Home  >   Economía   >   Impuestos representan más de 40% del precio final de la canasta de alimentos y bebidas

Impuestos representan más de 40% del precio final de la canasta de alimentos y bebidas

De acuerdo al tipo de producto, el IVA por ejemplo, varía entre cero y 21%. A eso hay que sumarle los gravámenes internos que oscilan entre cero y 8%, de acuerdo con el cálculo realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf)

La incidencia de los impuestos en una canasta de alimentos y bebidas no alcohólicas que forman parte del programa nacional “Precios Cuidados” representa poco más de 40% del precio final, de acuerdo con un informe realizado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

Según refirió el instituto a cargo del economista Nadin Argañarás, “en nuestro país, los productos alimenticios de consumo masivo que pasan por un proceso industrial de elaboración y por una cadena comercial de distribución, incorporan en sus precios las retribuciones a los insumos, la fuerza laboral, la rentabilidad empresarial; así como también impuestos de los distintos niveles de Gobierno”.

Así, en una canasta conformada por seis gaseosa Coca Cola, que cuestan 492 pesos; cuatro jugos listo Del Valle, de 198 pesos; ocho aguas mineral Sierra de los padres a 328 pesos; 10 leches enteras Armonía por 402,50 pesos; cuatro paquetes de harina de trigo 000 marca Morixe por 132 pesos; dos botellas de aceite de girasol marca Cada día de 242 pesos; tres paquetes de spaghetti Matarazzo por 324 pesos; seis paquetes de arroz parboil marca Gallo por 261 pesos; seis paquetes de galletitas Criollitas por tres unidades cada uno a 438 pesos; dos mermelada Arcor de 190 pesos, lo que en sumatoria implica un gasto total de 3.007,50 pesos, la incidencia de los impuestos representan 1.240,89 pesos, es decir, 41%.

Los tributos considerados en el informe son: a nivel nacional el IVA, Ganancias, Impuesto al cheque, Impuestos internos y las cargas de la Seguridad Social; a nivel provincial el Impuesto a los Ingresos Brutos y a nivel municipal la Tasa de Inspección, Seguridad e Higiene.

Así las cosas, los impuestos internos representan en esa canasta de alimentos 25,65 pesos, es decir, 0,9%; los Ingresos Brutos 232,29 pesos, es decir 7,7% del precio final; la tasa municipal de inspección, seguridad e higiene 54,46 pesos, es decir 1,8% del total; el impuestos a los débitos y créditos bancarios (cheque) 51,60 pesos, o sea 1,7%; el impuesto a las Ganancias 142,54 pesos, o sea 4,7%; el IVA 437,45 pesos, es decir 14,5%, y las cargas de la Seguridad Social 296,90 pesos, es decir 9,9%.

Según explicó el Iaraf, se pueden distinguir distintas categorías de bienes de acuerdo a las alícuotas de impuestos que los afectan de manera diferencial, que determinan diferentes niveles de carga tributaria. 

“Pueden agruparse en tres categorías de alimentos de acuerdo al IVA que los grava, y tres tipos de bebidas teniendo en cuenta las distintas alícuotas de impuestos internos”, indicó el trabajo.

“Los bienes de Tipo I son alimentos para los cuales el IVA es de 0% (por ejemplo la leche fluida), los del Tipo II son los productos con IVA de 10,5% (ejemplo la harina de trigo), y los del Tipo III aquellos con IVA de 21% (aceite, arroz, fideos, galletas envasadas, mermelada)”, se explicó.

“En los Tipo del IV al VI están las bebidas, en donde además de todos los impuestos de los alimentos hay que sumar los impuestos internos, que son de 0% para los del Tipo IV (agua mineral), de 4% para los del Tipo V (jugos) y los de mayor carga son los del Tipo VI, cuya alícuota de impuestos internos es de 8% (bebidas gaseosas cola)”, finalizó.

 

El consumo acumuló en 2019 una baja de 10,8%

El consumo registró en diciembre una caída interanual de 14,6% por lo que acumuló a lo largo del año pasado una baja de 10,8%, según un informe elaborado por la consultora Focus Market en el que se precisó que el área metropolitana mostró un “mayor impacto” en la merma del año dado que en ese caso llegó a 14,4%.

“Medido en consumo, unidades y en cantidad de transacciones, las variaciones son negativas tanto en el interanual como en el acumulado”, indicó el estudio.

Subrayó que “el indicador unidades por ticket de diciembre de 2019 fue de 4,46 unidades por acto de compra y mostró una caída respecto de diciembre de 2018, con 4,77”, y que el ticket promedio llegó en diciembre pasado a $284, con lo que experimentó un aumento de 41,2% con relación al año anterior. “Claramente, la tendencia del incremento del ticket promedio, continúa acelerándose mes a mes y ha dejado muy lejos los $130 de enero de 2018 en cada acto de compra”, se puntualizó.

Asimismo, el informe evaluó que “la variación de precios interanual de la canasta de consumo de productos empaquetados es de 50,8%, mientras en el acumulado el guarismo es de 52,8%”. Y destacó que las bebidas constituyen “la familia de productos que menos subieron sus precios”, en particular las que tienen alcohol se incrementaron 35,3% frente a 47,1% de las que no tienen.