Home  >   Profesionales   >   Cambio de paradigma para la actualización de 55 especialidades médicas

Cambio de paradigma para la actualización de 55 especialidades médicas

Andrés De León, nuevo presidente del Consejo de Médicos, priorizará la modalidad virtual en la
educación médica continua. Más de 50% de los 18.500 galenos matriculados de la provincia están fuera de la ciudad capital. Asume la semana próxima

Por Carolina Klepp – cklepp@comercioyjusticia.info

Andrés de León conducirá desde la próxima semana la entidad que nuclea a 18.500 médicos de la provincia. Durante tres años, el hematólogo especialista en medicina transfusional, pretende llegar a todos los matriculados con actualización virtual. Subrayó que apuesta a ese “cambio de paradigma”. Se refirió también al anteproyecto de ley del Ejecutivo que busca establecer el Sistema Provincial de Historia Clínica Electrónica Única (HCEU). Respecto de la pérdida de jerarquía del Ministerio de Salud a secretaría sostuvo que tanto para el Gobierno nacional como el provincial “la salud no es una prioridad”. El nuevo presidente del Consejo de Médicos (actual vice), que ejerce su profesión en el Hospital Aeronáutico, en el Instituto Modelo de Cardiología y en el Instituto Médico Río Cuarto, se autodefinió: “Nos han elegido porque estamos en la calle, conocemos la realidad del médico y no somos burócratas”. Antes de asumir, dialogó con Comercio y Justicia.

– ¿Qué priorizará en la nueva gestión?
-Vamos a hacer foco en mantener la actualización de las especialidades médicas mediante una plataforma virtual que permita a todos los matriculados de la provincia, dado que más del 50% de los matriculados viven fuera de la ciudad capital, puedan acceder fácilmente a lo que es la especialización y actualización de su especialidad. Estas plataformas permiten que en el horario que uno quiera pueda acceder a los distintos módulos de actualización de su actividad con el dictado de un docente (clase grabada), con interacción y evaluación posterior. El objetivo es que la gran mayoría de las especialidades pueda tener su capacitación virtual en 2019. Hay más de 55 especialidades. La parte más importante es el cambio de paradigma, lo otro es que la plataforma sea algo probado y eficaz. Nosotros hemos accedido a una plataforma usada mundialmente, que nos han cedido, que es la que más rédito de eficacia ha tenido, está testeado en el mundo.

-¿Qué extensión y costo tendrán estos cursos virtuales?
– La Comisión de Educación Médica continua y los profesionales vinculados están trabajando para darle la herramienta a cada profesional docente de cómo debe realizarse este tipo de curso. Los módulos son de una hora y, dependiendo de la especialidad, los médicos van a tener entre 10 y 20 módulos. Por otra parte, estamos evaluando la modalidad de costo. El trabajo permanente de la gente que se requiere para el manejo de los sistemas tienen costos. Los cursos del Consejo de Médicos son pagos, pero son los más baratos de todo el mercado comparado con otras propuestas de las universidades, de privados.

– Recientemente ingresó a la Unicameral el proyecto del Ejecutivo para establecer el Sistema Provincial de Historia Clínica Electrónica Única (HCEU). ¿Cuál es la postura del Consejo de Médicos al respecto?
– Por lo que vimos la Historia Clínica Electrónica Única va a ser obligatoria para todo el mundo, la reglamentación dirá los plazos. En la parte pública ya han licitado la historia clínica y están en el proceso de formación en los hospitales. Estamos trabajando para reunirnos con el ministerio de Salud porque es la parte de cómo se va a implementar. Y, por otro lado, con la parte legislativa, solicitamos una audiencia con el presidente de la Unicameral, Oscar González, a los fines de conversar sobre el tema. El proyecto dice que va a hacer falta la firma digital que es el sistema de seguridad que asegura que la persona que está firmando es la persona que dice ser, con el token. Nosotros ya tenemos la firma digital.
Todo el mundo ha virado a la digitalización. Hay ciertas cosas que son muy específicas y no hemos hecho el análisis todavía de la ley. Es una ley marco, va a tener muchas cosas que tendrán que ser reglamentadas. El proyecto hace definiciones muy puntuales que para mi están muy bien: la historia clínica es del paciente, cómo es la accesibilidad, los datos tienen que ser totalmente confidenciales.

Ahora hay que ver cómo se aplica todo esto. La historia clínica digital es el futuro, y aquellos que trabajamos en lugares donde ya tenemos acceso a historia clínica digital realmente cambia la forma de interactuar y todo. El proyecto tiende a que todos trabajemos con el mismo sistema, públicos, privados, municipios. Si se emplea bien, es una economía de recursos impresionante. Tenemos una muy alta repetitividad de estudios, análisis, etcétera, de las personas que vienen por ejemplo del interior, que se hacen los estudios en un hospital, luego se hacen los mismos en otros, con los altos costos que esto significa.

– ¿Le encuentran alguna vinculación con la Cobertura Universal de Salud (CUS)?
– No le veo conexión, pero el CUS no está totalmente definido por lo cual hay muchas incógnitas que todavía no se sabe cómo va a funcionar.

– ¿Pierde la salud con el cambio de jerarquía del Ministerio de Salud a secretaría?
– Sí. Más allá que aseguren que los recursos son los mismos, la jerarquía, la importancia que le quiere dar un Estado a la salud, depende en gran parte de esto. Estamos convencidos de que ambos, en el Gobierno nacional, y a escala provincial probablemente también, la salud no es una prioridad. Las encuestas mismas dicen que no lo son, para la población tampoco. Y, lamentablemente, cuando la perdemos pasa a ser la prioridad número uno.

– En otro orden, se han dado casos de médicos “truchos”, ¿qué papel tiene la entidad para controlar y darle seguridad de la ciudadanía?
– Con todas las clínicas, sanatorios y hospitales tenemos periódicamente intercambio de información. Les pedimos y verificamos la nómina de profesionales, controlando que estén matriculados. Dentro de lo que es reglamentación de la provincia, dentro de lo que es el Registro de Unidades de Gestión de Prestaciones de Salud (Rugepresa), está que ningún médico puede ingresar a un sanatorio, hospital, clínica si no está matriculado.

– ¿Qué aconseja a la ciudadanía para poder tener certeza que el médico que la atiende no es “trucho”?
– Aconsejamos que cada vez que lo atienda un médico ingrese a la página web del Consejo de Médicos (www.cmpc.org.ar) , allí hay un link donde puede poner el número de documento, el número de matrícula y arroja si está matriculado o no. Es una forma de chequeo online, en el acto. También puede venir al Consejo y denunciar, nosotros iniciamos el proceso, incluso llegamos hasta nivel judicial.

Elección judicializada
– Esta última elección del Consejo de Médicos también se judicializó, como en otras oportunidades. ¿Piensan modificar la forma de elección?
– Hubo una presentación de tres listas, la Junta Electoral del Consejo de Médicos oficializó una lista y a las otras dos, por no reunir los requisitos, no fueron oficializadas y recurrieron a la Justicia Electoral a pesar de los múltiples plazos que se les había dado para regularizar los errores que se habían observado. No consiguieron los suficientes avales, la cantidad de delegados suficientes en todos los distritos y la Justicia Electoral provincial decidió rechazar esas dos listas. Apelaron ante la Cámara y ésta rechazó las dos listas, por lo cual, por reglamentación del Consejo de Médicos, queda proclamada una sola lista. Cuando hay una sola lista, por una cuestión de ahorro administrativo, económico, no se produce el sufragio y la elección se proclama. Las listas no cumplieron el número de avales necesarios. Por estatuto, cada lista tiene que tener 10% de avales de los matriculados del distrito. La potestad de un cambio en este tema es de la Asamblea, por ahora no cambiará.