Home  >   Economía   >   Fernández pidió integrar a Córdoba al “proyecto” y olvidar “rencillas”

Fernández pidió integrar a Córdoba al “proyecto” y olvidar “rencillas”

El postulante habló de mirar “para adelante” en un nuevo federalismo que sume a todos los distritos. En ese marco, incorporar a la Provincia al compromiso firmado con 17 distritos. Cuestionó en duros términos al gobierno de Macri y ratificó propuestas a fondearse con intereses de las Leliq

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, instó a Córdoba a integrarse al proyecto político que encabeza, al tiempo que pidió “olvidar rencillas pasadas” que, según dijo, “ni siquiera entiendo porque yo no estaba allí”.
En ese marco, solicitó “mirar para adelante” porque -consideró- “necesitamos que Córdoba también sea el motor del cambio”.
Fernández fue anoche el orador de cierre en el acto desarrollado en el estadio Orfeo de la ciudad de Córdoba, previo a las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se concretarán el próximo domingo en todo el país.
El postulante estuvo acompañado por los candidatos a diputados nacionales por esa fuerza política por Córdoba aunque no por su compañera de fórmula, Cristina Fernández, con quien el miércoles concretó un acto en Rosario, y junto a todos los gobernadores peronistas, excepto Juan Schiaretti.

De hecho, ayer en Córdoba, Alberto Fernández dijo que sumará a la Provincia al compromiso firmado en la ciudad santafesina con el resto de los mandatarios en ejercicio, electos y candidatos que lo apoyan y que en total suman 17 voluntades.
En rigor, el convenio suscripto incluye tres ejes centrales con objetivos generales pero que en el fondo apuntan a ratificar el “espíritu” de un proyecto “federal”, tal como mencionó el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner y ahora candidato a presidente.
En un discurso que se extendió por 22 minutos, Fernández comenzó haciendo referencia a Córdoba y a la importancia que tiene la provincia para el desarrollo del país.
En esa línea, habló de la necesidad de sumarla al proyecto que encabeza y que representa el federalismo que, según indicó, hoy no se ejerce y tiene como eje a Buenos Aires.
Inmediatamente, hizo referencia a Córdoba como pionera y detonante de hitos claves en la historia Argentina, entre ellos la Reforma Universitaria.
En ese contexto, reivindicó a la Universidad pública y, aunque sin nombrarla, fustigó a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, a quien adjudicó el haber dudado respecto a la importancia de esas instituciones en la formación de estudiantes provenientes de familias de escasos recursos.
“Dicen que hay que ordenar el gasto… no entienden nada, estamos invirtiendo… no aprenden, no pueden, no quieren…. viva la educación pública”, resaltó, en un recorrido que fue creciendo en intensidad y que encendió a un Orfeo colmado de público.
Luego se enfocó en flaquezas de la gestión actual.

Recordó indicadores de pobreza. de inflación y de cómo la administración de Mauricio Macri entendía el fenómeno como un problema de índole monetario. En ese marco, volvió a apuntar contra las Lebacs primero y luego contra las Leliq y los “miles de millones de pesos de intereses” que insumen.
“Me dicen ‘desestabilizador”, dijo y recordó que “llevan cuatro años haciendo lo mismo” con relación a la receta de bajar el consumo como forma de combatir la inflación.
“Por favor, Presidente, ¡¡aprenda, aprenda!!”, espetó, elevando el tono.
En la misma línea, consideró: “No tuvieron en cuenta cuál es la estructura de la economía argentina”, donde, según dijo, 70 por ciento de la producción se consume en el mercado local.
Siguiendo esa lógica, concluyó que el resultado fue “4,5 millones de pobres más. Lo único que hay sabido es producir más pobreza. Nos quieren hacer saltar al precipicio”, concluyó.

Cambiar la historia
Luego del crudo diagnóstico en el que también sumó la caída de la industria nacional, entre ella la textil y el calzado, Fernández se apoyó en una cita de un sociólogo respecto a no terminar discutiendo sobre temas básicos. “No nos merecemos vivir en una sociedad decrépita”, espetó y comenzó a enumerar parte de sus propuestas de campaña en tono de eslogan.
Mencionó la necesidad de recomponer los haberes de los jubilados, de los asalariados, de medicamentos gratis para la clase pasiva.
“Y me preguntan con qué los vamos a pagar”, se indagó. “Con 10 días de intereses de Leliq les damos medicamentos gratis a los jubilados”, repitió.

“Entre la educación pública y los bancos, elijo a educación pública… entre los jubilados y los bancos, elijo a los jubilados…” y volvió a encender al auditorio con una propuesta que ya había lanzado días atrás, en el marco de una apuesta que apunta directamente a una de las debilidades de la administración de Mauricio Macri.
Finalmente, Fernández volvió a referirse a la realidad local.
“Les propongo a todos los cordobeses que piensen cómo estaban en 2015, hace cuatro años atrás”, dijo y prometió: “Vamos a darle a Córdoba el lugar que se merece y vamos a hacer el país federal que todos soñamos, con Córdoba de pie” para cerrar pidiendo el voto de los habitantes de la provincia el próximo domingo.

El escenario y las tribunas
Fernández estuvo acompañado por los candidatos a diputados nacionales por Córdoba del Frente de Todos, entre ellos Eduardo Fernández y Gabriela Estévez, pero además con el resto de los postulantes, como Pablo Chacón, del gremio de empleados de Comercio. y Franco Saillen, del sindicato que nuclea a los recolectores de residuos (Surrbac). De hecho, en las tribunas fue importante la presencia de militantes y activistas de esos gremios, además de otros que apoyan a la fórmula que encabeza Alberto Fernández y que tiene como segunda a Cristina Fernández. También estuvo en el palco Sergio Massa.
El contexto del acto fue ciertamente diferente al que el miércoles enmarcó al cierre de campaña que encabezó Mauricio Macri en la Plaza de la Música.
Se notó en los alrededores y en el acto mismo. En las afueras, muchos puestos de “chori”, bombos y banderas a diferencia del acto de cierre de Macri que casi no contó con vendedores ambulantes y mucho menos con los clásicos choripaneros.

Adentro, la “pulcritud” del evento de Juntos por el Cambio contrastó también con la “militancia” del acto en el Orfeo, más allá de los muchos militantes y activistas gremiales que participaron.
Precisamente, entre los gremios presentes se pudo observar al sindicato de comercio (AGEC), al Surrbac y también a la Bancaria y Luz y Fuerza.
En tanto, entre los dirigentes estaba Victoria Donda, la concejal electa Olga Riutort y a Dante Heredia, ex ministro delasotista. Asimismo, se notó la presencia de los legisladores Martín Fresneda y Carmen Nebreda, además del ex intendente capitalino Daniel Giacomino.
En cuanto a los discursos, Eduardo Fernández -quien encabeza la lista de candidatos a diputados nacionales por Córdoba del Frente de Todos- señaló: “Esta lista es la mejor garantía que va a encontrar el apoyo parlamentario para el Ejecutivo. Pero la mejor garantía son ustedes, el pueblo de Córdoba”. Y resaltó: “El domingo les pedimos que cuiden el voto que es la esperanza de los Cordobeses”.