Home  >   Negocios   >   La industria cordobesa de videojuegos proyecta duplicar su crecimiento en cinco años

La industria cordobesa de videojuegos proyecta duplicar su crecimiento en cinco años

El accionar de las esferas privadas y públicas y la calidad de los desarrollos sientan las bases de esa perspectiva. En la actualidad, el sector tiene 15 estudios, 200 trabajadores y una facturación a 2018 de US$2.600.000

En cinco años la industria cordobesa de videojuegos proyecta duplicar la cantidad de estudios abocados a su desarrollo, según anticipó a Comercio y Justicia Mauricio Navajas, presidente de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentina (ADVA).

Para lograrlo, el sector no sólo cuenta con fortalezas internas y grandes oportunidades en el mercado sino con una base sólida sobre la que dará sus próximo pasos.

Hoy son 15 estudios los que se abocan a la actividad, que emplea a 120 trabajadores de manera full time, a los que se suman otros 50 que se desempeñan como freelancers. De acuerdo con el último observatorio del sector, la facturación en el año 2018 alcanzó US$2.600.000 y del total producido, 85% se destinó al mercado externo. 

El sector se aboca a tres unidades de negocios: una es la elaboración de juegos propios; otra es el desarrollo para terceros y la última es el desarrollo de videojuegos aplicado a otros rubros, por ejemplo a la salud o a la publicidad, entre otros, según explicó Navajas.

Hasta el momento la industria local de videojuegos ha desarrollado infinidad de juegos pequeños y al menos seis proyectos de magnitud conocidos como Blue Rider (Ravegan),  “Darkestville Castle” (Epic Llama);“Balancity” (Menic Games);“The Biumbis” (3OGS) y “Supermash” (Asociety), según confirmó el presidente. 

Cabe aclarar que el recorrido llevado adelante por la industria cordobesa fue posible gracias a que el país es líder en Latinoamérica en el sector; es uno de los que acredita mayor permanencia en la región y uno de los más importantes en términos de eventos dedicados a la industria, como ya la clásica Exposición de Videojuegos en Argentina ( EVA), que además cuenta con su versión cordobesa. 

Por otra parte, es claro que tanto el Gobierno nacional como el provincial articulan políticas de apoyo al sector, por cuanto el primero ha promulgado la Ley nº 27506 de Economía del Conocimiento (aún no reglamentada) , extendiendo  su alcance a este sector productivo, y, el segundo, la Ley de Fomento y Promoción para la Industria Audiovisual de Córdoba N° 10381, que -entre otros beneficios- destina un porcentaje del presupuesto a impulsar este sector. 

“Las políticas públicas, con personalidades claves como Pablo de Chiara (ex secretario de Industria y Comercio y actual ministro de Ciencia y Tecnología y Jorge Álvarez (coordinador del Polo Audiovisual Córdoba e impulsor de la ley), junto al sector privado, han sido fundamentales para el desarrollo del sector”, indicó. 

Esta realidad tampoco sería posible si Córdoba no contara con espacios de capacitación, que hoy son llevados adelante por las carreras de Programación y las de Desarrollo y Diseño de videojuegos que ofrecen las universidades Tecnológica (UTN), Blas Pascal (UBP), Provincial (UPC) y Colegio Universitario IES. Además, según adelantó el presidente de la asociación, la UPC tiene en cartera dos diplomaturas más para lanzar. 

Perspectivas

La estructura de la industria, el basamento legal y la producción de los desarrollos de alta calidad catapultan al sector a un mercado mundial que comienza a verlo con otros ojos. “Estamos en condiciones de duplicar la base de estudios, ambición que tiene como principal condición, mantener la calidad y la estabilidad de las empresas”, apuntó el presidente. 

Con todo, tanto la asociación como el mismo gobierno, continuarán trabajando en conjunto para apuntalar su crecimiento. 

La formación de programadores de videojuegos es una realidad que debe partir desde las escuelas secundarias, y por la que ya algunas escuelas experimentales ProA (Programa Avanzado en Educación), con foco en las TIC y en el desarrollo de software, han dado sus primeros pasos. Del mismo modo,algunas escuelas privadas se suman a esta iniciativa dictando programación de videojuegos como parte de la materia Informática.

En forma paralela, ADVA ya ha mantenido encuentros con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, que en una primera instancia han dejado como resultado el compromiso de entender al desarrollo de videojuegos como parte de las “ciencias y las tecnologías”, lo que permite arbitrar acciones para promover esa actividades en los jóvenes estudiantes. 

“Vamos a acompañar a los jóvenes para que conozcan el sector, que comprendan que hacer videojuegos es más una cuestión creativa que técnica, y todo un desafío”, explicó. 

Entre los principales focos, apuntalar el desarrollo de videojuegos aplicados a otros sectores es clave. “Por ejemplo, se pueden armar simuladores que sirven como herramientas de capacitación, entender que pueden ser aplicaciones transversales a todas las industrias”, añadió el especialista.