domingo 21, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
domingo 21, abril 2024

El Consejo de Médicos ante el cáncer de mama: un abordaje integral

ESCUCHAR

Por el Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba (CMPC)

En una charla enmarcada en el ciclo “Córdoba Rosa”, se destacaron los avances en el tratamiento de la patología, enfatizando en la importancia de la detección y atención temprana

En octubre, el Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba (CMPC) participó del ciclo “Córdoba Rosa”, que se realiza para sensibilizar sobre la importancia de la detección y atención temprana de esta patología. 

Con esa intención, se realizó una charla en la que se trataron diversos aspectos asociados a la patología, en la que participaron reconocidos especialistas en el tema: la doctora. Susana Pilnik, la doctora Lucrecia Ballarino, el doctor Andrés del Castilloy el Dr. Alejandro Ahualli.

El presidente del CMPC, Héctor R. Oviedo, dio la bienvenida a los expositores. En primer término, agradeció a la Comisión de Mujeres Médicas de la entidad, cuyas integrantes estuvieron a cargo de la organización. Posteriormente, manifestó que las acciones de promoción de la salud y la prevención de la enfermedad son clave para los profesionales de la medicina. “Creo que este tipo de encuentros son fundamentales para el Consejo. Muchas veces, escuchamos la expresión ‘es de vida o muerte’. Verdaderamente, el tema que se analiza hoy es de vida o muerte, porque la detección temprana de una lesión hace una gran diferencia”, señaló.

La primera presentación fue del doctor Del Castillo, quien expuso sobre “Manejo actual multidisciplinario de la paciente con cáncer de mama concomitante con embarazo”, quien apuntó que aproximadamente a 21.500 mujeres se les detecta cáncer de mama por año en el país, lo que, en un lustro, representa más de 100 mil.

“Es un número que impacta”, resumió el especialista. Y graficó: “En Argentina, hay que sumar todas las mujeres que tienen cáncer de colon, cáncer de cuello uterino, cáncer de pulmón, cáncer de tiroides y cáncer de páncreas, para igualar el número de mujeres con cáncer de mama”.

Eso –añadió– explica la trascendencia que tiene el trato epidemiológico y sanitario que se haga de la patología, que es –puntualizó– el primer cáncer más frecuente durante la gestación, situación que se acentúa por dos factores: por un lado,porque las mujeres postergan cada vez más la decisión del embarazo y, en segundo lugar, porque el cáncer de mama se está detectando en mujeres más jóvenes.

El profesional enfatizó que, más que en otras situaciones, el abordaje de la embarazada con cáncer de mama es multidisciplinario, e incluye la participación de oncólogos, obstetras y neonatólogos. 

Aclaró que la gestación no agrava la enfermedad, pero sí tiene influencia en el tratamiento posible de aplicar. Señaló, por caso, que el estadio condiciona el manejo farmacológico, la radioterapia está contraindicada en todo el embarazo y la cirugía se puede hacer en cualquier trimestre, pero siempre en una maternidad, por si las circunstancias de la intervención desencadenan el trabajo de parto.

Posteriormente, la doctora Ballarino analizó los “Avances en métodos en cáncer de

mama”, en particular, el uso de la inteligencia artificial (IA) en las imágenes mamarias. Además de la efectividad lograda gracias a la tecnología, la IA también permite dar soporte a las decisiones y a la preselección de estudios para revisión.

“Los radiólogos no nos vamos a quedar sin trabajo, sino que vamos a ser mejores”, sentenció. E insistió: “Es una tecnología que vino para quedarse. No va a reemplazar a los radiólogos, sólo a aquellos que no se adapten a usarla, porque este algoritmo de inteligencia artificial nos va a hacer mejores en lo que somos y va a permitir que ayudemos a más mujeres a detectar tempranamente el cáncer de mama”.

A continuación, el doctor. Ahualli desarrolló el tema “Prevención del cáncer de mama.

Estado actual” y comenzó también con una estadística: “Cada año, más de 491.000 mujeres serán diagnosticadas con esta enfermedad sólo en América; de las cuales, casi 107.000 van a morir por esa causa”.

Añadió que una de cada ocho mujeres va a desarrollar cáncer de mama a lo largo de su vida y que, según cifras del Instituto Nacional del Cáncer, en Córdoba, la incidencia es de entre 14 y 17 por cada 100.000 habitantes.

La tasa de mortalidad más elevada se registra a partir de los 50 años y más de 75% de las mujeres con cáncer no tienen ningún antecedente familiar. “La detección temprana es fundamental. En los tumores de menos de 1 cm podemos alcanzar hasta casi un 90% de remisiones completas y duraderas, lo que muchos llaman ‘curación’”, describió.

Ahualli destacó que, respecto de los factores de riesgo, en las mujeres mayores de 50 años la enfermedad está asociada al sobrepeso y a los antecedentes familiares. Apuntó que, generalmente, el cáncer de mama hereditario está relacionado con la mutación de los genes BRCA 1 y BRCA 2. La mayor exposición a estrógenos, la menarca (primer periodo menstrual) temprana, la edad avanzada en el embarazo o el no haber tenido hijos también se asocian a un mayor riesgo de tener la enfermedad.

Por el contrario, la actividad física está asociada a un menor riesgo, por lo que se recomienda realizar ejercicio, incluidos los de fuerza, y también mantener una buena alimentación (con mayor consumo de vegetales y menor de endulzantes y de grasas saturadas).

Como prevención secundaria, es fundamental realizarse los estudios de detección

precoz (mamografía, ecografía mamaria y palpación), para la realización –en caso

de hallar la enfermedad– de tratamientos pertinentes.

Es necesario pensar en términos de prevención terciaria para evitar las complicaciones; para ello, se precisa indicar el mejor tratamiento posible y contribuir a su cumplimiento. Posteriormente, la prevención cuaternaria tiene que ver con la calidad de vida después de haber pasado por la enfermedad.

Finalmente, la doctora. Pilnik habló sobre el manejo del climaterio en mujeres con cáncer de mama. 

En primer lugar, recalcó que, gracias al avance de la tecnología y de los métodos de screening, hay cada vez más mujeres –y más jóvenes– sobrevivientes de cáncer de mama. Eso también implica que estarán más tiempo expuestas a la carencia estrogénica, lo cual repercutirá en su calidad de vida, potenciará los síntomas del climaterio y las expondrá al riesgo de otras patologías.

“La Sociedad Americana de Menopausia define a esta menopausia inducida como aquella que se va a expresar mucho más súbitamente y mucho más severamente. Por lo tanto, sabemos que estas mujeres van a necesitar de nuestra ayuda”, explicó. 

La terapia de reemplazo hormonal –agregó– no está indicada para las mujeres que han tenido cáncer de mama. Males como el llamado síndrome génitourinario, con gran impacto en la sexualidad, afectará a mujeres más jóvenes y durante más tiempo.

La especialista aclaró que hay nuevas alternativas farmacológicas no hormonales para los problemas asociados a la menopausia que sí pueden ser utilizados en pacientes que han tenido cáncer de mama.

Leé también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?