Home  >   Economía   >   La ciudad de Córdoba ya suma 890 mil vehículos

La ciudad de Córdoba ya suma 890 mil vehículos

Casi la mitad son autos. En tanto, hay más de 263 mil motos. El año pasado incorporó 45.678 unidades, 4 mil por debajo de 2017. En tanto, hasta mayo agregó apenas 10 mil. El parque automotor se duplicó en 10 años y complica la circulación

Por Alfredo Flury – aflury@comercioyjusticia.info

El parque vehicular de la ciudad de Córdoba alcanzó a mayo pasado 890.331 unidades, el doble que las registradas en 2009, esto es 10 años atrás.
Sin embargo, el aumento de la cantidad de vehículos registrados desaceleró ya en 2018 y en los primeros cinco meses de este año apenas sumó 10.215 unidades más. De mantenerse ese ritmo, 2019 cerraría con unos 25 mil vehículos más, la menor cifra registrada desde 2005.
Los datos, compendiados por Comercio y Justicia, aparecen reflejados en el portal de Datos Abiertos de la Municipalidad de Córdoba, actualizados a mayo y luego de más de un año sin nuevas cifras.
De acuerdo con el reporte oficial, de los 890 mil vehículos registrados, 503.708 son autos y 263.843 son motos. Además, hay 74.751 pickups y 12.225 furgones, equiparables con los utilitarios. En cuanto los camiones, suman 12.345, como las principales categorías que aportan al parque total.
De todas formas, se descuenta que la cifra en este caso de vehículos radicados en Córdoba ciudad, deben ser muchos menos que los informados, al menos en lo referido a vehículos en circulación.
Una pista sobre ese punto es la cantidad de Estancieras relevadas. Según los datos oficiales, hay 1.059 de estos vehículos que fabricó IKA en Santa Isabel entre los años 1957 y 1970. El relevamiento municipal comienza en 1993 y ya entonces figuran las 1.059 Estancieras que aún hoy aparecen en el padrón. Es un hecho que mucho de esos vehículos ya fueron desguazados o abandonados y sin embargo nunca fueron dados de baja, de allí que sigan apareciendo en la lista oficial. En definitiva, como esos casos, es muy probable que haya miles del total de vehículos consignados que no estén en circulación.

Sin embargo, a los efectos de contabilizar la cantidad de unidades que circulan por la ciudad, el censo oficial no computa los vehículos de otras jurisdicciones que a diario entran y salen de la ciudad pero que no están radicados en Córdoba capital.
De esta manera es difícil saber a ciencia cierta cuántos son los vehículos que transitan a diario por las calles de la ciudad.
Como fuere, está claro que muchas de las arterias de la capital han colapsado producto del crecimiento del parque automotor, sobre todo en horarios pico.
La situación se verifica mientras que transporte urbano de pasajeros que debería ser el medio indispensable para desincentivar el ingreso de vehículos a la zona del micro y macrocentro, pierde pasajeros respecto a años anteriores…
En forma paralela, la suba en el precio del boleto -sumado a un servicio muchas veces deficiente- llevó a que muchos optaran por adquirir una moto para movilizarse, de ahí el crecimiento sostenido del parque de esos vehículos, muchas veces a tasas más aceleradas que el de los autos.
Más allá de ese análisis, lo cierto es que la evolución del parque automotor, si bien en permanente crecimiento, registró variaciones diversas en coincidencia con las diferentes crisis económicas que vivió el país y también por cierto la provincia y la ciudad capital.
Según los datos oficiales, en 1993 había 211.406 vehículos. En los años 90, se sumaron entre 10 mil y 20 mil unidades por año, con picos en 1991 de 19.328 vehículos y un piso en 1996 de 10.817, en coincidencia con la crisis por el denominado efecto Tequila.
Ya en 2001, con una economía al borde del colapso, se sumaron 8.435 vehículos. En tanto, el piso histórico desde que se mide la serie se produjo en 2002 con apenas 2.911 unidades incorporadas. Desde entonces, la cifra comenzó a crecer de manera progresiva. En 2003 se inscribieron 4.612, en 2004 fueron 9.989, en 2005 llegaron a 16.800 y en 2006 se sumaron 30.848 unidades, cifra hasta entonces sin precedentes.
Con todo, en 2007, la evolución siguió y llegaron a 35.519 vehículos y en 2008 a 39.303.
Entonces, con la crisis de las hipotecas en Estados Unidos que golpeó al mundo entero, sumado a la coyuntura doméstica derivada de la puja con el campo por las retenciones móviles, la incorporación de vehículos cayó a 29.004.
Pero ya en 2010 se recuperó a 38.473 unidades. En 2011 volvió a crecer hasta los 50.421 vehículos, en 2012 bajó levemente a poco más de 47.800 y en 2013 mostró el récord histórico de 53.841 vehículos.

Una vez más la crisis de 2014, que incluyó una fuerte devaluación del peso, derivó en una baja a 37.442. La caída se mantuvo en 2015 con 31.608.
Ya durante la gestión de Mauricio Macri, en 2016 se incorporaron 37.977 vehículos, en 2017 fueron 49.278 y el año pasado cayó a 45.678. Está claro que esa última cifra, si se la desglosa por semestres, marcaría una fortísima desaceleración en la segunda mitad del año, luego de la contundente devaluación que llevó a un derrumbe en las ventas de autos y motos.
Finalmente, los datos de los primeros cinco meses del año ya marcan que 2019 será el peor año en incorporaciones desde 2005.

Estancieras y hasta casas rodantes
En cuanto al detalle del tipo de vehículo censado, además de autos y motos, figuran otros más específicos y algunas rarezas.
Por ejemplo, hay 2.328 acoplados, 2.853 camiones-tractores, 2.410 semirremolques y 1.648 autos coupé.
También se contabilizan 1.059 casas rodantes (la mayoría ya estaban incorporadas en 1993), además de 902 ómnibus particulares y 695 microómnibus, además de 59 areneros y 1.500 cuadriciclos y 89 “autopropulsados”.
Por lo demás, en la ciudad hay 1.832 colectivos del transporte urbano, 4.229 taxis y 2.837 remises, siempre según los datos oficiales informados por la Municipalidad de Córdoba.