Home  >   Economía   >   Fusión Fiat y PSA: habrá impacto pero “no se cerrará ninguna planta”

Fusión Fiat y PSA: habrá impacto pero “no se cerrará ninguna planta”

El nuevo gigante de la fabricación de autos tiene siete establecimientos fabriles en Latinoamérica, incluyendo dos en el país -una en Córdoba y otra en El Palomar (Buenos Aires)

El acuerdo de fusión entre Fiat Chrysler (FCA) y PSA, Peugeot-Citroën incluirá las siete plantas fabriles que ambos grupos tienen en Argentina, Uruguay, México y Brasil.
El grupo PSA tiene operativas tres plantas en su área estratégica de Latinoamérica -la de El Palomar (Buenos Aires) y la de Porto Real, ubicada en el estado de Río de Janeiro, denominada Polo Industrial Brasil (PIBR), además de la que comparte con su socio Nordex en Montevideo.
En cuanto a FCA, produce vehículos y motores en Ferreyra; en las fábricas brasileñas de Fiat -Betim, en Minas Gerais, y Fiat Goiana (Pernambuco), así como en las mexicanas de Toluca y Saltillo.
Actualmente, esta fábrica produce en sus líneas de montaje los modelos de furgoneta de Peugeot Partner 308 y 408; y la Berlingo y el C4 Lounge, de Citroën.
PSA abrió en 2001 en Brasil la planta PIBR, que acumula una producción desde entonces de más de 1,5 millón de vehículos. Esa planta introdujo la producción casi simultánea de un modelo de la marca Citroën, el Xsara Picasso, y otro de Peugeot, el 206. En la actualidad ensambla el Peugeot 208, el Citroën C3, el Aircross y el C4 Cactus.

El grupo francés ensambla desde 2017 en la planta que tiene en Montevideo dos modelos de furgonetas, la Peugeot Expert y la Citroën Jumpy, con una capacidad prevista de 6.000 unidades anuales que se destinarán principalmente a los mercados de Brasil y Argentina.
Las ventas del fabricante francés en Latinoamérica en el primer semestre sufrieron un descenso de 29,34%, hasta 69.268 unidades, a causa del desplome en Argentina de 50,3%, aunque la situación fue diferente en Brasil.
En este país las matriculaciones aumentaron en ese periodo y se estabilizó la cuota de mercado del grupo gracias al Citroën C4 Cactus y a los utilitarios.
En cuanto a FCA, sus ventas en 2018 llegaron a 600 mil vehículos en Latinoamérica, lo que supuso 12,5% del total, en tanto que en el primer semestre de 2019 registró un crecimiento de nueve por ciento. El grupo tiene operativas en Brasil dos plantas, la Fiat Betim en Minas Gerais y la Fiat Goiana, en Pernambuco (noreste).
En la primera de ellas, inaugurada en 1976, se fabrican en la actualidad los Fiat Uno, Palio, Siena, Punto, Línea, Idea, Bravo, Strada, Fiorino y Dobló; con una capacidad productiva de 800.000 vehículos por año.

La marca está inmersa en un importante ciclo de inversiones (8.500 millones de reales, unos 2.125 millones de dólares) hasta 2024 para modernizar la fábrica del sureste.
En Pernambuco, Fiat produce actualmente el modelo Toro y da empleo a 4.000 personas de manera directa, si bien la empresa anunció una inversión de 7.500 millones de reales (unos 1.875 millones de dólares) para generar 9.000 empleos directos.
En Argentina, produce los modelos Argos y Cronos, ambas en la planta cordobesa, actualmente en bajo rango de producción por el sobreestockeo de unidades producto de la caída de ventas generalizada. El grupo también posee en Córdoba la planta productora de camiones (Iveco) y la planta de agromáquinas de Case New Holland.
Por su parte, en las dos fábricas de México se producen los modelos Ram Pro-Master en Agua Nueva-Saltillo. En Toluca, PSA fabrica paneles de carrocería para el vehículo Dodge Journey, Fiat 500, Fiat Freemont y Jeep Compass, con 3.763 empleados.
Sobre el impacto que tendrá la fusión en Córdoba, Fiat dijo: “Eso no hay forma de saberlo aún, es una fusión internacional y no se habló nada de cada país en particular. El anuncio aclara que no habrá cierre de plantas, por lo tanto habrá que esperar a que definan qué hacer en cada una”.