Home  >   Economía   >   GNC: conversiones repuntaron al cierre de 2017 pero igual bajaron 20%

GNC: conversiones repuntaron al cierre de 2017 pero igual bajaron 20%

Instalacion GNC

Alcanzaron 14.673 unidades. El negocio se achicó 66% desde 2014, segundo año de mayor cantidad de traspasos desde 1998, sólo por debajo de 2003. El segundo semestre fue mejor que el del año anterior pero no alcanzó a revertir la cifra final. La brecha con el precio de la naftas, clave

La conversión de vehículos a Gas Natural Comprimido (GNC) alcanzó 14.673 unidades en 2017 en la provincia de Córdoba, 19,93 por ciento menos que las 18.326 relevadas en el año inmediato anterior.
Los datos del año pasado ratificaron así la tendencia que se observa desde 2015, que se mantuvo también en 2016 y 2017 luego del pico alcanzado en 2014 cuando las conversiones alcanzaron 43.159. Si se compara el año anterior respecto a 2014, la caída es de 66 por ciento.
Con todo, el récord de traspasos sigue siendo 2003: 49.858 unidades. El peor registro fue 2008.
La evolución de las conversiones está íntimamente relacionada con la brecha entre el precio de los combustibles líquidos y el GNC, aunque la llegada de nuevos modelos de baja cilindrada y de consumo eficiente, llevó a que muchos usuarios optaran por permanecer con motores impulsados por combustibles líquidos de bajo consumo y no invertir en equipos de GNC que, también evolucionados en eficiencia, igual no hacen una diferencia sustancial en cuanto a la amortización y ahorro final al que apuntan quienes eligen ese tipo de insumo.
Como fuere, la caída que registró el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) en 2017 es irrefutable, aunque también esconde datos de peso.
Es que el año se dividió claramente en dos partes.

conversionesPor un lado, entre enero y junio hubo caídas sucesivas en la comparación interanual de cada mes. La más pronunciada fue en mayo cuando, de 2.542 conversiones en 2016 (récord para ese año), se pasó a apenas 1.403 en mayo del año pasado.
Sin embargo, el piso de 2017 fue junio, cuando los traspasos apenas alcanzaron 878, frente a los 1.051 del año inmediato anterior, también magro para ese mes.
Pero ya desde julio la situación cambió, conforme un aumento en las naftas desde el primer día de ese mes, que causó un nuevo incremento en la brecha de precios entre los combustibles líquidos y el GNC.
De esta forma, desde julio en adelante, 2017 fue mejor año que 2016 en materia de conversiones.
En esa línea, en diciembre se registraron 1.332 traspasos, 12,6% más que en el año inmediato anterior.
De cualquier manera, el cambio de tendencia no alcanzó para revertir la baja interanual de los 12 meses en conjunto. De hecho, que si bien mejoraron las conversiones en el segundo semestre, la cifra no fue lo suficientemente contundente al tiempo que la comparación era respecto a meses ciertamente mediocres de 2016.
Por lo demás, el año pasado fue el de menor cantidad de conversiones desde 2009, apenas por encima de 2008, el del peor registro en la serie de mide el Enargas desde 1998.

Los precios, la clave
La mejora o no de los traspasos a GNC tiene relación casi directa con la diferencia de precios respecto a los combustibles líquidos.
De hecho, los momentos de mayor auge de las conversiones coincidieron con una brecha importante entre uno y otro insumo.
La leve merma registrada en diciembre respecto al mes inmediato anterior (hubo 1.435 traspasos) puede obedecer en parte al nuevo aumento del GNC en algunas estaciones de Córdoba capital. Concretamente, tal como lo anticipó Comercio y Justicia, el valor del metro cúbico paso de 11,79 promedio a 12,99 pesos -aunque no en todos los casos-.
Las naftas, en tanto, registraron varias subas y terminaron el año en 25,34 pesos la súper, principal referencia a la hora de comparar precios con el GNC.
Pero la brecha es muy volátil, al menos en los últimos dos meses.
Por caso, a comienzos de noviembre, luego del aumento de los combustibles líquidos el 23 de octubre -día después de las elecciones del 22-, las naftas registraron un pequeño retroceso producto de la baja en el precio de los biocombustibles que sirven de corte a los hidrocarburos. Así, la nafta súper quedó en 23,91 pesos. Por entonces, el GNC en la ciudad de Córdoba se mantenía en 10,79 pesos por metro cúbico. Así, la súper se ubicaba 121,6 por ciento más cara que el GNC.

Esa diferencia generó el aumento en las conversiones en noviembre.
Sin embargo, en la última semana de noviembre, el gas subió a 11,79 pesos por metro cúbico, “a cuenta del aumento del gas de diciembre”, aseguraron entonces. Así, la brecha con la nafta de menor octanaje en el mercado se chicó a 102,79 por ciento.
Desde las últimas horas, con el aumento de 6% de los combustibles líquidos, la súper llegó a 25,34 pesos por litro, en el caso de YPF. La diferencia con el GNC volvió a aumentar y se ubicó en 114,92 por ciento.
Sin embargo, ahora el gas subió en algunos casos a 13 pesos, por lo que la brecha volvió a bajar y se ubicó en 99,3 por ciento, la más baja de los últimos meses, aunque hay estaciones que lo mantienen a 11,79 pesos.
En cuanto al parque automotor impulsado a GNC, en diciembre alcanzó en la provincia de Córdoba 282.715 vehículos, casi 5.000 menos que los 287.647 de diciembre de 2016.

Las versiones sobre un inminente incremento de las naftas se mantuvo ayer en esa línea, sin confirmación de las petroleras. Hasta anoche, fuentes del sector consultadas por este medio admitieron que el rumor era “fuerte” pero aún no había novedades. La suba se produciría
principalmente por el alza del dólar.