquen.

Según la información oficial, para 2023 el Gobierno quiere llegar a 100 mil millones de dólares en materia de exportaciones de bienes y servicios, y en 2030, a 200 mil millones.
Por su parte, Sica afirmó: “Tenemos que federalizar nuestros programas de exportación y también involucrar a las provincias y a los municipios en una mentalidad y en una estrategia exportadora, y romper ese vínculo de que sólo tenemos una salida a partir del mercado interno y no tener a la exportación solamente como un saldo exportable”. En ese sentido, detalló que el Gobierno encabezará una serie de reuniones regionales que comenzarán la semana próxima y se llevarán a cabo en Pilar (Buenos Aires), Mar del Plata, Bahía Blanca, Tucumán, Córdoba, Corrientes, Bariloche y Mendoza. La idea es que los sectores público y privado celebren encuentros para acercar los programas a todo el país y conocer de primera mano las necesidades de las pymes.
Una vez finalizados estos encuentros, se pretende, para fines de noviembre, tener diseñado el programa completo que incluya un plan de acción. Más allá de ello, Sica indicó que “hay que aumentar la complejidad de la oferta exportadora ya que sólo con los granos o con los recursos naturales no alcanza para poder vencer estos temas cíclicos que hemos tenido en nuestra oferta, lo que ha generado que cada cuatro o cinco años tenemos un estrangulamiento desde el punto de vista del sector externo”.

Al respecto, elogió que “con los cambios que hemos realizado en los dos últimos años hemos empezado a recuperar esa dinámica exportadora que habíamos perdido”, pero hizo hincapié en que “detrás de esto está la volatilidad macro, por eso es tan importante aunque nos cueste, aunque nos duela, tener que estabilizar la macro aunque en el corto plazo quizás se está generando algún problema”.
Por su parte, Faurie aseguró que “la Cancillería y su red de embajadas y consulados están a disposición para dar apoyo al sector productivo argentino que se internacionaliza”.
Explicó Faurie: “Somos el servicio exterior, estamos al servicio de la gente, y en materia de exportaciones, estamos al servicio de los empresarios, y en especial de las pymes”.
Según el canciller, “nuestras embajadas y consulados saben lo que el mundo quiere comprar; son el punto de apoyo y el servicio que podemos dar en favor de los que trabajan en la Argentina para vender más y colocar sus productos afuera”.

Agregó el titular del Palacio San Martín: “Piensen la Cancillería como una gran multinacional de nuestro país, con brazos en más de 150 ciudades del mundo”, y puso de relieve la función de las representaciones argentinas de acompañar las necesidades de los exportadores ante dificultades operativas de acceso para realizar negocios en otros destinos.
“Una de las tareas de la Cancillería es buscar nuevos mercados y lograr reabrir algunos que habíamos perdido; desde 2016 llevamos más de 150 aperturas en 50 mercados de todos los continentes” para productos que tienen impacto directo en las economías regionales, enfatizó.
“Las exportaciones son aún para todos los argentinos una asignatura pendiente. Para poder seguir creciendo con las exportaciones tenemos que trabajar por mayor integración física y energética, y bajar todos los impuestos distorsivos”, analizó el canciller, al tiempo que agregó: “Tenemos que pensar qué es lo que el mundo nos quiere comprar, tenemos que tener escala productiva y tener conocimiento del ‘know how’ exportador”.

Artículos destacados