sábado 18, mayo 2024
El tiempo - Tutiempo.net
sábado 18, mayo 2024

La más probable evolución de la población mundial hasta mitad del siglo XXI

Por Salvador Treber. Exclusivo para Comercio y Justicia
ESCUCHAR

Los diversos estudios que pretenden anticipar “lo que vendrá” hasta el año 2050 no son muy certeros y sobre aspectos esenciales priman serias dudas que explican la existencia de fuertes expectativas, incluso en los especialistas

Por Salvador Treber

Uno de los temas más controvertidos se refiere a la evolución de la población mundial. La mayoría de los estudios al respecto vaticina que, si no se introducen variantes decisivas, a partir del año 2055 ésta comenzará a tener tasas negativas de crecimiento; salvo en India, Paquistán y África, donde se reduciría a la mitad el actual ritmo que llega a 2,2% anual. En realidad, ese proceso ya se inició en países como Alemania, Hungría, Rumania, Rusia y Japón; al par que en los demás de mayor nivel de desarrollo se advierte una notoria baja.
El denominado Observatorio Estadístico de las Naciones Unidas no sólo ha procurado elaborar un estudio sobre la base de su información sino también cotejarlas y conciliarlas con las otras reconocidas como más confiables del Universo, por entender que es de singular relevancia anticiparse a la evolución futura y definir las principales características del lapso en que habrá crecimiento vegetativo, procurando así modificar una eventual reducción y, si es posible, inducir sobre los factores concurrentes para que la población mantenga un curso creciente aunque atenuado respecto a los períodos precedentes.
Es conveniente recordar la forma en que para el 30 de octubre de 2010 se llegó a 7.000 millones de habitantes porque el ritmo ha sido muy diverso. El período en que se llegó a poblar nuestro planeta con los primeros mil millones de habitantes se extendió desde la aparición misma del género humano hasta el año 1804 y duplicar esa cifra requirió otros 123 años pues ello se verificó en el año 1927. Desde entonces se aceleró de forma tal que en los 63 años posteriores se sumaron otros 5.000 millones de seres humanos a un ritmo promedio de 16,6 años cada mil millones que se fueron agregando; aunque es sabido que luego de alcanzar 7.000 millones en apenas 12,5 años, el ritmo iría extendiéndose cada vez más.
En función de ello, se ha previsto que en la segunda mitad del siglo, si no se toman las medidas adecuadas con un tiempo prudencial previo, comenzará una progresiva reducción que podría, en no más de tres siglos, hacer desaparecer al hombre de la faz del planeta Tierra. Tanto el referido proceso como la aplicación de antídotos para revertir la tendencia generarán sendos eventuales cambios muy sustanciales en la composición de las poblaciones. En los países bañados por el océano Índico y en África, que en la actualidad representan 32,4% del total de la población mundial, hasta 2055 pasarían a duplicar esa relación en desmedro de Europa, América, el resto de Asia y Oceanía que, en conjunto, completarían el probable cuadro con apenas el 35,2% restante.

Pocas respuestas concretas
Desde que se conoció tal perspectiva sólo China tomó una medida significativa para preservar su presencia pues, si no modificaba su lineamiento, enfrentaría el problema de que sus actuales 1.370 millones de habitantes se reducirían a no más de 995 millones para finales del siglo XXI. A ese efecto cambió la norma legal del “hijo único”, que rigió durante 35 años, elevando la cantidad a dos. Queda por verificar que las parejas jóvenes se avengan a “cumplir” esa nueva disposición o, por el contrario, continúen con la vieja modalidad que se había impuesto con el objeto de acelerar el desarrollo del país para alcanzar la cima ecuménica indiscutible hasta el año 2030.
Sin embargo, es evidente que en Beijing no se han dormido y encararon un ciclópeo plan que prevé el traslado masivo de 400 millones de labradores a 25 nuevas ciudades, después de realizar con ellos un rápido proceso de reeducación que los habilitará para desempeñar actividades industriales. En las tareas agrícolas-ganaderas quedarán “sólo” los 50 millones mejores trabajadores pero equipados con las más avanzadas máquinas y herramientas disponibles en el mercado mundial. Esa repoblación estima que modificará no sólo lo aspectos vegetativos sino la composición y cuantía de bienes que podrán ser volcados al mercado interno. Por lo tanto, habrá que seguir muy de cerca este sustancial cambio en vías de ejecución.
En la actualidad, la población mundial asciende a 7.300 millones y se calcula que llegará alrededor de 9.700 millones para el año 2050, de acuerdo con conclusiones unánimes de los especialistas después de una serie de correcciones en las proyecciones elaboradas. Es decir, acrecerá en alrededor de 2.400 millones a un ritmo de crecimiento que avanzará a un promedio anual de 65,8 millones por año. También se producirá una modificación espacial pues actualmente 53,5% vive en áreas urbanas y 46,5% en rurales, pero en Europa y América del Norte esa relación pasa a ser de 68,7% y 31,3%, respectivamente.
El cambio más cercano se producirá para los primeros años de la década próxima en la cantidad de habitantes de India pues con sus actuales 1.200 millones de habitantes se ubica segunda después de China, que tiene 1.370 millones, pero la superará y pasará a ser el país más poblado del Planeta; pese a tener una superficie 55,2% menor que el de China. En ese contexto, Argentina para el año 2050 tendría 54 millones; lo cual implica que lo hará a una media anual de 314 mil nuevos habitantes. Lo más llamativo es que su población urbana ya llega a 83,3% del total, la más alta de Latinoamérica, con excepción de Venezuela. Dicha relación se agudizará para dentro de 35 años de forma tal que se estima llegará a 92,4%.

El nuevo próximo alineamiento
En efecto, mediando la proyección hasta el año 2050, se calcula que India será el país más poblado del mundo, con 1.705 millones de habitantes, seguido por China que llegaría a 1.540 millones; ello significa que sólo estas dos potencias contendrán 35,4% de la población del planeta. En ese ínterin Nigeria, con 399 millones de habitantes, desplazará a Estados Unidos al cuarto lugar que quedará con 389 millones; precediendo a Indonesia, quinta con 321 millones; sexto Paquistán con 310 millones y séptimo a Brasil con 238 millones. Por lo tanto, en los siete precitados vivirán 48,5% de la población ecuménica; mientras en los restantes 201 países existentes harán lo propio el 51,5% restante.
Otra faceta importante es la relativa a los tramos por edades pues en 2015 los mayores de 65 años eran en el mundo 900,9 millones, es decir, 12,34% del total que para el año 2050 pasarán a ser 2.091 millones y, por tanto, llegarán a representarán 21,6%. En el otro extremo, los niños de cero a 14 años de edad totalizan en la actualidad 941,1 millones, esto es, 12,9%, que para 2050 pasarán a ser 1.348.3 millones (13,9%).
Estos datos actuales frente a los estimados para el año 2050 patentizan la vigencia de un proceso de envejecimiento global que, excluyendo la población africana y de los países bañados por el océano Índico, sería incluso más agudo.
Debe advertirse que en esos 35 años la población africana crecerá, como mínimo, en 142%; en el área de América Latina y el Caribe lo hará en 82%; mientras que América del Norte crecerá a un menor ritmo de 64% y en Europa, a un muy preocupante 37%. Un problema nada sencillo es el de prever cuántos maestros o profesores se requerirán para dar adecuada formación a las nuevas generaciones. Actualmente son 27 millones pero para 2030 ya deberán elevarse a 28 millones y en 2050, a no menos de 35 millones -además de tener una formación técnica muy superior y disponer de medios avanzados, asegurando los requerimientos básicos e indispensables que para entonces tendrá la atención del muy sofisticado mercado-.

Una reacción encubierta
A mediados de octubre pasado se reunieron en el Estado local de Goa (India) los representantes de los cinco países que integran el llamado grupo Brics, quienes no lo hacían desde más de un año atrás. Sin que inicialmente trascendiera, el tema central de dicha convocatoria fue la de examinar los eventuales efectos que podrá tener para sus integrantes el peligro poblacional. Cabe subrayar que cuatro de sus cinco miembros figuran entre los potencialmente más afectados y, si no adoptan ciertas medidas, como ya ha comenzado a hacerlo China, enfrentarán el peligro cierto de un grave retroceso.
Pese a la reserva con que se actuó, trascendió y, lógicamente, despertó un especial interés. En esa VIII cumbre, al término, sólo dieron a conocer su voluntad de asumir el rol de sendos motores del desarrollo y el repudio al terrorismo pero, al mismo tiempo, ocultaron el contenido y resoluciones sobre el problema poblacional hasta mitad de siglo aunque se tiene la certeza que fue centro de los principales debates. Le tocó al presidente chino, Xi Jinping, cerrar las deliberaciones y dijo en esa oportunidad: “El potencial y la fuerza de los Brics en términos de recursos, mercado, fuerza de trabajo no han cambiado y el desarrollo de largo plazo de los Brics es todavía positivo”.
No puede olvidarse que concentran a 43% de la población mundial y actualmente generan 30% del producto bruto ecuménico, además de implementar 17% del comercio internacional. El presidente ruso Vladimir Putin, en el curso de las deliberaciones, sostuvo la necesidad de lograr “una cooperación industrial más efectiva” y la “armonización de reglas y procedimientos aduaneros” como así también las políticas antimonopólicas; con lo cual consideran que quedará asegurada la creciente vigencia de ese grupo. El colega sudafricano enfatizó: “Los Brics deben encabezar la IV Revolución Industrial”, introduciendo masivamente, además de Internet, todas las nuevas tecnologías; siendo el único que soslayó el trauma demográfico considerando la posición de los miembros colegas como “muy favorable”.
El primer ministro indio, Narendra Modi, requirió la mayor colaboración para consolidar en el tiempo la “constitución institucional del acrecimiento del intercambio entre sus miembros” y lograr una real convergencia política para poder incidir en el tratamiento de temas globales o regionales de interés común. El mandatario de Brasil, Michel Temer, en su primera aparición como tal en una cita internacional, hizo una formal invitación para que los cuatro socios del grupo inviertan en su país, asegurando que “serán especialmente bienvenidas aquellas empresas capaces de mejorar estructuralmente” la economía brasileña.
Por lo visto, el tema central de las deliberaciones que versó sobre la evolución de la población mundial hasta 2050 quedó sumido en la más estricta reserva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?