Home  >   Economía   >   Transporte: desactivan juicios de empresas, adjudican concesión y avanza suba de boleto

Transporte: desactivan juicios de empresas, adjudican concesión y avanza suba de boleto

Coniferal y Ciudad de Córdoba homologaron el acuerdo con el municipio en sede judicial y ya no hay demandas pendientes. El intendente Mestre adjudicó la licitación y prepara la firma de los contratos para el debut del nuevo sistema. En 45 días ingresará al Concejo un incremento en el precio del pasaje.

La Municipalidad de Córdoba adjudicó a las empresas Coniferal, Ciudad de Córdoba, Ersa y Autobuses Santa Fe la licitación para concesionar el servicio de transporte urbano de pasajeros por los próximos 10 años, sistema que debutará -en principio- el 1 de marzo próximo.

El dato fue confirmado a Comercio y Justicia por el secretario de Transporte, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, quien anticipó que la firma de los contratos respectivos se concretará en los próximos 15 días.

La adjudicación se produjo luego de que la semana pasada Coniferal y Ciudad de Córdoba homologaron en sede judicial el acuerdo alcanzado con el municipio respecto, por un lado, al convenio para evitar la eventual ejecución de sentencia tras un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) por diferencias respecto al valor del boleto durante la gestión de Luis Juez.

Paralelamente asentaron el acuerdo por el cual desistieron de otras demandas en curso por el mismo tema que aún no habían llegado a sentencia.

La información fue confirmada tanto por Díaz Cardeilhac como por referentes de las dos prestatarias. En ese marco, el funcionario municipal anticipó que la estrategia oficial apunta ahora a hacer debutar el futuro esquema el primero de marzo próximo, señaló.

En la misma línea, admitió que en febrero el Ejecutivo enviaría al Concejo Deliberante la nueva minuta de costos que fije una suba de tarifas para el transporte urbano.

Aunque el funcionario evitó precisar montos, trascendió que se ubicará por encima de 5 pesos, esto es al menos 22 por ciento superior al valor actual de 4,10 que se votó a comienzos de enero pasado.

La minuta de costos ingresará en sesiones extraordinarias, probablemente en los primeros días de febrero y será aprobada durante ese mes, previo al inicio del período ordinario de sesiones, el 1 de marzo.

En tanto, una vez puesto en marcha el nuevo sistema habrá una nueva revisión tarifaria, en principio en agosto o septiembre próximo, para evaluar la ecuación económico-financiera de las prestatarias en función de los profundos cambios que se prevén en los servicios a partir del debut del nuevo esquema.

El transporte que se viene
De acuerdo con los pliegos de licitación votados por el Concejo Deliberante, las empresas concesionarias tendrán a su cargo los servicios en los cuatro grupos en los que fue dividida la ciudad -incluye dos corredores principales cada grupo- por un plazo de 10 años.

En ese marco, las empresas deberán contar con una flota total superior a 800 unidades entre cero kilómetro y vehículos articulados que prestarán servicio en los denominados carriles Solo Bus.

Paralelamente, coexistirá una serie de tarifas en paralelo, a diferencia del sistema actual.
Concretamente, el artículo 16 de los pliegos enumera las diferentes alternativas:

“a) Tarifa Masiva: tiene el valor que determina el Concejo Deliberante a propuesta del Ejecutivo en base a la fórmula polinómica prevista en el Anexo II y permite la realización de combinaciones dentro de la misma zona con líneas interbarriales sin cargo adicionales.

b) Tarifa Interbarrial: tiene un valor de un 20 por ciento por debajo de la Tarifa Masiva y permite la realización de combinaciones pagando la diferencia al servicio al que se accede.

c) Tarifa de Anillos: tiene un valor de un 15 por ciento por encima de la Tarifa Masiva, permite todo tipo de combinaciones con líneas principales, complementarias y interbarriales de todas las zonas para llegar a un destino.

d) Tarifa con Combinación: tiene un valor de un 25 por ciento por encima de la Tarifa Masiva, permite todo tipo de combinaciones con líneas principales, complementarias, interbarriales y anillos de todas las zonas, para llegar a un destino.

e) Tarifa Nocturna: es la correspondiente a los viajes realizados en el horario nocturno, tiene un valor de un 15 por ciento por encima de la tarifa que corresponde al viaje que realiza.

f) Tarifa Diferencial: tiene un valor del 100 por ciento por encima de la tarifa masiva”.

Esa mutiplicidad de tarifas y el uso que realicen de esos servicios los usuarios obligarán a una revisión de la ecuación económico-financiera de las compañías y del sistema en general, en los primeros seis meses de concesión. Esa revisión podrá derivar en cambios y eventuales subas en los valores vigentes.

En cuanto a los aspectos medulares de los pliegos, incluyen un sistema constituido por “ocho zonas, prestadas por Servicios Básicos”.

Bajo ese concepto se incluyen las denominadas Líneas Principales que asimismo contemplan los corredores “Sólo Bus” conformadas por buses de alta capacidad, que se caracteriza por mayor concentración de viajes y mayor velocidad comercial.

También incluye Líneas complementarias, Líneas interbarriales, Líneas anulares y Líneas diferenciales.

Finalmente, con respecto a la tarifa, la actualización “será evaluada por la Autoridad de Aplicación a solicitud de las empresas concesionarias que lo propongan, cuando la variación en los costos supere el 10 por ciento. La revisión se realiza por empresa y podrá revisarse hasta dos veces en el mismo año”.

Juicios y arreglo
El acuerdo homologado la semana pasada con Coniferal y Ciudad de Córdoba puso fin a un largo litigio judicial que terminó en la CSJN y que involucraba un monto potencial de $350 millones de quebranto para las arcas municpales.

Con todo, el acuerdo fue duramente cuestionado por la oposición política, que entendió que el municipio no tenía por qué pagar a las prestatarias. Más aún, advirtió de que podría haber ejercido el poder que implicaba impedir que las empresas resultaran adjudicatarias de la futura concesión si mantenían juicios abiertos.

El municipio argumentó lo contrario: que justamente haciendo uso de ese poder, la comuna logró cerrar un acuerdo “muy ventajoso” para las arcas públicas.

Como fuere, el preacuerdo suscripto en agosto último, homologado en la Justicia en las últimas horas, fue el capítulo final de una saga que se inició en 2004 y que se replicó luego en 2006.

Las diferencias surgieron por aumentos aprobados por el Concejo Deliberante en el precio del boleto que no se condecían con los cálculos de la minuta de costos elevada por el Ejecutivo.

Esas diferencias derivaron en reclamos administrativos, primero, y luego en demandas judiciales. Las primeras, de 2004, tanto de Coniferal como de Ciudad de Córdoba, llegaron al Tribunal Superior de Justicia que “condenó” a la Municipalidad aunque sin fijar un “quantum” y requirió a las partes abrir una “negociación de 90 días” para alcanzar un acuerdo por la situación.

Mientras tanto, el caso llegó a la CSJN, que denegó un recurso extraordinario interpuesto por el municipio.

La situación derivó finalmente en un acuerdo: $60 millones para las empresas de los cuales $12 millones eran a modo de condonación de multas y deudas de patente y los otros $48 millones a cancelar en Títulos de Consolidación Municipal (TCM). Las prestatarias recibirán 20% de TCM clase A (ya vencieron y fueron integrados en efectivo), S40% de clase B (vencen en 2015) y otro 40% en títulos Serie C (2019).