Home  >   Economía   >   Deuda provincial: 41% está colocado en títulos

Deuda provincial: 41% está colocado en títulos

panal centro civico

Hay US$771 millones en letes y otros $3.000 millones en lebacs. La Provincia dijo que apunta a preservar el poder adquisitivo de los fondos tras emitir tres títulos en dólares en menos de un año. En 20 días vuelven a colocar otro bono, esta vez por US$150 millones, en el mercado doméstico. Los funcionarios explicaron detalles del fondeo para los gasoductos troncales

El Gobierno provincial tiene colocado en diferentes instrumentos financieros un total de 15.200 millones de pesos, parte en dólares y parte en moneda doméstica.
Esta cifra representa 41,5 por ciento de la deuda pública consolidada, que hoy se ubicaría en 36.560 millones de pesos, principalmente en dólares.
El dato fue confirmado ayer a Comercio y Justicia por el ministro de Inversión y Financiamiento, Ricardo Sosa, quien junto a su parte de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López, concurrieron a la Legislatura a detallar la marcha del proyecto de gasoductos troncales.
Citados por iniciativa del legislador del Partido Obrero-Frente de Izquierda, Eduardo Salas, los funcionarios expusieron ante los presidentes de los diferentes bloques.
La inquietud de Salas apuntaba al financiamiento y también a la situación de Odebrecht, la compañía brasilera que se adjudicó parte de las obras, sobre cuyas espaldas pesan diferentes procesos por hechos de corrupción en Brasil pero también en otros países, incluso en Argentina.
Sobre ese punto, los funcionarios insistieron en que los cuestionamientos a Odebrecht tienen relación con cuestiones ajenas a la licitación convocada por la Provincia y que, en todo caso, será la Justicia la que determine eventualmente la existencia de algún hecho irregular.
Buena parte de la exposición estuvo centrada en explicar la estructuración del financiamiento de las obras y la marcha de esas gestiones.
En ese marco, Sosa indicó a este medio que luego de las emisiones de tres títulos en dólares para financiar el programa de obras, principalmente los gasoductos, la Provincia resolvió colocar parte de los fondos captados en diferentes instrumentos financieros hasta tanto se desembolsen los pagos por el avance de obra o bien se reestructure parte de la deuda a vencer.
La referencia es al bono por 725 millones de dólares emitido a mediados del año pasado a cinco años de plazo y a una tasa de 7,125 por ciento.
Luego, en octubre, se colocó otro bono, esta vez por 150 millones de dólares, a igual tasa que el anterior y con vencimiento en 2026.
En tanto, más acá en el tiempo, en febrero pasado la Provincia emitió otro título por 510 millones de dólares a siete años de plazo y a una tasa de 7,45 por ciento anual.
En ese marco, Sosa indicó que, hasta tanto se vayan desembolsando las partidas por el avance de las obras, básicamente de los gasoductos troncales, o bien opere el vencimiento del Boncor 2017 en agosto, se resolvió colocar parte de los fondos tomados en distintos instrumentos.
La decisión no es nueva. De hecho, el año pasado este medio ya había anticipado lo que para entonces fue un hecho inédito cuando, luego de la emisión del primer bono, se resolvió colocar parte de los recursos en una letra en dólares que luego de renovó hasta fin de año.
“La idea es preservar el valor real de los fondos hasta tanto se utilicen”, justificó Sosa, quien en todo momento insistió en que los recursos irán al plan de obras.

En ese marco, confirmó que hay 396 millones de dólares en una Letra del Tesoro en dólares con vencimiento en agosto, destinada a pagar el vencimiento de Boncor 2017.
Asimismo, hay otros 375 millones de dólares en un instrumento similar con vencimientos dispares, pero de corto plazo, que se irán destinando a los diferentes frentes de obra abiertos.
Ambas herramientas otorgan un interés ciertamente superior al que se ofrece en el mercado por colocaciones minoristas del sistema financiero para montos menores.
Finalmente, con parte de los dólares recaudados se compraron lebacs en pesos.
Concretamente, hay 3 mil millones de pesos colocados en esos instrumentos, cuyo rendimiento fue positivo en términos reales durante buena parte del año pasado pero luego decayó sensiblemente a tenor de la decisión del Banco Central de convalidar una baja de tasas que esta semana cayó a 22,75 por ciento para la letra corta a 35 días.
Respecto del volumen que adquirió la deuda provincial, calzada mayoritariamente en dólares, Sosa relativizó su peso respecto de los ingresos o del Producto Geográfico Bruto (PGB) y también le restó trascendencia al hecho de que esté nominada principalmente en la divisa estadounidense. Esos frentes son los que inquietan a los diferentes bloques opositores.
En todo caso, buscó contraponer ese frente a la necesidad de contar con recursos para un plan de obras que de otra forma no podría concretarse, indicó. Además, recordó que el pasivo está estructurado con vencimiento en el mediano y largo plazos.
Por lo demás, Sosa confirmó que en 20 días se emitirá un nuevo bono, esta vez por 150 millones de dólares en el mercado doméstico. En rigor, ese título hace tiempo que fue anunciado por la Provincia aunque, indicó Sosa, se esperó ahora a colocar el bono en el mercado externo, el mes pasado. Como el resto de la deuda tomada en el último año, irá a afrontar el programa de obras anunciado por el gobernador Schiaretti.