Home  >   Negocios   >   Clínicas reclaman por los aranceles y resienten servicio

Clínicas reclaman por los aranceles y resienten servicio

Hoy y mañana, los sanatorios privados de Córdoba realizarán distintas medidas de fuerza. Según el caso, cobrarán plus o restringirán los turnos, aunque aseguran que no suspenderán las cirugías ni la atención de urgencias.

En concordancia con lo decidido la semana pasada en una reunión de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (Adecra), en Buenos Aires, las distintas entidades de Córdoba adherirán hoy y mañana a una medida de fuerza del sector, en reclamo por la actualización de los aranceles que las clínicas cobran a prepagas y obras sociales.

La medida de fuerza, por 48 horas, consistirá en el cobro de plus a los pacientes y en la restricción de la entrega de turnos, según estipule cada institución.

“Confirmamos para mañana (por hoy) y pasado la realización de un paro de 48 horas que tendrá distintas implicancias según la clínica o el sanatorio”, dijo a Comercio y Justicia Marcos Lozada (foto), presidente de la Cámara de Empresas de la Salud de Córdoba (Caescor).

“En tanto, en principio, no se suspenderán las cirugías programadas y se atenderán las urgencias”, especificó Lozada.

“En lo que va del año, la actualización de los aranceles que percibió el sector fue de alrededor de 8%, mientras en realidad estimamos que nos faltaría un 20%”, explicó el presidente de la camara de las empresas locales de salud.

“Respecto de cómo vemos el futuro, realmente estamos sin perspectivas porque si bien ya se han realizado los planteos necesarios en el Gobierno, ya vamos por el segundo tramo del aumento salarial y no tenemos novedades de la actualización”, agregó.

Incrementos
Según especificó Caescor a este medio, durante 2013 las prepagas lograron un aumento acumulado de alrededor de 16%, del cual el primer tramo de 8% correspondía a un escalonado del año pasado. En tanto, en agosto se autorizó un incremento correspondiente a este año de 9,5%, el cual fue trasladado casi por completo a los aranceles de las clínicas privadas, pero el incremento no alcanza a cubrir los costos y los aumentos salariales.