Home  >   Economía   >   Al fin del primer semestre, jubilaciones acumularán suba anual de 23,55%

Al fin del primer semestre, jubilaciones acumularán suba anual de 23,55%

El porcentaje es similar al estimado aproximado de la inflación para el mismo período. Estudios privados advierten de que el poder adquisitivo de la jubilación mínima ya se retrajo 21% entre enero de 2015 y abril de 2019 y no logrará recuperarse. El aumento en el costo de vida para este año se prevé al menos en 40%

Al finalizar el primer semestre, las jubilaciones acumularán una suba anual de 23,55%, teniendo en cuenta lo estipulado por la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) para el incremento correspondiente el sexto mes de este año.
El porcentaje es similar al estimado aproximado de la inflación para el mismo período; no obstante, un estudio advierte que el poder adquisitivo de la jubilación mínima ya se retrajo 21% entre enero de 2015 y abril de 2019 y que no logrará recuperarse en lo que queda del año.
Según se informó, a partir del 1 de junio, las jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares aumentarán 10,74% y, en consecuencia, la jubilación mínima pasará de $10.410,37 a $11.528,44.

El incremento se suma al 11,83% otorgado en marzo y, según los datos de Anses, los aumentos son percibidos por más de 13,2 millones de personas. De ese total, más de 6,9 millones corresponden a jubilaciones y pensiones; más de 1,5 millón a pensiones no contributivas (PNC) y pensiones universales para el adulto mayor (PUAM), y más de 4,8 millones a asignaciones familiares (AAFF), precisó ayer el organismo.
Anses también explicó: “Estos incrementos se suman al aumento por movilidad adelantado de 46% de la asignación universal por hijo y por embarazo (AUH) que anunció, en marzo pasado, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, favoreciendo en forma directa a 3,9 millones de niños, niñas y adolescentes de 2,2 millones de familias, quienes hasta febrero de 2020 cobrarán $2.652 por cada hijo (a partir del cobro de marzo se vuelve a aplicar la movilidad trimestral)”.
“Tenemos un compromiso profundo con la seguridad social y queremos que cada argentino se sienta cuidado, especialmente los más vulnerables. Es ahí donde el Estado tiene que estar, en primer lugar”, dijo el director ejecutivo de Anses, Emilio Basavilbaso.

Con relación con los incrementos, el funcionario agregó que, “en marzo, los jubilados habían recibido un aumento del 11,83%, por lo que, en lo que va del año, acumulan 23,55%. Confiamos en que, con esta metodología, en septiembre y diciembre podamos recuperar y acompañar el camino del crecimiento que poco a poco comenzaremos a transitar”.
Si bien el incremento anunciado se corresponde con el porcentaje de inflación estimado para el primer semestre del año, dos estudios del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) difundidos recientemente revelaron que aun así no se alcanzará a compensar el poder adquisitivo perdido por los adultos mayores entre 2015 y abril de 2019.
“La reforma previsional de diciembre del año 2017 tuvo un fuerte impacto en la evolución de los haberes jubilatorios y del conjunto del sistema previsional. En el año 2018 y lo que va del 2019, la situación fue particularmente negativa para los adultos mayores”, precisa el documento difundido este mes.
“El aumento de la jubilación mínima después de la reforma previsional fue sólo de 28,4% (comparando el periodo ene18/ene19). En contraste, la inflación acumulada de 2018 alcanzó el 47,6%”, agrega el texto, indicando el fuerte impacto que tuvo el incremento de los precios durante el año pasado como consecuencia, principalmente, de la corrida cambiaria.
Según el estudio del CEPA, el poder adquisitivo de la jubilación mínima se retrajo 21% en la comparación entre el promedio del poder adquisitivo de 2015 y el medido en abril de 2019. “La pérdida representa $2.190 mensuales aproximadamente, considerando la jubilación mínima de $10.410 en abril de 2019”, indicó el informe advirtiendo de que “las proyecciones del gobierno nacional para 2019 plantean recuperación del poder adquisitivo, pero ello se encuentra condicionado a que la inflación del segundo semestre de 2019 sea menor a la del primer semestre de 2019”.

Esto, en el marco de que para este año las expectativas de inflación del mercado se ubican en 40% interanual, según el último relevamiento efectuado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Mientras, los analistas consultados indicaron en abril que para los próximos doce meses el alza en el costo de vida será de 31,4% interanual y para los próximos 24 meses será de 23%.
Aún así, otro informe reciente de CEPA advierte de que “si se estimase una inflación anual del 50%, entonces la recuperación no sería tal, quedando las jubilaciones en la misma posición en el primer semestre (inflación y movilidad de 24%) y con una leve recuperación en el segundo (24% de movilidad contra 21% de inflación)”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *