Home  >   Economía   >   El Gobierno elevó las metas de inflación para los próximos tres años

El Gobierno elevó las metas de inflación para los próximos tres años

Peña gabinete

Las proyecciones de incremento de los precios se ubicarán en 15% para 2018, 10% para 2019 y 5% para 2020, según se informó ayer. Luego de los anuncios, la cotización del dólar superó 19 pesos

A menos de 24 horas de aprobado el Presupuesto nacional para 2018, el Gobierno “recalibró” en el mediodía de ayer las metas de inflación para los próximos tres años y las fijó en 15% promedio para 2018, 10% para 2019 y 5% para 2020.
El anuncio estuvo a cargo del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Finanzas, Luis Caputo, junto con el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Federico Sturzenegger, durante una conferencia de prensa en la Casa Rosada.
“El principal anuncio es que hemos decidido recalibrar nuestras metas de inflación y demoraremos un año más en llegar al 5% anual previsto inicialmente, que se alcanzará en el 2020”, anunció Dujovne, quien explicó que el motivo del cambio es “una visibilidad mucho más clara de saber dónde están y cómo evolucionan los precios, por lo tanto nos sentimos más seguros en cuanto a las metas que estamos en condiciones de comprometernos”.
Añadió el jefe de la cartera de Hacienda: “Hoy tenemos más información de la que teníamos en enero de 2016, en consecuencia en aquel punto de partida no contábamos con los datos que sí disponemos a esta altura”.

De esta manera, el promedio inflacionario de 10% previsto inicialmente para el año que viene se ubicará en torno a 15%, mientras que el 5% calculado para 2019 se duplica a 10%, que será entonces la previsión con la que Mauricio Macri concluirá su mandato de cuatro años.
Dujovne asumió la responsabilidad del anuncio técnico entre los economistas que compartieron el panel, luego de la introducción de Marcos Peña relativa al cumplimiento de los objetivos del equipo económico durante el presente ejercicio.
El ministro de Hacienda aprovechó la presentación para ratificar las metas de déficit primario, que a su juicio este año se “sobrecumplirán” -es decir, estará por debajo de 4,2%- y se continuará en el sendero de llegar a 3,2% el año que viene, 2,2% en 2019 y 1,2% en 2020. En este sentido, no eludió los números del déficit financiero (incluye intereses por deuda) que recién en 2020 será de 3,2%, porcentaje que permitirá llegar a un punto de equilibrio respecto de la relación deuda/ Producto Bruto Interno (PBI).
Otro dato saliente resaltado por Dujovne es la baja registrada en el gasto público, que fue de “1,8 puntos del PBI”, como también la presión tributaria, que conclirá el año en “30,4% del PBI, contra 32% que había en el 2015”.
“Con este escenario macroeconómico, la economía estará creciendo entre 2,8 y 3% este año y comenzará a mejorar un 3,5% promedio en los próximos años, siempre con la mirada en lograr cifras de pobreza más bajas en un país más justo y próspero”, explicó.

Deuda
Por su parte, Caputo hizo hincapié en el programa financiero de cara al futuro y minimizó los riesgos del endeudamiento de acuerdo con la incidencia que tiene en el PBI.
“Vamos a profundizar la reducción del financiamiento del Banco Central del Tesoro y prevemos que el año que viene estará en torno de los $140.000 millones, monto que bajará a $70.000 millones para el 2019, lo que representa una reducción de 80% y 90%, respectivamente”, señaló Caputo.
El ministro adelantó que en 2018 las necesidades de financiamiento serán de “US$30.000 millones, mientras que en el 2019 se necesitarán US$26.000 millones. En este contexto, vamos a tratar de aumentar el financiamiento en el mercado interno para eliminar la dependencia externa”.
De todas formas, Caputo subrayó que el ratio de deuda sobre el PBI “es muy bajo, con 28,5% actual y recién se va a estabilizar entre los años 2020 y 2021”. Y añadió: “Me gustaría remarcar la calidad de este financiamiento, a tasas promedio de 4,5% en dólares, las más bajas de nuestra historia y bien alejadas del 15% que se le pagaba a Venezuela, por ejemplo”.
En tanto, el presidente del BCRA fue el último en exponer y -luego de agradecer por haber sido invitado al anuncio- manifestó su optimismo en cuanto a la evolución favorable de la inflación núcleo, lo que más controla la entidad monetaria. Además, recordó que el “tipo de cambio flotante es una piedra angular de la política monetaria ya que permite amortiguar los eventuales shocks externos, y de hecho estamos viviendo algunos beneficios de este tipo de cambio”.

Dólar
No obstante estas declaraciones del titular del BCRA, en la jornada de ayer el dólar reaccionó rápidamente al anuncio del Gobierno sobre las metas inflacionarias.
Así, el minorista saltó 68 centavos respecto al corte del miércoles y concluyó la rueda cotizado a 19,46 pesos por unidad para la venta, según el promedio elaborado por el Central.
En el mercado mayorista, la divisa estadounidense se ubicó en $19,10 y $19,20 para la compra y la venta, respectivamente. Mientras, dolar blue cerró a $19,15 para la compra y $19,55 para la venta. Con estas cifras, el peso ya se devauló 10,4% durante el mes de diciembre.