sábado 18, mayo 2024
El tiempo - Tutiempo.net
sábado 18, mayo 2024

Qué es el “edadismo” en el ámbito laboral y cómo evitarlo

ESCUCHAR

Por Luz Saint Phat / [email protected]

Aunque los debates públicos se orientan por extender la vida productiva o a pensar las problemáticas que enfrentan los más jóvenes para obtener sus primeros empleos, crece a la par un sesgo que afecta a las personas mayores de cuarenta y cinco años cuando buscan un nuevo trabajo. Aportes de Alejandra Torres, precandidata a Diputada Nacional y actual Secretaria de Planeamiento, Modernización y Relaciones Internacionales de la Municipalidad de Córdoba

Aunque a nivel internacional y nacional los debates públicos se orientan a pensar las problemáticas laborales de los más jóvenes o a discutir una extensión para la vida productiva de las personas, debido a las dificultades del financiamiento que presentan los sistemas previsionales de todo el mundo y de la mejora en la expectativa de vida, la realidad es que en el campo laboral crece a la par una tendencia que complica las posibilidades de empleo de las personas mayores de 45 años. 

Esta problemática, que es conocida como “edadismo”, supone un techo invisible para que los adultos en plena etapa productiva puedan conseguir nuevos puestos de trabajo. 

Esto está predominantemente ligado a pensar que la experiencia en el campo del trabajo no está tan valorada como la juventud, aunque cifras internacionales también muestran algunas restricciones para que los principiantes puedan insertarse al mercado bajo condiciones dignas y legales, lo cual constituye otro tema a considerar. 

Alejandra Torres es actualmente Secretaria de Planeamiento, Modernización y Relaciones Internacionales de la Municipalidad de Córdoba y precandidata a Diputada Nacional por la lista “Hacemos por Nuestro País”, que encabeza el gobernador Juan Schiaretti. 

Desde hace un tiempo, Torres aborda en su cuenta de Instagram dentro del ciclo “Transformando Ciudades” algunas temáticas de interés público y, entre los tópicos desarrollados recientemente se abordó la cuestión del “edadismo”.

En entrevista con Vida Profesional, la funcionaria que lleva a adelante los procesos de modernización en la ciudad comentó algunos aspectos sobre esta cuestión y realizó algunas recomendaciones para las empresas. 

– ¿Qué es el edadismo en el ámbito laboral y qué factores son claves para entender está problemática?

– Lo que uno ve cuando mira el mundo del trabajo es que muchas empresas restringen la participación como postulante a un puesto de trabajo a personas mayores de una determinada edad. Eso hace que no se tengan en cuenta las habilidades de las personas, sino las edades y subyace ahí un sesgo de que consideran que las personas jóvenes son mucho más hábiles, mucho más capaces de reunir las habilidades que exigen los puestos en el mundo moderno.

– ¿Qué herramientas se pueden poner en marcha desde la política pública para la inclusión laboral de personas adultas que aunque no son jóvenes todavía están en edad productiva? 

– Nosotros ya en una oportunidad, en el gobierno de Schiaretti,  pusimos en marcha unos subsidios a la contratación de trabajadores de determinado rango de edad. Por supuesto que eran más de 45 años, con el objetivo de lograr su reinserción laboral. La verdad es que la política pública puede generar estos incentivos para la contratación de personas mayores, personas de determinado rango etario, o bien también puede generar una política pública de transformación cultural, que de alguna manera colabore en la eliminación de estos sesgos, estos prejuicios y entienda las habilidades y las cuestiones positivas que tienen estas personas de este rango etario.

– ¿En qué medida la tecnología puede ayudar a combatir este tipo de problema laboral? 

– En realidad, la tecnología puede ayudar a combatir el desempleo en general. En primer lugar, apoyando el fortalecimiento y el crecimiento de nuestro ecosistema de emprendedores puede generar puestos de trabajo que sean ocupados por aquellas personas, independientemente del género que poseen los conocimientos tecnológicos. Y, por otro lado,  los cursos de inserción o los cursos que colaboran con la disminución de la brecha digital, obviamente, le genera una serie de cualidades positivas a este grupo etario que quizás anteriormente, sin esta política pública, hubiese tenido.

– ¿Qué recomendaciones se pueden acercar a las empresas?

La recomendación que le haría las empresas cuando tienen vacantes en determinados puestos de trabajo es que no miren la edad, en su solicitud para la presentación de postulantes, sino las habilidades que ellos manifiestan y que ellos pueden percibir a través de las entrevistas de las personas que se presenten. Que la edad no sea un motivo de exclusión, sino sí las capacidades, las habilidades y todo lo que refiere a la experiencia laboral.


JUVENTUDES

Cuando insertarse en el mundo del trabajo es una deuda global

El mercado de trabajo supone enormes desafíos, sobre todo para la inserción de quienes ya poseen mucha experiencia laboral y tienen una edad mediana (como es el caso del edadismo) pero también para quienes están iniciando sus primeros pasos. 

Así lo advierte frecuentemente en sus informes y novedades la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De hecho, esta semana, la entidad emitió un comunicado en el cual se exhorta a los gobiernos a promover políticas específicas destinadas a abordar las desventajas que a las que se enfrentan las personas de esta edad cuando quieren obtener sus primeros empleos, sobre la base de alcanzar la meta establecidas por el Objetivo de Desarrollo Sostenible 8, el cual se orienta a “promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”.

Según datos de la OIT correspondientes al año 2022, los jóvenes de 15 a 24 años representan alrededor de 21% de la población total en edad de trabajar. Sin embargo, constituyen menos de 13% del total de personas empleadas, con cifras de desempleo que alcanza a 33% de esta población.

Además, advirtió la entidad, los jóvenes también tienen más probabilidades de ocupar «malos» puestos de trabajo, con el doble de posibilidades de vivir en la pobreza extrema. 

“Además, en tiempos de crisis, los jóvenes sufren de manera desproporcionada y se recuperan más lentamente que otros grupos de edad”, explicó la organización en su misiva, enfatizando es que esto se vislumbró particularmente durante la crisis del Covid-19 y también frente a un escenario de “policrisis”, caracterizado por los desafíos que se enfrentan globalmente en relación al cambio climático y la elevada inflación mundial. 

“Las mujeres jóvenes tienen aún más probabilidades de ser NiNis – personas que no trabajan ni estudian- que los hombres jóvenes. Aunque las diferencias de género en las tasas de NiNis se han reducido en los últimos 16 años, la tasa de NiNis de las mujeres jóvenes sigue siendo más del doble que la de los hombres (32% y 15%, respectivamente, en 2022). Esta diferencia se debe en gran medida a las desigualdades de género en la participación en el mercado laboral”, explicó además la OIT haciendo referencia a cómo particularmente impacta la cuestión de género en esta población.

“El trabajo decente para todos sólo puede lograrse mediante un enfoque coherente que reúna las políticas macroeconómicas, sectoriales, de capacitación y sociales en un único marco, basado en el diálogo entre los gobiernos y los representantes de los empresarios y los trabajadores. Es necesario reforzar las instituciones del mercado laboral para facilitar las transiciones hacia y dentro de los mercados laborales”, exhortó el comunicado.

Leé también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?