Home  >   Economía   >   EPEC alivia carga a 1.600 grandes clientes y baja intereses en medio de creciente morosidad

EPEC alivia carga a 1.600 grandes clientes y baja intereses en medio de creciente morosidad

Cobrará sólo la potencia requerida y no la contratada. Implica una merma promedio en las facturas de entre 32 y 72%. Es para los que tuvieron una caída de 30% en la facturación. Será de aplicación automática. El costo fiscal es de $390 millones. También bajan intereses moratorios y por financiación para residenciales y general y servicios. La cobrabilidad cayó 60%

La Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) dispuso facturar sólo la potencia registrada y no la contratada en abril, mayo y junio a grandes clientes cuya facturación cayó 30 por ciento o más respecto a 2019.

En forma paralela, redujo los intereses moratorios y por financiación para usuarios residenciales y de la categoría general y servicios -esto es comercios y pymes- y confirmó la vigencia de un plan de pagos de hasta 12 cuotas.

Las medidas anunciadas en las últimas horas se tomaron luego de la creciente presión de sectores empresariales afectados por la crisis. Esa situación derivó en un aumento de la morosidad que, según datos a los que tuvo acceso Comercio y Justicia, subió 60 por ciento.

Respecto a los efectos del parate económico por la cuarentena, la demanda de potencia efectivamente provista por la compañía cayó 35 por ciento.

La decisión tendrá un costo fiscal para la empresa de 390 millones de pesos, según se informó.

La empresa aclaró que las medidas respecto a los clientes Tarifa 3 (T3) involucran a Industriales, comerciales y de servicios no financieros (restaurantes, hoteles y salas de espectáculos) impactados por la crisis.

En ese marco, de manera excepcional, por los períodos de consumo correspondiente a los meses de abril, mayo y junio de 2020, a los usuarios de esa categoría que hayan experimentado en cada mes una merma en el consumo de energía eléctrica superior a 30 por ciento con relación a igual mes del año anterior se les facturará según la potencia demandada (registrada) y no la potencia contratada.

En tanto, los clientes T3 que no encuadren en esas condiciones podrán solicitar el mismo beneficio a la EPEC, en caso de demostrar que su “situación de deterioro financiero sea grave y la participación del costo de energía eléctrica en su estructura de costos sea significativa”.

La petición de inclusión deberá ser acompañada de la documentación de respaldo requerida, con intervención previa de los Ministerios de Servicios Públicos, de Industria, Comercio y Minería, y de la Agencia Córdoba Turismo.

Con todo, para el caso de los primeros, la inclusión en el beneficio será automática, toda vez que EPEC tiene los datos en línea.

Al mismo tiempo, entre las medidas adoptadas, durante el período en cuestión, esto es abril, mayo y junio, se suspenden las penalidades por excesos en la demanda que se vienen aplicando a todos los clientes incluidos en la T3.

Según informó la empresa, la medida representa una reducción del importe promedio de las facturas de entre 32 y 72 por ciento, llegando en algunos casos a representar 99 por ciento del valor de la factura para aquellos clientes que no tuvieron actividad durante todo el mes.

El beneficio alcanza a más de 85 por ciento de los hoteles, restaurantes, empresas vinculadas al esparcimiento y estaciones de servicio. También, a 45 por ciento de la industria y a 50 por ciento de los comercios.

Los porcentajes siempre se refieren a los clientes T3. De hecho, la mayoría de los comercios no está en esa categoría sino en general y servicios y no tiene potencia contratada.

La medida tendrá efecto en 50 por ciento de los usuarios considerados grandes clientes.

La determinación de la EPEC fue bien recibida por los sectores involucrados. Así, el titular de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), Marcelo Uribarren, dijo que el beneficio era parte de los planteos que habían elevado a la empresa de energía. Por su parte, la Asociación Hotelero Gastronómica de Córdoba también avaló la medida aunque señaló que sigue trabajando en otras soluciones planteadas a la EPEC para las demás categorías de usuarios en los que están encuadrados los empresarios del sector.

También a residenciales

Asimismo, la EPEC dispuso una reducción de las tasas de interés moratorio y de financiación para los usuarios incluidos en tarifas Residenciales, T2 General y de Servicios, y clientes especiales (clubes, entidades sin fines de lucro, fundaciones, entre otros).

Los nuevos valores fijados llevan el interés moratorio a 2,8 por ciento mensual y el de financiación a 2,5 por ciento mensual. Antes, el interés era de cuatro por ciento.

En ese marco, desde la compañía eléctrica se recordó que está disponible un plan de pagos de hasta 12 cuotas mensuales, régimen que se puede tramitar de manera on line a través de la web oficial de la EPEC.

La medida tiene particular impacto en medio de la creciente morosidad producto del impacto de la crisis en todos los sectores.

Plan de 30 cuotas

Mientras tanto, sigue pendiente una definición respecto a la puesta en marcha de un plan de facilidades de pago de 30 cuotas para los clientes afectados por la crisis.

En rigor, el beneficio fue dispuesto por el Gobierno nacional para los diferentes servicios. EPEC adhirió a la norma. Sin embargo, aún resta definir qué intereses de financiación se cobrará por ese plan y, además, si se sumarán intereses moratorios.

La medida determinada por la resolución 173 del Ministerio de Desarrollo Productivo señala que las empresas de servicios deberán instrumentar un plan de 30 cuotas “mensuales iguales y consecutivas, comenzando la primera de ellas con la primera factura regular a ser emitida por las distribuidoras a partir del 30 de septiembre de 2020”, para refinanciar las deudas generadas por los usuarios que por sus condiciones socioeconómicas o ingresos afectados por la crisis, ingresen en el beneficio.

Las facturas a refinanciar son aquellas generadas desde el primero de marzo pasado en adelante. Las deudas incluyen tres facturas consecutivas o alternas desde esa fecha. Si el pasivo es más abultado, procederá el corte de servicio más allá de la condición del usuario.

Los beneficiarios son usuarios a los que se incluyó originalmente en la prohibición de cortes, por tratarse de clientes en condiciones vulnerables.

Sin embargo, luego se resolvió ampliar el universo de alcanzados.

De hecho la resolución del Ministerio de Desarrollo Productivo dispuso que “podrán solicitar la inclusión como usuario alcanzado por la medida, acreditando una merma de 50 por ciento o más en su capacidad de pago. Dicha acreditación deberá efectuarse de manera remota” a los entes de control.

Paralelamente, los usuarios monotributistas que revistan en las categorías C y D, y acrediten igual merma podrán también solicitar la eximición de corte.

Al mismo tiempo, las asociaciones civiles constituidas como clubes de barrio, centro de jubilados, sociedades de fomento y centros culturales, podrán solicitar ser incluidos también.

En ese marco, comercios e industrias de Córdoba esperan definiciones para tener un horizonte respecto a cómo será el plan. De cualquier manera, la iniciativa recién se activará desde el primero de octubre, según lo determina la norma nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *