La economía de Córdoba pierde $2 mil millones por día por el “parate”

Es una estimación en función de los sectores afectados y con una proyección del Producto Geográfico Bruto (PGB) de la provincia a precios corrientes. El sector Servicios es el más crítico y aporta el 46,6% del total. Pero también hay caída en la producción de Bienes. Cada día se restringe más el movimiento

 

 

Promos Naranja

Alfredo Flury aflury@comercioyjusticia.info

La parálisis que cada día afecta a más sectores de la economía producto del impacto del coronavirus sobre Argentina, impacta en la pérdida de unos 2 mil millones de pesos diarios en la provincia de Córdoba.
La estimación elaborada por Comercio y Justicia es a partir de una proyección del Producto Geográfico Bruto (PGB) de Córdoba a precios corrientes y en función del aporte de cada sector.
Se trata por cierto de un dato teórico pero aproximado que, no obstante, se revisa de manera constante.
El número surge en función de actualizar el PGB anual a la fecha y dividirlo por la cantidad de días del año. Esa aproximación es la que realizó el Gobierno nacional cada vez que hubo un paro general de actividades.
Para esta ocasión, la estimación debió indagar respecto al aporte de cada sector de la economía al cálculo del producto.
No es sencillo obtener precisión sobre ese punto. Porque en general todos los sectores están golpeados en mayor o menor medida. Sin embargo, a grandes rasgos, son los vinculados al sector Servicios los que por ahora sientes un mayor impacto. En menor medida lo hace la producción de Bienes, aunque con matices.
Por ahora nadie hace cálculos, porque todo se sucede de una forma muy dinámica, con una evolución creciente y de una magnitud diaria.
De hecho, la situación fue cambiando a medida que los gobiernos nacional, provincial o municipal tomaban medidas restrictivas sobre el funcionamiento de servicios determinados, asistencias laborales restringidas o directamente recesos administrativos en escuelas y sector público.
Ayer, se sumaron la obligatoriedad del “parate” en hoteles y, en Córdoba, el cierre del shoppings el fin de semana largo.
En ese marco, los números son contundentes aún con el riesgo de la falta de precisión, pero con algunos datos objetivos.
Según cifras oficiales, el PGB de la provincia de Córdoba de 2017 fue de $759.365 millones a precios corrientes. Es el último dato disponible en la página de la Dirección de Estadísticas y Censos del Gobierno provincial.
Así, como base hay que actualizar esa cifra. Para eso se tomaron datos de la evolución del Producto Interno Bruto (PIB) de la economía argentina constatados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), siempre a valores corrientes.
En ese análisis, en 2018, el PGB habría escalado a $1.042.604 millones mientras que en 2019 se habría situado en $1.407.515 millones de pesos. Siempre con la salvedad de que se trata de proyecciones a precios corrientes.
Fueron dos años de recesión y que derivaron en una baja del PGB a valores constantes. Sin embargo, a valores nominales, el producto siguió creciendo, por cierto muy por debajo de la inflación de ambos períodos.

Por sectores
Para el análisis se tomó como referencia el último dato oficial disponible y la participación de cada sector en la conformación de la cifra de 2017.
En aquel año, el aporte del sector productor de Bienes fue de 53,34% mientras que el sector Servicios representó 46,65% restante.
En una primera instancia, surge claramente que es el sector Servicios el más afectado por estos días.
En ese marco, el Comercio al por mayor y menor es responsable del 17,77 por ciento del PGB. Es una actividad muy castigada actualmente. Y lo será más ahora con cierres obligatorios de shoppings desde mañana. Sin embargo, más allá de esa decisión que tomó el Gobierno de Córdoba (ver aparte), los comercios en general acusan una drástica caída en las ventas. De hecho se encontraban en terreno negativo desde hace dos años producto de la recesión que afecta al país.
Con todo, el fin de semana pasado hubo récord de ventas en supermercados e hipermercados de personas que buscaban abastecerse ante la posibilidad de medidas aún más restrictivas por el coronavirus. Seguramente, ese movimiento, aunque más moderado, seguirá constante.
Sigue en importancia las Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler que suman 9,64% al producto. Hace tiempo que están restringidas, principalmente las primeras. Ahora todavía más.
Las ventas de propiedades siguen en baja, ahora también golpeadas por una economía todavía más volátil y con un dólar en alza.
Otro sector crítico ahora es el de Transporte, almacenamiento y comunicaciones que aporta 8,15 por ciento del producto. En el caso del transporte, el servicio de pasajeros está desde esta semana seriamente restringido.
El de Cargas sigue trabajando, particularmente para distribuir y transportar cargas de diferente tipo.
Aunque no por su aporte en orden de importancia pero sí por la literal parálisis, es clave el sector Hoteles y restaurantes. Aportan 2,37 por ciento al PGB. Hoy están frenados, principalmente a partir de la orden del Gobierno nacional de parar esa actividad hasta el 31 de marzo cuanto menos.
Otros sectores golpeados son Administración pública y defensa que contribuyen con 3,27% al producto, Enseñanza con 3,06% ciento, Servicios sociales y de salud, 3,09 por ciento e Intermediación financiera, con 2,88%, entre las más importantes.
Productores de bienes
Aunque aún menos castigados, la crisis y la parálisis de la economía también comienza a sentirse en la producción de bienes.
El aporte de Agricultura, ganadería, caza y silvicultura representa el 22,54 por ciento del total del PGB. Es el que más contribuye. Hoy aparece golpeado por la caída de precios internacionales, aunque no por la campaña que, si bien resentida en parte por las condiciones climáticas, se mantiene sin variantes respecto a su aporte porcentual de 2017.
Otro sector clave es la Industria manufacturera. Entonces, en el último año con datos oficiales, representó 15,11 por ciento del total. Aquel fue un año expansivo. Desde entonces, el sector no paró de mostrar una baja en la producción, principalmente en el rubro metalmecánico. Es probable entonces que hoy su participación en el PGB sea menor.
Como fuere, también ahora aparece impactado. En el caso de la industria automotriz, las terminales evalúan también paralizar sus actividades. Al fin y al cabo, la demanda interna sigue en baja y la de exportación tiene el mismo derrotero con los países objeto de los envíos también con problemas iguales a los argentinos, siempre por el coronavirus.
Finalmente, y dentro de los rubros más destacados en la producción de Bienes, la actividad de la Construcción representa el 7,37 por ciento del producto.
Hoy, ese sector está en plena crisis. La obra pública está frenada desde hace meses y la obra privada también aparece golpeada de lleno, no ya por el efecto del virus sino sencillamente por la economía en recesión. El panorama de los últimos días y la caída generalizada de los mercados no alienta el movimiento de ese rubro.
El martes, el Gobierno nacional anunció el relanzamiento de los créditos Procrear y la inyección de 100 mil millones de pesos para obras públicas. Sin embargo, el paliativo podría quedar neutralizado por la falta de demanda en el caso de los primeros.
Por el lado de la Provincia de Córdoba y el municipio local, la obra pública es actualmente una de las variables de ajuste para acotar el gasto y afrontar la crisis con gastos corrientes ineludibles.