Home  >   Economía   >   Crédito, impuestos y energía son centrales para el desarrollo regional industrial, advierten

Crédito, impuestos y energía son centrales para el desarrollo regional industrial, advierten

La UIA difundió un documento con un conjunto de propuestas para aplicar tanto en el ámbito nacional como en las provincias. La entidad aseguró que la “delicada coyuntura industrial” exige acciones en el corto, mediano y largo plazo

La Unión Industrial Argentina (UIA) presentó ayer un conjunto de propuestas para promover la producción, el consumo y el empleo en todas las regiones del país, que contempla la articulación de iniciativas del sector privado con el público.
El documento aborda cinco problemáticas referidas a financiamiento, tributos, logística, energía, adhesiones y reglamentaciones, y plantea cinco medidas que dependen del Gobierno nacional, y otras tantas de los gobiernos provinciales.
“La delicada coyuntura industrial, que afecta principalmente a las pymes más alejadas de los grandes centros urbanos, exige acciones con diferentes horizontes temporales: corto, mediano y largo plazo”, dice el comunicado.
En el aspecto del financiamiento, el documento propone establecer en los acuerdos suscriptos entre el Ministerio de Producción y Trabajo y las entidades financieras que el programa que cuenta con el apoyo del Estado deberá distribuirse de manera federal y que exista una distribución en relación a la cantidad de empleo que cada provincia tiene.
El planteo atiende a que 12 provincias recibieron menos de dos por ciento de los préstamos contemplados en el Régimen de Bonificación de Tasas y a la vez se proclama que se debe evitar el uso de la línea con fines comerciales y el cobro de comisiones extraordinarias que incrementen el costo total del financiamiento.
En materia tributaria, se planteó la vigencia plena de los beneficios del decreto 814/2001 para potenciar la generación de empleo en todo el país, y acelerar la rebaja de Ingresos Brutos hasta reemplazarlo por otra herramienta alternativa que resulte de más fácil liquidación y fiscalización, y que no genere distorsiones.

Para la UIA, existen más de 60 regímenes de recaudación provinciales que “no sólo agregan carga tributaria, sino que también incrementan la carga burocrática y aumentan distorsiones entre impuestos municipales con distintos criterios de fiscalización”.
Sobre transporte y logística, el comunicado resaltó la necesidad de la creación de nodos en las distintas regiones del país (con eje en NOA y NEA) que incorporen tanto el desarrollo de infraestructura como de conectividad, lo que permitiría que arriben trenes de trocha ancha, angosta y todo tipo de camiones, e incluso permitir el acceso desde y hacia la hidrovía.
El capítulo energético de la propuesta prevé “la eliminación de cánones y otros componentes impuestos por las autoridades de jurisdicciones de nivel sub-nacional que forman parte de la tarifa que paga la producción, pero que no están vinculados directamente a la adquisición de electricidad y gas”.
Finalmente, la UIA también propuso la adhesión a la Ley de Compre Argentino y desarrollo de proveedores por parte de todas las provincias para que apliquen los mismos criterios, para promover la producción local en lugar de priorizar el origen local de los comercializadores.

Contexto
Según datos de la UIA, la actividad industrial caerá también al finalizar 2019 y de esta manera habrá percibido retracciones en seis de los últimos 10 años.
Mientras tanto, las investigaciones sectoriales también revelan que en nueve jurisdicciones del país, la cantidad de puestos de trabajo cayó más de 10% en los últimos tres años. “Tierra del Fuego, La Rioja, Catamarca y San Luis son las que más empleo fabril perdieron”, explicó el comunicado de la UIA.
Para los industriales, Argentina se encuentra “entre los países con menor crédito bancario de la región, en relación al tamaño de la economía, y apenas una pequeña porción del mismo derrama sobre el aparato productivo”. Así, dice el texto, “la disparidad regional en nuestro país muestra distritos con el PBI per cápita de uno de los 25 países más ricos del mundo que conviven con otros que presentan un PBI per cápita similar al que existe en las regiones más pobres”.