Home  >   Economía   >   La obra pública no cede, cae el ahorro y la deuda provincial “saltó” $10 mil millones

La obra pública no cede, cae el ahorro y la deuda provincial “saltó” $10 mil millones

Los gastos de capital acumularon 13.404,9 millones, 115% mayores al año anterior. Sin embargo, pese a la fuerte suba, ya crecen por debajo de meses anteriores. El superátiv financiero cayó 20,3% con relación a 2017. El pasivo provincial llegó a $63.724 millones, con un dólar aún a 24,96

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

Las erogaciones de capital del Gobierno provincial, principalmente destinadas a la obra pública, acumularon hasta el 31 de mayo 13.404,9 millones de pesos, 115,4 por ciento mayores a igual período del año pasado.
La suba porcentual, aunque contundente, fue casi la mitad de la exhibida en el mes anterior cuando había crecido 210 por ciento, siempre con relación a 2017.
En términos nominales, sólo en mayo se erogaron 3.635 millones de pesos extra con relación a abril último. En tanto, en el cuarto mes del año se contabilizaron gastos por ese concepto por poco más de 3.500 millones de pesos.
Las cifras relevan al fin que el ritmo de obra mantenía su dinámica al menos hasta mayo aunque ya con algún signo de desaceleración respecto a los valores de crecimiento de meses anteriores.
Es de suponer que el ritmo de avance de ese gasto terminará afectado más temprano que tarde por la incipiente baja de los ingresos corrientes impactados por la crisis y pese a los intentos del gobernador Juan Schiaretti por sostener los canales de financiamiento de la inversión por obras, ahora con un crédito de hasta 150 millones de euros que gestionó la semana pasada ante la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) en París, Francia.

La fortaleza del gasto en obras impactó una vez más sobre el superávit primario y financiero del consolidado de la Administración Pública no Financiera que, además de la Administración General, incluye la Agencia Córdoba Inversión y Financiamiento (AFIP) que básicamente ejecuta obras, y la Caja de Jubilaciones.
En tanto, la deuda pública consolidada alcanzó a 63.724,1 millones de pesos, más de 10 mil millones de pesos por encima de abril pasado (ver aparte).
Respecto al superávit, según los datos oficiales informados al 31 de mayo por el Gobierno provincial, el primario, esto es la diferencia entre ingresos y gastos menos el pago de intereses de deuda, llegó a 4.703,8 millones de pesos, 4,13 por ciento menos que un año atrás. Esa baja en rigor fue producto del fuerte impacto negativo de la ACIF y también de la Caja de Jubilaciones que licuó buena parte del resultado positivo de 17.169 millones de pesos de la Administración General.
En cuanto al resultado financiero del consolidado de la Administración Pública no Financiera, fue de 3.335,7 millones de pesos, 20,3 por ciento menor que en 2017.
Al igual que en el primario, en el financiero también el aporte llegó por el lado de la Administración General que registró un ahorro de 9.719,6 millones de pesos, casi tres mil millones de pesos por encima del año pasado. Sin embargo, los gastos en cabeza de la ACIF erosionaron esa cifra hasta ubicarla en los valores mencionados.

Ingresos y gastos
El deterioro del resultado financiero y también del primario es producto de ingresos consolidados que, si bien aún muy superiores al gasto, crecen por debajo de las erogaciones.
De acuerdo a los datos oficiales, los ingresos totales fueron de 82.027,1 millones de pesos, 34,5 por ciento mayores que los de un año atrás, mientras que los gastos totales alcanzaron 78.611,3 millones de pesos, 38,4 por ciento por encima de 2017.
Al igual que en el tema del resultado primario y financiero, el aporte de los ingresos llegó principalmente por el lado de la Administración General que reportó recursos totales por 69.650,1 millones de pesos, 35,6 por ciento más que un año atrás. En tanto, los gastos totales fueron de 52.559,7 millones de pesos, 29,1 por ciento superiores a 2017.
La mejora, una vez más, quedó neutralizada en parte con las mayores erogaciones de ACIF y la Caja, esta última con un déficit operativo de 3.777,9 millones de pesos.
Por lo demás, la Administración Central muestra por ahora una fortaleza en su estructura que queda reflejada en el ahorro corriente.

Efectivamente, de acuerdo a la ejecución presupuestaria a mayo, los ingresos corrientes crecieron 33,2 por ciento y los gastos corrientes 28,2 por ciento.
Así, el resultado económico (diferencia entre uno y otro concepto) fue de 19.653,1 millones de pesos, 47,5 por ciento mayor a un año atrás.
Dentro de los gastos corrientes, las erogaciones destinadas al pago de salarios al personal alcanzó en los primeros cinco meses del año a 26.023,6 millones de pesos, 25,06 por ciento más que en 2017.

La importancia de ese rubro es clave y queda en evidencia por su volumen. Representa la mitad de los 52.559,7 millones de pesos de gastos totales de la Administración General.
Se trata de un gasto inelástico que de hecho subiría este año de manera preocupante respecto a los ingresos aunque aún esa ecuación no se perciba.
Es que si bien por ahora crece al 25 por ciento interanual -la recaudación total sube por encima del 30 por ciento-, al estar atado a la inflación por cláusula gatillo, ajustará por precios en tanto que los recursos, particularmente los propios a cargo de Rentas, ya vienen mostrando debilidad al punto tal de que, en junio y por tercer mes consecutivo, crecieron por debajo de la inflación, esto es mostraron una baja en términos reales.
El tablero de comando de Finanzas tiene un seguimiento al día del impacto de esas erogaciones sobre las cuentas públicas.

Por efecto dólar
La deuda ya roza los $64 mil millones pero aún sin impacto pleno de la devaluación

La deuda pública consolidada de la Provincia alcanzaba al 31 de mayo pasado 63.724,1 millones de pesos, más de 10 mil millones de pesos por encima de la registrada al 30 de abril, esto es apenas un mes atrás.
El aumento de pasivo obedeció exclusivamente a la devaluación del peso en ese período. Sucede que 96 por ciento del pasivo provincial está nominado en dólares. Sin embargo, la deuda a mayo fue calculada con un tipo de cambio de 24,96 pesos por dólar, muy por debajo aún de los 28,39 pesos con los que cerró el viernes pasado.
De esta forma, si el pasivo se actualizara conforme el valor de la divisa estadounidense de la fecha, el rojo consolidado se ubicaría en 71.858,9 millones de pesos.
Así, en apenas dos meses y medio, la deuda provincial creció casi 20 mil millones de pesos. Para tener una noción de ese monto, vale mencionar que el costo total del cierre de la avenida de Circunvalación se ubica apenas por debajo de 10 mil millones de pesos. Es decir, la suba de la deuda en sólo dos meses se “comió” dos cierres de la Circunvalación.
Por lo demás, el pasivo volverá a aumentar en breve cuando si es que se concreta el crédito de la AgenciaFrancesa de Desarrollo (AFD) por 150 millones de euros. Suponiendo que se confirme el monto, si el desembolso fuera en tramos aunque este mismo año, el pasivo total cerraría ya cerca de los 80 mil millones de pesos, siempre que el tipo de cambio no suba muy por encima de la inflación. El monto es casi 50 por ciento de los ingresos totales que prevé la Provincia para este año.