Home  >   Profesionales   >   En el mundo hay 258 millones de trabajadores que están sobreeducados para sus funciones

En el mundo hay 258 millones de trabajadores que están sobreeducados para sus funciones

Tienen empleos que no corresponden a su nivel de estudios. En tanto, 677 millones tienen conocimientos académicos inferiores a la media para el puesto solicitado. En Argentina, 18% está sobrecalificado, mientras 24% tiene poca educación para el requerimiento

Más de 935 millones de trabajadores en el mundo tienen empleos que no corresponden a su nivel de educación: el 72% de ellos (677 millones) tienen un nivel de educación inferior a la media, mientras que el 28% restante (258 millones) tienen un nivel de educación superior. Estos nuevos datos de Estadísticas laborales de la Oficina Internacional del Trabajo (Ilostat) abarcan 114 países, lo que significa que las cifras mundiales reales son probablemente mucho más altas. En Argentina, el 18% de los trabajadores está sobreeducado y 24% poco educado para el puesto de trabajo.
“Ilostat dispone ahora de datos sobre el desajuste entre el nivel de educación de los trabajadores y el nivel de educación previsto para cada puesto de trabajo (basado en el grupo ocupacional del puesto) para 114 países de todas las regiones y niveles de ingresos. En el 46% de esos países, más de la mitad de los trabajadores tienen empleos que no corresponden a su nivel de educación. Esto significa que el desajuste por nivel educativo es un gran problema, y está muy extendido”, acaba de informar la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
La falta de educación es más común y más grave en los países de bajos ingresos que en otros lugares, mientras que el exceso de educación es más frecuente en los países de altos ingresos.
Tanto las mujeres como los hombres tienen dificultades para compaginar su educación con el trabajo. No parece haber un fuerte sesgo de género en el desajuste de los trabajadores por el nivel educativo a nivel mundial.
No obstante, en los países de bajos ingresos, el desajuste por el nivel educativo afecta más a las mujeres que a los hombres. De hecho, en todos los países de bajos ingresos sobre los que se dispone de datos, la proporción de trabajadores en situación de desajuste por nivel educativo es mayor para las mujeres que para los hombres.

Cómo se midió

Este método significa que, por definición, los gerentes y profesionales nunca podrían estar sobreeducados para sus trabajos. Los puestos directivos y profesionales requieren las habilidades de trabajadores altamente educados. Por el contrario, las ocupaciones elementales requieren un nivel de destreza tan básico que cualquiera que tenga más de una educación primaria está sobre-educado para el trabajo. Además, este método implica que los trabajadores sin un título de educación primaria están subeducados para cualquier trabajo.
Ilostat incluye datos sobre el desajuste por nivel educativo siguiendo un enfoque “estadístico”. Aquí, el nivel de educación esperado para los trabajadores de cada ocupación se determina no en base a un estándar, sino a lo que realmente está sucediendo en el mercado laboral. Es decir, se identifica el nivel educativo más común para los trabajadores de cada ocupación (la modalidad) y los trabajadores con ese nivel se consideran bien adaptados.