Home  >   Economía   >   Macri anunció plan para fabricar un millón de autos y generar 30.000 puestos de trabajo

Macri anunció plan para fabricar un millón de autos y generar 30.000 puestos de trabajo

macri

El acuerdo firmado por los gobiernos Nacional, de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, empresarios, sindicatos y representantes de los sectores autopartista y metalmecánico prevé 5.000 millones de dólares en inversiones en los próximos dos años y el aumento de la participación de piezas nacionales

El Gobierno nacional anunció ayer un plan para que la industria automotriz alcance una producción de un millón de unidades en 2023, con inversiones por 5.000 millones de dólares en los próximos dos años, la creación de 30.000 nuevos puestos de trabajo y el aumento del componente de autopartes de fabricación nacional.
El “Plan Un Millón”, firmado en la Casa Rosada en un acto que encabezó el presidente Mauricio Macri, del que participaron, entre otros, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y su ministro de Industria, Roberto Avalle, involucra al Gobierno nacional, a los de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, a empresarios, sindicatos y representantes de los sectores autopartista y metalmecánico.
“Es un día claramente histórico”, señaló Macri, quien estuvo acompañado por gran parte de su gabinete y los líderes del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, y de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Raúl Torres. El plan automotor “tiene dos metas fundamentales: producir un millón de automóviles y no sólo cuidar la industria nacional sino hacerla crecer en más de 30.000 puestos de trabajo”, apuntó el mandatario.
A su turno, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, resaltó que “hace varios meses que venimos trabajando en un formato de diálogo donde las partes (los distintos actores de la cadena industrial automotriz) nos ponemos de acuerdo”.
“Es un acuerdo que mira hacia el futuro, y nos planteamos el ambicioso objetivo de producir 750.000 autos para el 2019 y llegar al millón en el 2023”, señaló, y a gregó: “En ese círculo virtuoso abordamos una exitosa negociación con Brasil para renovar el acuerdo automotriz, teniendo en cuenta que 50% de nuestra producción se exporta a ese país”. De todas maneras, y más allá de Brasil, Cabrera indicó que uno de los objetivos del plan es que “al menos 35%” de la producción argentina se exporte a nuevos mercados.
“No hay una razón para que la industria automotriz no sea competitiva a la par de la europea y lo digo no sólo por la tecnología aplicada sino también porque se trata de una industria madre que empuja la actividad económica”, subrayó. Cabrera añadió que la industria automotriz “tiene gran potencial para generar inversiones US$5.000 millones en los próximos dos años, creando así oportunidades para cientos de pymes, autopartistas y terminales”.
Luego del anuncio, el líder del Smata señaló que el aporte del gremio es la “convergencia productiva y no una flexilización laboral”.

“Soy peronista y nuestra misión es proteger a los trabajadores. Las críticas no me pueden obnubilar la mente para firmar un acuerdo que puede ser una salida laboral para miles de trabajadores, siempre respetando los convenios firmados”, dijo Pignanelli.
En ese sentido, explicó que “cuando traigan la tecnología para llegar al millón de unidades, tendremos que hacer revisiones (en los convenios) porque las nuevas tecnologías exigen dinamismo en lo que son las líneas de producción, pero eso lo hacemos continuamente porque seguimos puntualmente los sistemas productivos”.
Por su parte, la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) indicó que el acuerdo “permitirá emprender el camino hacia la recuperación”.
Según sostuvo su presidente, Luis Ureta Sáenz Peña, “históricamente, la industria automotriz ha sido una actividad con gran peso en la producción, las exportaciones y el empleo, pero producto de los cambios políticos económicos en la región es necesario recuperar el posicionamiento perdido”. Según el dirigente, “las bases del acuerdo se sustentan en la necesidad de trabajar en la baja del costo del capital para alentar inversiones productivas; promover el empleo de calidad y aumentar la productividad laboral; además de favorecer la localización de nuevas plataformas”.
Y dijo: “Para potenciar la productividad es necesario mejorar la infraestructura logística y energética, incentivar la innovación, la mejora de los procesos e incorporar tecnologías”.
Asimismo, consideró necesario “elaborar pautas para lograr equidad y eficiencia fiscal, así como también establecer políticas de promoción a las exportaciones, diversificación de los mercados externos y crecimiento y renovación del mercado interno”.

Principales puntos

El ministro Cabrera detalló los principales puntos del acuerdo, que incluye las terminales, las autopartistas, Adimra, Smata, UOM, Gobierno nacional y provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.
Se bajaron las retenciones a las exportaciones de vehículos y el impuesto interno que tenía la venta de autos.
Se impulsó la Ley de Autopartes.
Se negoció con Brasil, socio principal para importación y exportación. Se acordó que lo que hace Brasil no lo hace Argentina y lo que hace Argentina no lo hace Brasil, con un sistema de  producción complementaria.
Se busca que 35% de las autopartes sean locales en 2019 y 40% en 2023, y que 35% de la exportación sea extra Mercosur.
Se planea crear 30 mil puestos de trabajo.