Home  >   Economía   >   Las transferencias de Nación a las provincias cayeron 4,6% en 2018 y golpearon a Córdoba

Las transferencias de Nación a las provincias cayeron 4,6% en 2018 y golpearon a Córdoba

Los recursos corrientes disminuyeron 4,1% y los de capital, 5,31%. Las mayores bajas de produjeron en transporte, desarrollo social y educación. La merma impactó no sólo en la Provincia sino también en la Municipalidad de Córdoba

En 2018, las transferencias corrientes y de capital del Gobierno nacional a las provincias alcanzaron 141.973 millones de pesos, 4,64 por ciento por debajo de las registradas en el año inmediato anterior.
La baja es aún más pronunciada si se considera la erosión sobre los fondos por una inflación que el año pasado, según el Indec, alcanzó 47,6 por ciento.
Si bien los datos incluidos en el Informe Mensual sobre Ingresos y Gastos del Sector Público no Financiero publicados por el Ministerio de Hacienda y Finanzas no incluyen un desglose por provincia, la disminución de fondos golpeó a Córdoba y también a la Municipalidad local y a otras comunas.
En el caso de la Provincia, el Gobierno confirmó que la deuda que la Nación mantiene sólo en obras viales asciende a unos 7 mil millones de pesos. Se trata de compromisos asumidos oportunamente por la administración de Mauricio Macri y con la de Juan Schiaretti para que aquélla financiara parte de obras claves como la autovía a Río Cuarto, la conclusión de la Circunvalación, el Camino de Altas Cumbres e incluso la denominada Variante Costa Azul y el puente sobre el lago San Roque. “La acreencia existe y son compromisos firmados pero hemos acordado que, mientras no tengan recursos, al menos aceleren las obras de la autopista a San Francisco”, indicó ayer a Comercio y Justicia una fuente del Ejecutivo provincial.

Con la Municipalidad de Córdoba ocurre algo similar. Los recursos de capital comprometidos para determinadas obras se fueron demorando y en muchos casos nunca llegaron. Es por esa causa, en parte, que la Nación alentó a la administración de Ramón Mestre a gestionar un crédito con el Banco Ciudad por 200 millones de pesos para avanzar en obras vinculadas con el denominado Distrito Ciudadano, en la zona de Forja, en donde también se emplazará la futura sede del Concejo Deliberante.
Con todo, no todos fueron recortes por ese concepto. También hubo menos transferencias para subsidiar el transporte, dato que quedó reflejado en los números globales informados por Nación. La caída en ese rubro será este año aún mayor y obligará a las provincias a asumir en parte los costos que genere el retiro de subsidios a ese servicio.
De hecho, ayer se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia una resolución firmada por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, en la que se incrementa el cálculo de erogaciones del Presupuesto provincial en cursos por un total de 1.236,07 millones de pesos destinados al Fondo de Asistencia al Transporte, justamente para neutralizar en parte la quita de subsidios dispuesta por el Gobierno nacional.
En tanto, otro de los recortes alcanza a Educación y llega a partir del ajuste en el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), recursos que impactan en los salarios de los educadores y que la Provincia debe cubrir con ingresos propios.

Altas y bajas

De acuerdo con los datos del Ministerio de Hacienda y Finanzas, si bien hubo caída tanto en las transferencias corrientes como en las de capital, se produjeron comportamientos disímiles según las partidas específicas que componen cada concepto.
En el caso de las transferencias corrientes, en 2018 alcanzaron 79.266 millones de pesos, 4,1 por ciento menores que las de 2017. Dentro de ese rubro, las partidas destinadas a Educación llegaron a 28.047 millones de pesos, 11,3 por ciento menos que en el año inmediato anterior. En tanto, las destinadas a Seguridad Social escalaron a 19.529 millones de pesos, 80 por ciento por encima de 2017. Allí se inscriben los recursos destinados a cubrir el déficit de las cajas previsionales provinciales no transferidas a la Nación, entre ellas la de Córdoba.
Por su parte, para Desarrollo Social hubo 3.764 millones de pesos, 19,4 por ciento menos que el año anterior.
En cuanto a Salud, los recursos alcanzaron 9.698 millones de pesos, 27 por ciento superiores al ejercicio anterior. Finalmente, bajo el concepto Otras transferencias corrientes se computaron 18.258 millones de pesos, 34,6 por ciento menos que en 2017.
Respecto a las transferencias de capital, totalizaron 62.707 millones de pesos, 5,31 por ciento inferiores al año anterior.
Dentro de esos recursos, los giros para Energía llegaron a 10.045 millones de pesos, 121,6 por ciento mayores al ejercicio pasado. En Transporte, las transferencias de capital fueron de 7.161 millones de pesos, 33,7 por ciento inferiores a 2017. En Educación, las erogaciones se ubicaron en 7.826 millones de pesos, 19,3 por ciento mayores. En tanto, en el área de Vivienda, los fondos transferidos llegaron a 20.197 millones de pesos, 2,4 por ciento por debajo de los de un año atrás. Asimismo, para Agua potable y alcantarillado se giraron 5.348 millones de pesos, 16,4 por ciento más que un año atrás.

Finalmente, Otras transferencias de capital totalizaron 12.130 millones de pesos, 36,3 por ciento menores que las de 2017.
La Provincia acelera créditos
En otro orden, el Gobierno provincial publicó ayer sendos decretos que avanzan en la toma de créditos por 500 millones de pesos y 60 millones de dólares, respectivamente.
En el primer caso se aprueba el modelo de contrato del préstamo a suscribir con el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR), que se utilizará para afrontar proyectos de obra pública. El fondeo se devolverá en ocho años con un período de gracia de ocho meses, según el convenio suscripto. Los recursos irán a pagar parte del proyecto de la denominada Variante Costa Azul y el puente sobre el lago San Roque.
En paralelo, también se aprueba el modelo de contrato del préstamo a suscribir entre la Provincia y el Fondo de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) para el Desarrollo Internacional (OFID), destinado a financiar obras de agua y saneamiento. Ese crédito será a 18 años de plazo, con un período de gracia de 4 años, una tasa de Interés anual de 5,1 por ciento, amortización semestral y servicios de interés semestrales.

Los trabajos a financiar incluyen obras básicas de desagües cloacales para las localidades de Cosquín, Santa María de Punilla y Bialet Massé, y el sistema de tratamiento de efluentes cloacales de Mina Clavero y Cura Brochero. Además, se solventarán los proyectos de desagües cloacales para la cuenca media oeste del San Roque y el saneamiento de Sierras Chicas, que incluye desagües cloacales de Río Ceballos, Unquillo, Mendiolaza, Villa Allende y Saldán.
Según datos informados a Comercio y Justicia por fuentes oficiales, ambos créditos estarían disponibles en los próximos 30 días. Con esos recursos más los créditos ya gestionados ante el Deutsche Bank, fondos kuwaitíes y el préstamo de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), la Provincia en principio no tiene en carpeta la salida al mercado para fondearse con la emisión de un título.
“Vamos a esperar. Con el riesgo país aún en estos niveles por ahora no tenemos en vista una emisión”, confirmó el informante.