Home  >   Economía   >   Flaquearon envíos de Nación a Córdoba y cerraron el semestre con alza de apenas 37,6%

Flaquearon envíos de Nación a Córdoba y cerraron el semestre con alza de apenas 37,6%

Fueron en junio $13.078,3 millones, sólo 36,5% superiores a los de un año atrás y más de 15 puntos por debajo de la inflación. Así, el primer semestre reportó ingresos por $61.199,1 millones, 37,6% mayores que los de 2018. Se espera repunte para la segunda mitad del año

Los giros nacionales a Córdoba alcanzaron en junio pasado 13.078,3 millones de pesos, 36,54 por ciento por encima de los registrados en el mismo mes del año pasado pero más de 15 puntos porcentuales por debajo de la inflación minorista de ese lapso.
El aumento porcentual registrado en junio echó por tierra el cambio de tendencia que parecieron exhibir los números en mayo último cuando habían logrado una suba de 53,88 por ciento con relación a un año atrás.
En rigor, el aumento de junio fue el segundo peor en el año. En enero, los recursos subieron 39 por ciento, en febrero 37,51 por ciento, en marzo sólo 28,8 por ciento y en abril 40,87 por ciento. En ningún caso, los envíos equilibraron la suba de la inflación; ni siquiera en mayo pese al aumento récord. No obstante, si bien en desaceleración, el índice de precios al consumidor aún se ubicará en junio por encima de 50 por ciento interanual.
De esta forma, los envíos nacionales a Córdoba en el primer semestre totalizaron 61.199,1 millones de pesos, 37,6% mayores que los de igual período del año pasado y muy por debajo del aumento de precios.

Con todo, se descuenta que el segundo semestre será algo mejor aunque siempre con las reservas del caso en la previa de un calendario electoral que puede influir -mucho- en la marcha de la economía.
Como elementos objetivos para suponer una mejora se incluyen los datos sobre la evolución de la economía. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), ya en abril pasado la caída de la actividad se desaceleró de manera clara e incluso mostró un leve repunte con relación al mes inmediato anterior. Se estima que ése puede ser el piso a partir del cual comenzará a mostrar leves signos de recuperación, principalmente a partir del sector agropecuario y de la obra pública.
También para el segundo semestre se aguarda una leve recuperación del consumo luego de los diferentes programas de incentivos lanzados por el Gobierno nacional que, aunque coyunturales, redundarían en una mejora en ese rubro.
En ese marco se inscribe la baja de tasas para el Ahora 12, que muchos comercios directamente absorbieron para ofrecer cuotas sin interés en diferentes artículos. “Hubo un repunte a partir de esa decisión”, admitió a Comercio y Justicia un referente de la Cámara de Electrodomésticos, titular de AMA Hogar.
De todas formas, el impacto de ese plan sobre las ventas recién quedará reflejado esta semana cuando se conozcan los datos de las ventas minoristas en Córdoba y también en el país.
En la misma línea, se aguarda una mejora en las ventas de autos cero kilómetro a partir del plan oficial de incentivos que se puso en marcha en la segunda semana de junio, que ahora se prorrogó también a julio. La Asociación de Concesionarias (Acara) aseguró que en apenas 15 días se logró una mejora de 25 por ciento en las ventas con relación al mes inmediato anterior.
Esos programas, sumados a una coyuntural mejora del poder adquisitivo en los últimos dos meses por el cierre de paritarias y el pago del medio aguinaldo, más una desaceleración de la inflación, son todos elementos que hacen suponer un impacto en la recaudación impositiva al menos para los meses por delante.

Sin embargo, habrá que seguir con atención la evolución del dólar, por ahora “planchado” y hasta en baja. Se descuenta que más temprano que tarde habrá una renovada presión por el lado de la demanda, a medida que se aproxime el cronograma electoral que comenzará en poco más de un mes con las PASO y que seguirá luego en octubre con las generales.
El Gobierno nacional descuenta que, aun con esa presión, tanto el Tesoro como el Banco Central cuentan con las herramientas para frenar una eventual corrida que en definitiva termine impactando en los precios y cortando así una evolución descendente de la inflación.
Pero más allá de esa proyección, lo cierto es que los datos de los envíos nacionales a Córdoba son por ahora negativos. En la misma línea, trascendió que los números de la recaudación provincial de junio también serán magros.
Todo en un contexto en el que la evolución del gasto, si bien con muestras de desaceleración, sigue muy por encima de la marcha de los ingresos.
Así, de acuerdo con los datos de la ejecución presupuestaria a abril que fueron anticipados el viernes pasado por Comercio y Justicia, el Gobierno provincial se encamina a un ineludible déficit financiero consolidado ya en mayo o a más tardar en junio.
“Estamos revisando cada uno de los gastos aunque sin dejar de atender a erogaciones sensibles como las destinadas a sectores sociales vulnerables”, aseguró este fin de semana una fuente oficial.
En ese marco, se descuenta que en septiembre habrá una revisión de la cláusula gatillo que se aplica a los haberes de los empleados públicos. El Gobierno firmó un acuerdo con éstos en el que asegura la aplicación de esa cláusula hasta agosto inclusive. Pero luego se revisará en función de la marcha de la recaudación. A juzgar por la evolución de los recursos, se descuenta que la mejora por inflación ya no se aplicará de manera directa desde septiembre, tal como ocurrió el año pasado.

Día de la independencia tributaria
El denominado “día de la independencia tributaria”, esto es la fecha del año en la que un asalariado deja de “trabajar” para el Estado y comienza a generar ingresos exclusivos para él y su familia, se ubica este año entre el 28 de junio y el 31 de julio próximos.
El trabajo, que en rigor es un ejercicio teórico, es elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) que conduce el economista Nadin Argañaraz.
Según el documento elaborado para este año, hubo una leve mejora para quienes perciben menores ingresos pero hubo un empeoramiento para los sueldos medios y altos, producto principalmente de la incorporación del impuesto a la Renta Financiera.
De todas formas, el Iaraf aclaró que la presión fiscal, aun en leve crecimiento, es inferior al récord de 2015.