Home  >   Coronavirus, Economía   >   Acara y Smata discutirán una reducción de los sueldos de los trabajadores

Acara y Smata discutirán una reducción de los sueldos de los trabajadores

La venta de vehículos cero kilómetro cerrará en 2020 dentro de un rango de entre 200.000 y 240.000 unidades, según estimó ayer el titular de la Asociación de Concesionarias de Automotores (Acara), Ricardo Salomé (foto), quien además adelantó que el sector planea discutir con el gremio del sector -Smata- una reducción en los salarios de los trabajadores.
“Estamos planteando discutir con Smata una reducción de sueldos al 40% del total no remunerativo para cubrir necesidades básicas alimentarias de los trabajadores, que en su gran mayoría están de acuerdo con la economía de subsistencia para mantener el empleo y las fuentes de trabajo”, dijo Salomé.
El directivo de Acara planteó que en marzo las concesionarias pudieron pagar la totalidad de los salarios sin tener que recurrir a los préstamos que los bancos estaban obligados a dar a una tasa de 24%.
En ese marco, Acara reclamó que el Estado también avance rápidamente con la reglamentación de los decretos que establecieron beneficios durante este contexto.
“Creemos en la necesidad de que empresas y trabajadores formen parte de un esfuerzo compartido, pero es imposible que nuestros empleados puedan cobrar en abril el 100% de los salarios con los concesionarios cerrados”, admitió Salomé al reiterar el pedido de lograr para el sector la excepcionalidad al aislamiento para poder retomar las actividades comerciales.
A la luz del impacto que la pandemia está teniendo en la venta de vehículos 0 kilómetros, los asociados de Acara entendieron que “atraviesan una situación drástica” que obliga a reducir aún más la previsión de ventas para este año, que en los primeros meses se proyectaba en 340.000 unidades para 2020″.
“Hoy estamos con un piso de 200.000 y un techo de 240.000 vehículos de no prorrogarse mucho más esta situación y esperando la implementación de algunas políticas activas que el sector ya venía hablando con el Gobierno desde comienzos de año hasta principios de marzo”, aseguró el directivo.
De esta manera, la comercialización de nuevas unidades registraría en cuatro años una reducción de 77% del nivel de ventas alcanzado en 2019 cuando se patentaron 900.000 unidades.
En 2018 las ventas sumaron 800.000 vehículos y en 2019, 460.000 unidades.
A pesar de esta perspectiva, Salomé aseguró que las concesionarias están “listas para volver a las actividades con un protocolo sanitario para la atención el día después de la cuarentena, que incluye a todos los departamentos de venta, posventa y administración”.
El titular de Acara también alertó por la cartera de planes de ahorro y los créditos bancarios prendarios, al anticipar que se “muchas operaciones se van a caer” por la situación que atraviesa a todos los sectores.
Finalmente, auguró que la actual coyuntura de aislamiento, va a contribuir a “cambiar para siempre la comercialización de autos, ya que hoy en el sector están todos relacionados con las marcas, los empresas y los clientes, con lo cual la virtualidad va a ganar un espacio imprevisto a partir de ahora”.