Home  >   Economía   >   En Córdoba, la venta de 0 km cayó 42,2% en 2019

En Córdoba, la venta de 0 km cayó 42,2% en 2019

PATENTAMIENTOS. La venta de autos cayó 42,7 por ciento en el año que concluye hoy.

 

Luego del patentamiento de 1.989 unidades nuevas en diciembre, el año cerró con la registración de 46.644 vehículos en la provincia, por debajo de las 80.674 de todo el año pasado. La merma fue similar a la del promedio del país, donde la caída anual fue de 42,8%

La venta de autos cero kilómetro en Córdoba cerró el año con una caída interanual de 42,2%,
a raíz de que en el diciembre que concluye hoy se patentaron 1.989unidades nuevas, es decir, 27,7% menos que las 2.751 registradas en la provincia en diciembre de 2018.
De este modo, de acuerdo con los datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), en Córdoba se vendieron 46.644 unidades en 2019, bastante por debajo de las 80.674 patentadas en todo el año pasado.
El desempeño anual se ubicó en línea con el comportamiento promedio de todo el país, en donde la caída interanual se ubicó en 42,8%.

Es que la sumatoria de patentamientos de todas las provincias argentinas alcanzó en el acumulado anual un total de 459.592 unidades, por debajo de las 803.040 registradas en 2018; además, constituye el nivel de ventas más bajo desde el año 2006, cuando salieron de las concesionarias unas 450.000 unidades, según indicó Acara.
“Hemos finalizado un año para el olvido, en realidad un ciclo muy malo en el que fuimos hasta objetos de acoso impositivo, por ejemplo en provincia de Buenos Aires, inclusive violando derechos civiles y comerciales que el nuevo código establece para nuestra actividad”, expresó Ricardo Salome, presidente de Acara, quien al tiempo recordó que la actividad “tiene más de 1.500 concesionarios en todo el país y es fuente laboral para más de 75.000 familias”.

El incremento promedio de los precios, de 68% sobre los valores de lista -que en algunos modelos alcanzaron hasta 80%- así como la casi nula posibilidad de contar con opciones de financiación, explicaron la caída abrupta de las ventas.
Esta situación viene registrándose en los últimos dos años, luego de que 2017 cerró con 900.993 patentamientos, bastante más cerca del récord histórico de la actividad registrado en 2013, cuando se vendieron 955.000 vehículos.
El sector proyecta para 2020 un año “difícil”, con la perspectiva de que se encamine hacia una segunda mitad del año mucho más consolidada, con un piso similar a los casi 460.000 patentamientos de este año.
“Los patentamientos de 2019 han disminuido 42,7% pero, pese a esta caída estrepitosa, queremos renovar la esperanza para volver a ser uno de los motores de crecimiento del país.
Nos ilusionamos hace pocos días, cuando se le presentó al Presidente de la Nación el primer acuerdo sectorial con todos los eslabones de la cadena de valor de nuestra actividad como pionera; sin embargo, quedamos sorprendidos con las primeras medidas, sobre impuestos internos, ya que no se nos tuvo en cuenta para hacer una evaluación en forma conjunta del impacto de las mismas”, indicó Salome, al hacer referencia al programa Visión 2030 elaborado por fabricantes, concesionarias, autopartistas y sindicatos.

El plan propone una nueva agenda integral con base en siete programas de reconversión y desarrollo en aspectos industriales y comerciales, que requerirán el acompañamiento de políticas de competitividad, tributarias, laborales y de infraestructura.
Por su parte, el secretario General de Acara, Rubén Beato, planteó que “las altísimas tasas de interés de los tres últimos años, más la falta de rentabilidad, provocaron la fragilidad financiera y económica de gran parte del sector y las nuevas escalas de impuestos pueden provocar un retroceso en 2020 respecto a las cifras de este año”.

A la caída de ventas las concesionarias le suman como problema el sobrestock que tiene el sector, más de 121.000 unidades, que representa un promedio de casi cinco meses de ventas pero que, en el caso de algunas automotrices, alcanzan patentamientos de entre 12 y 17 meses, cuando el promedio ideal e histórico es de un bimestre.

A poco de asumir el actual Gobierno, Acara solicitó al presidente Fernández la declaración de la emergencia económico-financiera por 365 días para la comercialización de autos, motos, camiones y ómnibus a raíz de la “dramática situación” que atraviesa la actividad: una caída de hasta 50% de la demanda interna.
“Esperemos que el plan 2020/2030, presentado por toda la cadena de valor, y el esfuerzo realizado para trabajar unidos como sector, nos dé ese impulso inicial que necesitamos para cambiar el clima en nuestros negocios y tengamos un enero que entusiasme. También que seamos considerados a la hora de la toma de decisiones”, se esperanzó Beato.