Desde la vigencia de la AUH, menos mujeres se integran al mercado laboral

Por segundo año consecutivo, la población activa femenina volvió a tener un incremento más atenuado que el que acusó la franja masculina.

Un trabajo elaborado por el Instituto de Estudios Laborales y Sociales (Idelas) de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES), con base en los datos que releva el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), corroboró que desde la entrada en vigencia de la Asignación Universal por Hijo (AUH) menos mujeres participan del mercado de trabajo.

“No se trata de una diferencia menor si se tiene en cuenta que en ese período las condiciones macroeconómicas resultaron más favorables para la obtención de un empleo que en los años previos y que su universo es más grande que el del género opuesto”, indicó Idelas, y consideró que revertir la situación “es condición necesaria -aunque no suficiente- para mejorar la distribución del ingreso de toda la economía”.

Aunque, a diferencia del año anterior, en el tercer trimestre de 2011 los indicadores socioeconómicos de la población de más de 14 años, correspondientes al total de los aglomerados urbanos del país que midió la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), informaron sobre un generalizado repunte de la tasa de participación en el mercado de trabajo, con un promedio de 1,1 puntos porcentuales, otra vez la Población Económicamente Activa (PEA) femenina, con 48,1%, fue menos expansiva que la de los varones, que ascendió a 73,2%.

Ese retroceso -indica el estudio- en términos relativos parece explicarse exclusivamente por el efecto desaliento que genera el nuevo subsidio que se instrumentó en el ámbito nacional para cubrir las necesidades básicas insatisfechas de los hogares, la AUH, porque se otorga a las madres que acrediten un ingreso habitual mensual del grupo habitacional inferior al salario mínimo, vital y móvil (SMVM).

Si bien cuenta con amplia aprobación ciudadana, parece desincentivar a la mujer a ingresar al mercado laboral.

La AUH consiste en una prestación monetaria actual de $220 por cada hijo menor de 18 años, o sin límite de edad cuando se trate de un discapacitado (en cuyo caso la prestación es $880).

En el caso máximo de un hogar con hasta cinco menores de 18 años en edad escolar e ingresos comprobables inferiores a un SMVM, la AUH representa un beneficio de $1.100 por mes por hogar.

Según la última información disponible en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), la cantidad de beneficiarios supera 3,5 millones de menores.

Ahora, el trabajo del Idelas apunta a que se generó un quiebre parcial del movimiento virtuoso de ingreso de la PEA al mercado laboral.

Según el instituto, la estadística oficial reveló proporciones de PEA por género “algo menores en el agregado nacional que las que surgen cuando se convierten las tasas informadas de la EPH en cantidad de personas activas de cada aglomerado y luego se divide la sumatoria de cada sexo respecto de la población total de cada apartado”. Ante lo cual realizó un cálculo propio. Sin embargo y en cualquiera de los casos, Idelas recalca que ocurre “un punto de inflexión a partir del pico que alcanzó en 2009 de 47,2% (para el recálculo que hizo Idelas), tras registrar un piso de 41,5% en 2001. En tanto, para esos períodos el Indec informó sobre tasas de 47,9 y 42,2%, respectivamente”. Por el contrario, en la franja masculina, “acorde con el ciclo expansivo que exhibió la economía doméstica, se sostuvo el movimiento ascendente de la tasa de participación, hasta alcanzar un máximo de 73,2% en la medición oficial y de 72,5% en el recálculo”.

A su vez, la estructura etaria de la oferta de mujeres en el mercado de trabajo muestra que en las dos franjas que abre el Indec la estadística las tasas de participación entre el tercer trimestre de 2010 e igual período de 2011 experimentaron aumentos. Sin embargo, en la correspondiente al segmento comprendido entre 14 y 29 años, el movimiento fue más atenuado, apenas 0,8 puntos porcentuales, frente a 1,8% que lo hizo la rama más madura. Mientras que en un análisis retrospectivo de mediano plazo “surge con nitidez cómo el primero retrocedió 0,9 puntos porcentuales desde 2003, a 40,9% de la población de ese grupo, en tanto el segundo se amplió en 5,9 puntos porcentuales, a 64,6%”, advirtió.

En contrapartida, Idelas destacó que en el caso de los varones, no sólo en los cotejos de las tasas de la población que concurre al mercado de trabajo se detectaron aumentos en las dos franjas que por edades presenta la estadística oficial sino que también, tanto en el corto como en el mediano plazo, se anotaron avances, hasta alcanzar ratios de 58,2% en el segmento de 14 a 29 años y de 93% en el comprendido de 30 a 64 años.

Artículos destacados