Home  >   Economía   >   El déficit comercial de este año superará US$6 mil millones

El déficit comercial de este año superará US$6 mil millones

contenedores

Es una estimación de la consultora Ecolatina, que  manifestó en un informe la preocupación que genera el deterioro creciente del sector externo

El déficit comercial del país superará 6.000 millones de dólares este año, estimó la consultora Ecolatina en un estudio que afirma que “pese a la clara mejoría de la economía, preocupa el creciente deterioro del sector externo”.
Evaluó la consultora: “El fuerte crecimiento de las importaciones en un contexto de estancamiento de las exportaciones genera un significativo deterioro del frente externo”,  y estimó que este año el rojo del intercambio de bienes equivaldrá a 1% del Producto Interno Bruto (PBI).
Además, el estudio ubicó el déficit de la cuenta corriente, que incluye el intercambio de servicios y el saldo de la cuenta rentas, en 24.000 millones de dólares.
“En el segundo trimestre, las compras externas de bienes y servicios, medidas en cantidades, aumentaron poco más de 9 por ciento interanual, y 4,2 por ciento en términos desestacionalizados. Mientras que en el segundo trimestre las cantidades exportadas de bienes y servicios cayeron 1,2 por ciento interanual y se derrumbaron 7,1 por ciento en términos desestacionalizados”, indicó Ecolatina.
Al respecto, señaló que “los datos del intercambio comercial argentino de julio y agosto muestran que esta tendencia se profundizó. En dicho bimestre los volúmenes importados de bienes treparon más de 20 por ciento interanual mientras que las cantidades exportadas subieron menos de 2 por ciento interanual”.
“La demanda interna (consumo e inversión) está creciendo a un mayor ritmo que la producción: en el segundo trimestre de 2017 trepó 4,4% interanual contra 2,7% interanual del PBI. Este fenómeno revela el importante incremento de las importaciones”, agregó.
Asimismo, indicó que “el aumento de las compras externas responde en parte a la recuperación de la actividad, la expansión del consumo y la inversión en el país. Pero también, al abaratamiento relativo de los bienes y servicios del exterior: el tipo de cambio real no es competitivo”.