jueves 25, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
jueves 25, abril 2024

Diez años de contratapa

ESCUCHAR

El viernes 22 de febrero de 2013 aparecía, en este mismo espacio, la primera nota de Abogados en la Historia. “Abraham Lincoln: un letrado en la presidencia” fue su título y rescato el primer párrafo: “La historia muchas veces no es como se cuenta en versión simplificada y coloquial. Y esto vale tanto para nosotros como en otras tierras. Como sucede con las historias oficiales, el Abraham Lincoln real era menos solemne, con más errores y más problemas que lo que se filma en su memoria”.

Confrontamos en particular, entre tales películas, al drama histórico dirigido por Steven Spielberg y protagonizado por Daniel Day-Lewis Lincoln estrenado por entonces, pero bien vale como resumen de la actitud que se ha tenido al escribir esta contratapa. 

Desde el inicio, dos agradecimientos profundos nacidos de ese gran rasgo de la conducta humana que es la confianza: a Comercio y Justicia por haber permitido y mantenido el espacio y a todos los lectores que siguen esta columna. Y el recuerdo entrañable de Luis Yong, quien la ilustró por muchos años con tanta dedicación y calidad artística. 

La obra Cincuenta años de lecturas jurídico-políticas del maestro Pedro J. Frías influyó en la matriz de esto. Soy tributario de ese estilo de “glosas de lector”, como gustaba llamarlas, publicadas por entregas en el suplemento de actualidad de la revista La Ley entre 1991 a 1992, mostrando en cada entrega una distinta temática dentro del rubro con esa capacidad de expresar lo esencial de una cuestión en pocas pero afiladas frases, propia de la pluma de Pedro. Desde la perspectiva de Clío, “Abogados en la historia” tiene en su estructura mucho de tal estilo.  

Siempre me impresionó la presencia del derecho como elemento en grandes momentos de la historia. También, que no pocos artistas, políticos, hasta científicos tuvieron que ver con lo jurídico. Una y otra cosa no eran muy conocidas, ya no a nivel general, sino en los mismos círculos jurídicos. 

Hemos procurado, a lo largo de casi 500 artículos de 69 líneas como tope (a veces no obedecido) y unas 900 palabras, contribuir a mostrar aquellas dos ideas.  

Como ejemplos de lo primero podemos citar el sistema sucesorio de nuestro Código Civil permitió que la propiedad de la tierra se subdividiera y no padeciéramos el latifundio. Antes de eso, la libertad de vientres de la Asamblea del Año XIII que permitió dar una salida no traumática al problema de la esclavitud. 

En cuanto a lo segundo, Monica Bellucci fue estudiante de derecho en la Universidad de Perugia antes de dedicarse primero al modelaje y luego a la actuación. Gerard Butler no sólo es abogado sino que también trabajó varios años en un estudio jurídico en Londres antes de empezar a actuar. Otto von Bismarck fue un empleado judicial, bastante gris por cierto, antes de fungir como canciller primero de Prusia y luego de la unificada Alemania. Por citar sólo algunos casos.

Escribir esta página me ha deparado muchas gratificaciones de las que rescato solo una, por cuestiones de espacio: fue uno de los antecedentes tenidos en consideración por la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba para el ingreso como miembro de su Instituto de Historia del Derecho y de las Ideas Políticas “Roberto I. Peña”, a propuesta del Dr. Pedro Yanzi Ferreyra.  

Hemos procurado en todos los artículos de esta contratapa cumplir con aquel imperativo de la difusión de brindar conocimiento, destacar valores y entretener. En el caso, mostrando los hechos de la historia de una forma amigable, en lenguaje llano, pero sin perder profundidad conceptual. 

Tal como dice Laura Chalar en su trabajo “El testigo Shakespeare: un proceso judicial en el siglo XVII”, publicado en la Revista de Derecho de la Universidad de Montevideo: “Los abogados deberíamos tener siempre presente que estamos insertos en una continuidad jurídico-social que trasciende los siglos, y que ha regido las vidas de incontables personas a lo largo de la Historia”. Es por eso que personas y hechos tan distantes y diversos del hoy pueden llegar a tocarnos desde las fuentes históricas, pues “las emociones y problemas humanos que se recogen en estos documentos son atemporales”.

Entender el pasado es un elemento de importancia para construir un futuro mejor. 

Comprender el papel del derecho en la historia de la humanidad es crucial para resguardar y potenciar cuestiones tan trascendentes para nuestra vida como el derecho de defensa, el debido proceso, el estado de derecho, la democracia o la república.

También no es menor que ese conocimiento hace ver cómo somos parte de una misma especie humana que, al lado de su terrible poder de destrucción y violencia, también ha tenido actos no menores de superación y creación en el tiempo.  

Como diría el historiador y pensador inglés Thomas Carlyle: “Puede decirse que el grito de la historia nace con nosotros y que es uno de nuestros dones más importantes. En cierto sentido somos históricos todos los seres humanos”

Robert Burns, poeta escocés, ha ido incluso más lejos al decir: “La historia es cuestión de supervivencia. Si no tuviéramos pasado, estaríamos desprovistos de la impresión que define a nuestro ser”. Algo que vale tanto para las personas como para las sociedades. 

Diez años son una ocasión propicia para detenernos por un viernes, cuando se publica semanalmente esta columna, y compartir el “detrás de escena” que anima a esta entrega escrita con todo ahínco y alegría. 

Lo es también para reiterar un agradecimiento personal a todos los que la hacen posible: lectores, editores, quienes preparan el texto o lo ilustran. A todos, gracias, muchísimas gracias por estos diez años escritos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?