Home  >   Economía   >   Bonos a pasivos y AUH inyectarán $2.000 millones en Córdoba

Bonos a pasivos y AUH inyectarán $2.000 millones en Córdoba

Será de $3 mil para quienes cobran la mínima y decreciente hasta alcanzar haberes de $18.892. En tanto, habrá un pago extra de $3.100 para quienes cobran la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo. En la provincia son más de 600 mil los beneficiarios que percibirán el plus

El bono extraordinario que el Gobierno nacional anunció ayer para jubilados y pensionados y beneficiarios que perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo para paliar los efectos económicos provocados por el coronavirus, inyectará al menos 2.000 millones de pesos por única vez en la provincia de Córdoba.

El monto, calculado por Comercio y Justicia, surge de multiplicar los montos a pagarse por la cantidad de beneficiarios informados por la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) para Córdoba. 

Concretamente, en la provincia hay 592.764 jubilados y pensionados que cobran por Anses. Sin embargo, de esa cifra prácticamente la mitad percibe la jubilación mínima, esto es cinco de los 10 deciles en los que se divide el cálculo. En tanto, el sexto decíl percibiría sólo una parte del bono por llegar al límite de 18.892 pesos. En paralelo, hay 97.181 pensiones no contributivas y unas 15 mil Pensiones Universales para Adultos Mayores (PUAM). No hay detalle para Córdoba sobre ese último punto.

Como fuere, más de la mitad de los jubilados nacionales de Córdoba percibirá un plus de hasta 3 mil pesos.

Mientras tanto, los beneficiarios de la AUH, Asignación por Embarazo y por Discapacidad también percibirán un extra. En Córdoba y según los últimos datos disponibles, hay 298.781 beneficiarios de la AUH a septiembre del año pasado, último dato disponible.

Así, junto a las asignaciones por embarazo y discapacidad, esos beneficiarios cobrarían en total unos 900 millones de pesos.

El monto final, en el volúmen, no parece determinante aunque es un paliativo para afrontar una coyuntura ciertamente difícil con una drástica caída del nivel de actividad, ahora producto del impacto del coronavirus.

Como fuere, las medidas tomadas ayer siguen llegando sólo a un sector de la sociedad pero siguen dejando afuera a miles de trabajadores cuentapropistas, la mayoría informales que ayer no fueron objeto de anuncio alguno por parte del Gobierno.

En rigor, podría interpretarse que es a través de la AUH que el Gobierno busca llegar a aquellos trabajadores “en negro” y que de esa forma, al menos de manera indirecta, buscaría paliar el parate que afecta a esas personas que, al no ser asalariados, no tienen ingreso en tanto no desempeñen ninguna tarea.

En cuanto al monto que se volcará seguramente al consumo, para tener una idea de su dimensión, bueno es compararlo por ejemplo con la facturación que registraron los supermercados cordobeses en diciembre pasado, último dato disponible.

En ese mes, Indec relevó una facturación de 7.550,7 millones de pesos de ventas totales. De ese monto, 2.231,6 millones de pesos correspondió a ventas de productos de almacén, esto es alimentos. De esta forma, el monto que percibirán por única vez los jubilados y beneficiarios de la AUH, equivaldría a todo los que factura durante un mes los supermercados en el rubro almacén.

Como salvedad vale decir que las ventas en diciembre son de las más elevadas del año por las fiestas, particularmente en alimentos y bebidas.

Ayer, el Gobierno nacional anunció un paquete de medidas económicas para paliar la crisis producto del coronavirus (ver página 2A).

En ese marco, una de las decisiones involucró el anuncio destinado a jubilados y beneficiarios de asignaciones universales.

Las medidas alcanzan en todo el país a 9.006.044 millones de jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH). 

El bono de AUH será cobrado, al igual que lo que ocurrió en diciembre pasado, por todos los titulares de la AUH, la Asignación por Embarazo, por zona diferencial y de AUH por hijo con discapacidad.

El subsidio extraordinario para jubilados y pensionados será liquidado por un monto máximo de 3.000 pesos en el mes de abril próximo, a quienes perciban un único beneficio.

En forma paralela, Anses también decidió extender por dos meses más, abril y mayo, el período de gracia para el pago de las cuotas de los créditos concedidos por el organismo a sus afiliados esta medida alcanza a 8.836.433 millones de beneficiarios. De esta manera, el período de gracia que se inició el 1 de enero pasado y que debía finalizar el próximo 31 de marzo, se ampliará ahora hasta el 31 de mayo.

 

Sin plus de la Caja

Mientras tanto, conocida la noticia, este medio intentó sondear si la Caja de Jubilaciones de Córdoba también avanzaría en el pago de un extra a los pasivos provinciales.

Hasta anoche no había novedades al respecto.

Obviamente, hay una importante diferencia entre uno y otro organismo. En la Caja, los que cobran la mínima no llegan al 7 por ciento del total de pasivos, muy por debajo del 50 por ciento que percibe el haber básico en Anses.

Por lo demás, la jubilación promedio de la Caja llega hoy a más de 56 mil pesos, más del doble que el haber medio que paga el organismo previsional nacional.

De todas formas, a tenor del anuncio realizado ayer por Anses, es probable que la Provincia analice algún tipo de medida complementaria por ejemplo para los jubilados que cobran la mínima.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *