Home  >   Mercado Financiero   >   Las reglas regionales llegan al mercado de bonos y acciones

Las reglas regionales llegan al mercado de bonos y acciones

Comision Nacional de Valores

La Comisión Nacional de Valores determinó cambiar el plazo de 72 horas de liquidación de operaciones de contado de valores negociables y reducirlo a 48. Los asesores bursátiles descartan complicaciones y aseguran que la modificación obedece a una tendencia global

Por Cecilia Pozzobon - cpozzobon@comercioyjusticia.info

La Comisión Nacional de Valores (CNV) dispuso que, a partir de hoy, el plazo de liquidación de operaciones de contado de valores negociables en el mercado local quedará reducido de las tradicionales 72 a 48 horas.
Mediante la resolución Nº 703, la CNV acortó los plazos de pago y acreditación con el que se negocia cualquier bono o acción en la bolsa, el Mercado Abierto Electrónico (MAE) o el resto de los mercados del país.
Lo hizo con el objeto de aproximar el mercado local a una tendencia que se viene dando en todo el mundo.
“Es una tendencia global. Dada la tecnología existente, se pretende llegar a la liquidación instantánea. De hecho, hasta el viernes existían tres opciones para liquidar: inmediato, en 24 y en 72 horas. Lo que hace esta medida es sacar las 72 horas que antes necesitaban todos los intervinientes en el mecanismo de liquidación de bonos y acciones, y se lo instrumenta en un plazo máximo de 48 horas”, explicó a Comercio y Justicia Gonzalo Becerra, de Becerra Bursátil.

“Eso, además, achica el riesgo porque muchas de las contrapartes se deben el dinero o los títulos durante esas 72 horas, y una variación en el tiempo puede implicar una variación en el precio y aumentar el riesgo de la transacción”, agregó.
En la misma línea se expresó Daniel Maldonado, asesor de Mediterránea, quien consideró positivo el acortamiento en el plazo: “Les da más dinamismo a la compra y venta de títulos y a la tenencia de éstos”.
El único tema que objetó es que podría verse resentida una operatoria que hoy por hoy usan algunos: depositar un cheque, comprar títulos contra el depósito de ese cheque, porque a las 48 hs se acreditaba el cheque y a las 72 se disponibilizaban los títulos o acciones, lo que daba un margen de 24 horas por cualquier problema con el cheque. “Hoy esa operatoria va a calzar justo o quedar un poco ‘apretada”, dijo.
Sin embargo, se manifestó optimista respecto de la modificación: “nos vamos globalizando, siguiendo una tendencia que ya está impuesta en el mundo”.
Según la comunicación de la CNV, los plazos de liquidación de las operaciones de contado de valores negociables serán los siguientes: Contado inmediato, Contado 24 horas y Contado 48 horas. Hasta ahora, muchos operaban con el plazo de liquidación llamado de “72 horas”.
De hecho, Maldonado indicó a este medio que la mayoría de las operatorias se realizaba bajo esa opción. Sin embargo, cabe aclarar que no hay restricciones en el mercado sino que varios bancos, en su operatoria con títulos valores con sus clientes, son los que imponían esa restricción.
El plazo de liquidación de 72 horas significaba que el comprador de una acción o un bono debía esperar tres días antes de contar con el activo comprado y, llegado el caso, revenderlo.
Con el cambio, el ente regulador indicó que busca “darle al mercado de capitales argentino un mayor dinamismo, liquidez y profundidad, simplificando las operaciones para estar en línea con los plazos utilizados en los mercados internacionales”, según lo explicó en el comunicado oficial.
En efecto, en Europa el plazo es de 48 horas y en Estados Unidos también cambiará a partir de este mes, de modo tal que el mercado cree que no habrá inconvenientes a la hora de hacer arbitrajes entre los activos locales y los que se operan en los principales mercados del mundo. Es decir, no habrá problemas para comprar en una plaza un activo para luego venderlo en otra, operatoria que se vio sumamente incrementada en los últimos tiempos en Argentina.
El cambio en los plazos de operación era una de las regulaciones que la CNV tiene en carpeta y que está publicando en forma gradual.
Con la Ley de Mercado de Capitales varada en el Congreso por la falta de actividad y acuerdos mínimos que le permitan operar en tiempos de elecciones, la entidad que conduce Marcos Ayerra se muestra activa con regulaciones por resoluciones.