Home  >   Economía   >   Llaryora activa pasividades y busca ahorrar $1.000 millones anuales

Llaryora activa pasividades y busca ahorrar $1.000 millones anuales

Hay 1.120 agentes en condiciones de adherir, confirmó a Comercio y Justicia Verónica Bruera, secretaria General. Estará operativa desde el martes y hasta el 30 de abril. Excluye a equipos de salud y docentes. La medida antecede al discurso del intendente el domingo en la apertura de sesiones del Concejo Deliberante

La Municipalidad de Córdoba activará desde el martes próximo un régimen de pasividades anticipadas voluntarias, medida por la que podría reducir hasta mil millones de pesos anuales las erogaciones en personal.

La herramienta informada oportunamente por Comercio y Justicia a fines de diciembre pasado en el marco de la aprobación del paquete de proyectos económicos aprobados por el Concejo Deliberante en el marco de la emergencia, quedará operativa desde la semana próxima luego que el intendente Martín Llaryora firmara el decreto que reglamenta la norma.

En ese marco, la secretaria General, Verónica Bruera, aseguró a este medio que la iniciativa permitiría la adhesión de 1.120 agentes que revisten en el escalafón general. En ese marco, quedan excluidos 920 empleados de salud y educación, áreas para las que no se habilitó la herramienta.

Bruera aseguró que, en el caso hipotético que adhirieran todos los potenciales beneficiarios, el ahorro mensual para las arcas municipales llegaría a 76 millones de pesos mensuales.

El régimen estará habilitado hasta el 30 de abril próximo.

La alternativa aparecía incluida en las normas de emergencia aprobadas por el Concejo Deliberante bajo el título Organización Administrativa. En ese marco señalaba que la comuna podrá “establecer un Régimen de retiro voluntario para los empleados (…) limitado a quienes le faltaren menos de diez años para acceder a un beneficio jubilatorio”.

Se trata, al fin y al cabo, de la adhesión al régimen que instrumentó la ley provincial 8836, una de las normas vinculadas al Nuevo Estado votadas durante la primera gestión de José Manuel de la Sota en la gobernación.

En ese sentido, Bruera indicó que el régimen es el que allí se habilita y el que, en definitiva, ya implementó tiempo atrás EPEC y la Caja de Jubilaciones, entre otras reparticiones.

La medida permite la adhesión de aquellos agentes a los que les falten entre uno y 10 años para acceder a la jubilación ordinaria.

En el caso de los empleados que al 31 de marzo les resten 10 años para pasar a situación pasiva, percibirán el 60 por ciento del salario actual.

“Seguirán revistiendo como agentes activos con los aportes correspondientes aunque no trabajarán y recién se jubilarán cuando reunan los requisitos de ley”, recordó Bruera.

Asimismo, dijo que la idea es que los cargos que quedan vacantes no se cubran, de ahi el ahorro que se pretende alcanzar.

Siguiendo con la escala de pago, a los que aún les resten 9 años para jubilarse, cobrarán el 62 por ciento del salario activo. En tanto, para ocho años el porcentaje sube al 64 por ciento, para siete años al 66 por ciento y para los que aún les falten seis años para acceder a la jubilación, les corresponderá el 68 por ciento del haber.

Mientras tanto, para los agentes a los que les resten cinco o menos años para jubilarse, el beneficio mensual corresponderá al 70 por ciento del salario actual.

En principio y según trascendió, habría numerosos agentes interesados en acceder a la medida.

La norma votada oportunamente en el marco de la emergencia económica permite asimismo al municipio avanzar con el “pago de sumas no remunerativas, siempre que sean de carácter extraordinario y transitorio”.

En la misma línea, el artículo 18 faculta al Ejecutivo a “realizar una reestructuración del personal de gabinete, tomando las medidas pertinentes a los fines de racionalizar las estructuras, suprimiendo o congelando cargos conforme a las necesidades del servicio”.

Por lo pronto, la decisión ya tomada de achicar en 25 por ciento la planta de funcionarios, generará un ahorro de 160 millones de pesos anuales, según se indicó oportunamente.

La decisión del intendente Llaryora de activar una herramienta incluida en el paquete de Ordenanzas de emergencia se produce horas antes de que el jefe comunal pronuncie su primer discurso de apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.

El acto se concretará el domingo primero de marzo desde las 19 en la escuela San Antonio de Padua de barrio San Vicente.

Vencen Inmobiliario y Automotor

En tanto, hoy vencerá el plazo para abonar las contribuciones que inciden sobre Inmuebles y sobre los Automotores que cobra la Municipalidad de Córdoba, luego de la prórroga que se resolviera tiempo atrás.

Según se informó oportunamente, la fecha incluye el vencimiento de las primeras cuotas y de la cuota única.

Inicialmente, el Inmobiliario vencía el lunes 10 de febrero (primera cuota, cuota única y primera media cuota) y el Automotor el 12 de febrero (primera cuota) y el viernes 14 (la cuota única).

El fuerte incremento aplicado particularmente en el Inmobiliario pero también la suba en Automotores, en este caso por alza de la base imponible producto del incremento del valor de los rodados, generó resistencia entre los contribuyentes y duras críticas desde la oposición política. Los cuestionamientos apuntaban a que las subas eran superiores a las informadas oportunamente al momento de la presentación de la Tarifaria, tema que generó cruces entre funcionarios y concejales de la oposición.

En ese marco, desde el municipio resolvieron entonces prorrogar los vencimientos que ahora operarán hoy viernes.