Home  >   Negocios   >   Gama pesifica y redobla su plan de financiación a 30 años

Gama pesifica y redobla su plan de financiación a 30 años

Es para la compra de los departamentos en pozo de Ciudad Gama y los terminados de sus otros complejos. A quien paga la entrega de 34% le presta una vivienda o le descuenta de la cuota el valor del alquiler de su propiedad actual. El interés es de 0,50% en pesos más el índice de la Cámara de la Construcción

La desarrollista Gama sorprendió con dos nuevas propuestas disruptivas en los actuales contexto y actual mercado de departamentos. Por un lado, redobla el tradicional plan de financiación a 15 años por uno a 30 años, en el que cambia la moneda de dólares a pesos y reduce a la mitad el interés mensual. Por otra parte, lanza “Inversoy”, una propuesta que invita al inversor doméstico, ahorrista o millenials a formar parte de un esquema de financiación colectiva por el que recibirá una renta mensual en dólares.
En un contexto en el que la financiación bancaria se ha depreciado, con tasas de interés inviables y a falta de financiación a largo plazo -que en su momento fue suplida por los desarrollistas-, la compañía salió al cruce con un plan muy agresivo, según detalló ayer, Alejandro Powell, gerente de Marketing de Gama, en el marco de una conferencia de prensa llevada a cabo en el flamante complejo de oficinas ubicado en Colón 5034.

El plan de financiación propone un plazo de pago en pesos a 30 años, con un interés mensual de 0,5% más el índice mensual de la Cámara Argentina de la Construcción. La financiación se aplica a los actuales departamentos terminados y en venta de los complejos de Gama en Alto de Villa Sol, Villa Sol y Terra Forte, como así también a los departamentos en pozo de las primeras seis torres de Ciudad Gama, en Colón 5034.
Pero la novedad no es sólo la duplicación del plazo y la pesificación, sino que a quien realiza la entrega de 34% del valor de la unidad se le presta un departamento o se le paga el valor del alquiler de la propiedad en la que vive, hasta la entrega de la unidad comprada.
“Con el 34% pagado le prestamos un departamento o, si quiere continuar en la propiedad, le descontamos el valor del alquiler de la cuota, y el 66% restante lo puede financiar”, indicó, por su parte el gerente de ventas, Gustavo Abed, quien también agregó que la entrega de 34% se puede financiar de acuerdo a las posibilidades del cliente, en tres o seis años, plazo que corresponde a la última torre de la seis que están en comercialización.
Los precios de los departamentos de un dormitorio, de 56m2 entre propios y comunes, son $3.700.000, para lo cual una cuota rondará $7.500, según indicaron.
El precio de un departamento de dos dormitorios es de $5.800.000 y el de tres dormitorios es $6.300.000.

De dólares a pesos
“El aumento del dólar no refleja el aumento de la construcción”, argumentó Abed el motivo del cambio de moneda, aunque aclaró que el cliente que quiere adoptar el plan vigente en dólares, lo puede hacer, como así también, quien actualmente está pagando una financiación en dólares la puede pesificar. También se pueden adelantar cuotas, lo que se congelará su valor en el momento reduciéndose así el costo por interés y por índice de construcción.

Stock disponible para comprar
Los departamentos que se pueden comprar con esta financiación son 50 terminados en los complejos antes mencionados, y 800 unidades en pozo de las 1.800 de Ciudad Gama en comercialización, correspondientes a las primeras seis torres. La primera de ellas se entregará este año, y las otras, se irán entregando de manera sucesiva, con diferencias de plazo de entre ocho meses y un año, según apuntó Abed.

El público de Gama
Luego de un 2017 con gran merma de las ventas, Gama el año pasado recuperó su liderazgo, según indicó Powell basado en los indicadores de Ceduc. “El 50% de los departamentos financiados de Córdoba fue ejecutado por la desarrollista”, apuntó con relación a las mediciones de 2018.

Presentación y oficinas de alta “Gama”

– La presentación de los nuevos productos se ejecutó en el nuevo complejo de oficinas de Gama, donde se centralizaron todas las dependencias. Se trata de un complejo de 6 mil m2 donde trabajan 300 empleados, y que pertenece al complejo corporativo de 66 mil m2 , ubicado al frente de Ciudad Gama por Colón.

– La sede corporativa cuenta con cuatro pisos amplios, luminosos, dotados de alta tecnología, y caracterizados por una arquitectura y ambientación cálidas y modernas. Están distribuidos en una sala amplia de atención al cliente, salones de espera, oficinas, salas de reuniones, comedor y un auditorio para 300 personas. Además, cuenta con una terraza equipada, donde funcionará un bar. El auditorio como las salas de reunión como la terrazas serán compartidos con la comunidad empresaria sin costos “La idea es que podamos extender estos beneficios a la comunidad para que puedan realizar eventos, sólo hay que coordinar la agenda y estarán disponibles”, aseguró.

Una tentación para los millennials y pequeños ahorristas

Con base en un estudio de mercado realizado por la consultora Nielsen, Gama entendió que el paradigma de inversión en una unidad inmobiliaria está cambiando. Si bien gran parte de su público sigue siendo el que valora la propiedad para vivir, también hay un potencial al que quieren llegar para pensar en un negocio a largo plazo. Se trata de las generaciones Z e Y, para quienes el interés pasa más por “vivir el presente” que por “hipotecar el futuro”, según explicó Powell. Con todo, para ellos el crowfounding y las distintas opciones de emprendorismo son las prioridades.
Sobre esta base, Gama abre las puertas a este tipo de potenciales clientes, es decir, los que tienen deseos de capitalizarse y los que tienen pequeños ahorros para invertir.
Con el plan Inversoy ofrece un esquema de financiación colectiva por el que el inversor puede destinar un mínimo de US$5.000 y participar del desarrollo de un departamento, concretamente ubicado en la torre 4 de Ciudad Gama.
“El inversor deposita su dinero, que mensualmente le generará una renta en dólares de 0,75%, la que podrá retirar todos los meses por ventanilla”, dijo Abed.
“Como es una inversión en activos no líquidos, el inversor tiene cinco años mínimo de plazo para poder ejercer la opción de compra. Si compra, se calcula el porcentaje ya invertido y abona el resto, de lo contrario puede realizar la extracción”, agregó Powell.
La modalidad se ejerce mediante acuerdo de participación y se busca captar al inversor doméstico, según indicó el gerente de Marketing.

Ventajas
La renta de 0,75% mensual es tres veces mayor a lo que está dejando una renta tradicional de departamento, según dijeron. Como negocio, para Gama es un acierto, en tanto se “paga una alta renta, pero la inversión es la más barata que se puede conseguir en la plaza”, explicó Abed.