Las variables de la macroeconomía son las principales fortalezas

Refererentes empresariales cordobeses fueron consultados por Comercio y Justicia sobre diferentes cuestiones: marcha de la economía general, desarrollo de su sector, temas de coyuntura y su visión sobre los gobiernos provincial y nacional. Tal como indican los datos estadísticos e incluso reconocen los organismos internacionales, las variables macro están sólidas, pero los costos siguen preocupando

Alerta por los costos

La tendencia ya se observaba en la consulta mensual anterior. Los costos son la principal dificultad a la que se enfrentan los referentes consultados.

La opinión de los líderes empresariales cordobeses está en línea con numerosos analistas económicos que señalan el encarecimiento de los costos en dólares, que afectan cada vez más la rentabilidad de las empresas y propician la avalancha de artículos importados.

Otro ítem considerado en costos es sin dudas el laboral. Al respecto, un reciente estudio del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) sostiene que “una reforma impositiva que baje la presión tributaria sobre el sector laboral beneficiaría el mercado de trabajo porque reduciría la tendencia empresarial a evadir impuestos y con ello retrocedería la tercerización de la mano de obra”.

En este sentido, analizamos en esta edición de Opinión Calificada la visión de los referentes empresariales sobre la tributación de Ingresos Brutos.

El tema de la tercerización cobró protagonismo días atrás a raíz del asesinato de Mariano Ferreyra, en una manifestación contra ese esquema laboral en empresas ferroviarias.

Para el Instituto, para entender los factores que inducen a que empresas privadas y públicas apelen a la figura de la tercerización es necesario dimensionar el impacto que las normas impositivas y laborales tienen sobre la contratación.

El análisis de Idesa remarca que casi dos de cada tres pesos del salario van a parar a las arcas del Estado y no al bolsillo del trabajador.

Otros costos que no suelen considerarse pero a la larga terminan apareciendo -se denominan “ocultos”- son la litigiosidad laboral, especialmente en relación con juicios por accidentes y enfermedades profesionales, o las disposiciones de los convenios colectivos de trabajo que llevan a que idénticas tareas tengan retribuciones y costos laborales arbitrariamente diferentes.

Los costos impositivos son el otro gran ítem. En Argentina, la presión impositiva nacional y provincial equivale a 32 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y se acerca cada vez más a la brasileña, que es de 35 por ciento del PIB.

Una encuesta semestral de D`Alessio Irol presentada en el marco de la segunda jornada del 46º Coloquio de IDEA, a mediados de octubre, indicaba que sólo una cuarta parte de las empresas consultadas pudo recuperar vía precios la rentabilidad perdida por aumentos de costos.

La reconfiguración de toda la estructura de poder político tras la muerte de Néstor Kichner genera lógicas incertidumbres. Los desafíos que se advierten en el horizonte económico requieren, sin dudas, un fuerte sistema de liderazgo político. Esta característica de Kirchner fue reconocida por diversos personajes del arco empresarial nacional con diferente afinidad con el Gobierno. Esto es así aun para aquellos sectores que ven en las políticas de gobierno en los últimos años un planteo poco propicio.

Aun quienes cuestionaban al ex presidente saben que, en términos de planificación, es más complicado proyectar en un escenario incierto que en un escenario adverso.

Se agrega a este mapa el rol como factor de poder político que fue adquiriendo la CGT. La preocupación empresarial está en la lógica de los citados costos laborales que -con un movimiento obrero no integrado a un sistema mayor de acuerdos- amenazan con continuar su escalada.

En este marco, se conoció que el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, coincidió con el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, en “garantizar al Gobierno y a la sociedad” mantener “una paz social imprescindible en este momento” y evitar “una colisión” tras la muerte del ex presidente Kirchner.

¿Cuáles son los desafíos económicos del momento y del porvenir? Según la encuesta de D`Alessio Irol, 45 por ciento de los empresarios consultados dijo que la prioridad debe ser el aumento de la productividad nacional, 42 por ciento la solución de disputas sectoriales, 39 por ciento la contención de la inflación y 34 por ciento captar inversiones extranjeras.

En los posts de esta edición de Opinión Calificada presentamos qué dicen los referentes empresariales cordobeses sobre estos temas.

Artículos destacados