Home  >   Economía   >   La inflación fue la menor desde 2017 aunque sin respiro en alimentos

La inflación fue la menor desde 2017 aunque sin respiro en alimentos

Subió 1,34% en abril en Córdoba y 1,5% en el país. Pese a la desaceleración, alimentos escaló 2,71%, con fuerte incidencia en productos estacionales como frutas y verduras. Hubo deflación en determinados rubros. El freno que pusieron los precios regulados -como tarifas- incidieron en los números

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó 1,34% en abril en Córdoba, el porcentaje más bajo desde octubre de 2017. De esta forma, en el año, la inflación suma 9,93% y 44,63% en los últimos 12 meses.
En tanto, en el ámbito nacional, la suba en abril fue de 1,5% y 9,4% en los primeros cuatro meses. En la comparación interanual, el alza fue de 45,6%, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
En cualquier caso, los datos de abril mostraron una clara desaceleración con relación a meses anteriores.
Sin embargo, el rubro Alimentos y bebidas continuó traccionando el indicador al alza, mientras que otros mostraron incluso deflación con relación al mes anterior.
Por ahora, los precios regulados son los que frenan el indicador general, principalmente los servicios públicos con tarifas congeladas. El punto será ver hasta cuándo se sostendrán esas políticas, entre otros motivos por la posible escalada del precio del dólar, más allá de los intentos oficiales por contenerlo.
Por lo demás, la caída del consumo en general por la cuarentena obligó a que muchos rubros no registran aumentos.
Párrafo aparte para las mediciones de determinados sectores que, por el parate, no ofrecieron precios disponibles. Todos los faltantes fueron informados por el Indec en el caso del indicador nacional.

Por rubro
Respecto a la evolución de los precios de abril, según la Dirección de Estadísticas y Censos de Córdoba, Alimentos y bebidas trepó 2,71% por el alza de 10,43% en Frutas y 8,99% en Verduras. El resto, salvo Carnes y derivados -que subió 2,8%-, mostró incrementos menores.
En el año, Alimentos muestra una suba de 14,07% y de 48,54% en la comparación interanual.
También fue importante el aumento en el rubro Equipamiento y mantenimiento del hogar, que trepó 2,71%, aunque su incidencia es ciertamente menor en el indicador general.
El resto de los rubros registró subas muy por debajo del IPC y hasta incluso deflación.
Así, un sector clave como Propiedades, combustible, agua y electricidad, que incluye a los servicios públicos, subió apenas 0,65%. Esos precios están congelados al menos hasta junio inclusive. El presidente Alberto Fernández dijo que los mantendrá sin cambios, aunque el panorama no es tan claro.
Por lo demás, Salud subió 1,35% pero con un alza significativa en Servicios para la salud, que escaló 4,45%.
En tanto, Transporte y comunicaciones aumentó 0,42% y Esparcimiento 0,75%. Asimismo, el rubro Bienes y servicios varios se incrementó 1,15%.
Finalmente, dos rubros exhibieron bajas. Por un lado Enseñanza, que se redujo 0,17%, e Indumentaria y calzado, -1,39%, siempre en relación con el mes anterior.
De esta forma, los precios estacionales crecieron 3,43% y los regulados, 0,27%. En tanto, el IPC núcleo aumentó 1,59%. En el año, los primeros se incrementaron 18,32% y los regulados, 5,69%. El núcleo, 11,01%.

A escala nacional
En tanto, según el Indec, en abril fue de 1,5% la suba nacional, 1,8 punto porcentual por debajo del aumento de 3,3% registrado en marzo.
El rubro Alimentos y bebidas fue el que más influyó en el incremento de abril, al marcar más 3,2% respecto al mes precedente.
La suba de abril de 1,5% fue la más baja desde noviembre de 2017.
El mes pasado, el alza en Alimentos fue compensada en términos estadísticos con las bajas de 4,1% en Comunicación y de 1,5% en Educación.
En tanto, los precios relativos a Vivienda, agua, electricidad y combustibles se mantuvieron sin cambios debido a la decisión del Gobierno de congelar las tarifas de servicios, naftas y gasoil.
Posterior a la difusión de los datos, el titular del Indec, Marco Lavagna, destacó “la dificultad que presenta realizar estadísticas en medio de la pandemia” porque muchos negocios, de rubros enteros inclusive, estuvieron cerrados.
“Por ejemplo, en Indumentaria, Bares y restaurantes, y Hotelería, que estuvieron cerrados, no pusimos ‘cero’ sino que mantuvimos la variación promedio, para no afectar, para arriba o para abajo, el cálculo final”, explicó Lavanga.
El funcionario dijo que las restricciones impuestas por las medidas de aislamiento por el coronavirus “nos obligaron a acelerar todos los procesos de mejora de calidad y comunicación”, y que “así fue como suspendimos los trabajos presenciales y pasamos a impulsar otros mecanismos a distancia, que ya estábamos usando”, como la recolección de datos vía telefónica o por Internet.
“Nosotros relevamos en abril 200.000 precios pero dejamos otros 130.000 (sin relevar) porque los negocios estaban cerrados”, dijo el funcionario, quien destacó que en ese marco la entidad tuvo especial cuidado en relevar los “mismos” productos comprendidos en la medición anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *