jueves 22, febrero 2024
El tiempo - Tutiempo.net
jueves 22, febrero 2024

¿Cuál es la verdadera situación de la industria?

Por Salvador Treber. Exclusivo para Comercio y Justicia
ESCUCHAR

La dirigencia empresarial del sector reclama que le otorguen una serie de subsidios y le disminuyan las retenciones para coadyuvar a superar las dificultades que plantea la actual coyuntura.

En oportunidad de festejarse el Día de la Industria, el 2 de septiembre, el presidente de la UIA, Héctor Méndez aprovechó la oportunidad para dejar constancia, en tono casi dramático, de que “hoy es un Día de la Industria de enorme tristeza. No están dadas las condiciones, no hay nada para festejar”, pues están afrontando un período recesivo muy profundo del que todavía no se podía vislumbrar cómo y cuándo saldrán. Dicho planteo, pese a que hizo una acerba crítica a las flamantes modificaciones de la ley de Abastecimiento, no debió llegar al extremo que lo hizo.

En efecto, se extendió en tachar a los legisladores oficialistas como protagonistas de una posición que asimiló a “la obediencia debida”; mientras los dardos contra el Poder Ejecutivo llegaron a considerar ciertos actos de éste semejantes a los de “la dictadura militar”. El desusado enfoque causó lógico malestar y sendas respuestas del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y del Ministro de Planificación, Julio de Vido. El primero consideró que “sus acusaciones son temerarias, absolutamente infundadas” y que “es una falta de respecto a las instituciones de la democracia”.

El segundo, desde Beijing (China) donde estaba negociando créditos e inversiones junto al titular de Economía Axel Kiciloff, advirtió de que esos agravios “son una provocación de corporaciones que impulsan golpes”. El mismo día y en forma más serena, desde el Ministerio del ramo su titular Débora Giorgi, aportó una visión totalmente distinta y auguró un promisorio futuro para el segundo semestre y, en especial, para el año 2015.

Luego de llamar la atención respecto de la expansión de las empresas pyme en tales especialidades, contrapuso una serie de indicadores positivos con que avaló la vigencia de perspectivas favorables. En igual sentido, el jefe del Gabinete sostuvo que desde 2003 hasta la fecha, en esa actividad se operó un inédito incremento récord de 97% y que el índice de productividad lo había hecho en 57%. Es evidente que las dos posiciones no pueden corresponder a la realidad y que una de ellas está empleando una versión que no se ajusta a la verdad.

La actitud de Méndez generó una airada disidencia en el propio seno de la organización que preside; a punto tal que su vicepresidente, José Urtubey, se manifestó en abierta repulsa y advirtió de que no era “intérprete de Héctor”, sobre el cual sostuvo que había hablado difundiendo “su opinión personal” pero no ha sido vocero autorizado de lo que piensan en la Unión Industrial; incluso es casi incomprensible que después de las reacciones suscitadas, todavía permanezca en su sitial.

Quizá sea el titular de las empresas Aluar y Fate quien lo condenó en forma mas enérgica por medio de una nota, que tomó estado público, girada al titular de la Cámara del Aluminio, en el que hace referencia al párrafo en el que Méndez hace una comparación directa con el proceso de Alemania de Hitler. Al efecto enfatiza que “más allá de cada uno de coincidir o disentir con las políticas públicas, el pretender establecer un paralelo con el período más oscuro de la humanidad constituye un acto irresponsable gratuitamente ofensivo al momento de defender una opinión diferente”.

Dentro del imprevisto “fuego graneado” que se suscitó, Capitanich atinó a destacar que en el lapso entre 2003 y 2013, que tales avances fueron consecuencia directa de que “el PBI creció un 7,2% anual acumulativo”, mientras “la productividad industrial creció a 4,5%” también de promedio anual acumulativo. Redondeando la versión oficial, ligó el proceso referido al “salto”paralelo que dijo se ha verificado en cuanto a manufacturas con insumos agropecuarios, subrayando que de los 6,4 millones de nuevos puestos de trabajo que se sumaron a los preexistentes “2,8 millones hayan sido manteniendo la producción relativa del Producto Bruto Industrial respecto al PBI”.

Ratificación posterior de argumentos
En su manifiesto propósito de sumar más fundamentos a sus dichos, el mencionado funcionario agregó que “las exportaciones de manufacturas de origen industrial crecieron aproximadamente 245%, en el período con un flujo neto de de US$28.000 mil millones” que contrastan con apenas “US$8.000 mil millones del año 2003”, señalando que lo que está aconteciendo en 2014 es indispensable evaluarlo “excluyendo la industria automotriz”, en cuyo caso el resto del sector habría crecido 1,5% en el primer semestre.

Frente a versiones totalmente disímiles ha sorprendido que la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), por medio de su presidente Gerardo Venutolo, emitiera juicios de encomio por los aportes públicos que hicieron posible, según sostuvo, reconstruir “el entramado industrial”, al par que hacía simultáneamente una acerba crítica a lo que “algunos llaman despilfarro”, con clara referencia a la decisión política de desarrollar la industria nacional, la generación de empleo y el aumento de las capacidad tecnológica, pues esa inversión genera mayores posibilidades para los argentinos”.

Un nuevo frente de discusión se abrió con posterioridad y tuvo como protagonista a Mauricio Macri, en ejercicio de la Jefatura del Gobierno capitalino aprovechando una reunión celebrada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Se hace evidente que nadie con aspiraciones deja de propugnar sus distintas visiones y expectativas, haciendo conocer antes de entrar de lleno en la disputa preelectoral de 2015. Incluso se descubren algunos casos en que se han adoptado prácticas no muy bien intencionadas que sólo pretenden crear mayores problemas.

Un claro ejemplo de lo que está sucediendo con la industrialización de la cosecha de soja que sólo abarcó a la mitad de la producción pues no menos de 27 millones de toneladas permanece en silos, tratando de optimizar ganancias. Surge con claridad que esperan se produzca alguna devaluación significativa para lanzarla al mercado, pero esta actitud encierra riesgos notorios. Tanto la cosecha de maíz como la de soja en Estados Unidos prometen alcanzar sendos récords absolutos y vienen generando desde ya caídas en las cotizaciones a escala mundial.

El Ministro de Trabajo, Carlos Tomada, también ha terciado en la controversia denunciando que “se pretende mostrar una situación catastrófica”, además de agregar que “hay problemas en la industria automotriz, pero se busca que los haya en forma más generalizada sosteniendo enfáticamente que se derrumba el empleo”; lo cual aclara que no se ajusta a la realidad de los hechos subrayando que “ala industria nunca le fue tan bien”.

Esta versión resultaba diametralmente distinta a la del titular de la entidad, Héctor Méndez.

Un párrafo aparte merece el sector automotriz, en el que en el período enero-agosto de este año cayó la producción en 25,2%, índice que en el último mes trepó a un inusitado 34,5%.

Lógicamente hubo múltiples suspensiones (12.000) y 1.200 en afiliados a la Unión Obrera Metalúrgica pues esa contracción abarcó a la producción autopartes. Córdoba ha sufrido en forma especial estos contratiempos pues dos de las cinco grandes terminales tienen plantas en los alrededores de la ciudad capital.

Las mermas fueron variables, la máxima llegó a 50% en una de ellas y en las restantes el descenso tuvo como límite mínimo -20%, mientras otras dos presentan sendas subas harto pequeñas (3% cada una). Por su parte, la fábrica de camiones afrontó una baja muy considerable (-43%) y dos terminales menores, una japonesa -33% y la de origen alemán -9%. De esta forma se completa el cuadro general, contradictorio y variable que, por tanto, debe ser analizado por especialidades y localizaciones.

El habitual mensaje de la recaudación tributaria
El mes de septiembre no suele ser de los más “fuertes” en esa materia pero en este caso ha proporcionado casi una sorpresa en la comparación interanual pues se advierte un crecimiento de 37,4% que supera a lo realizado hasta el octavo mes. Obviamente, ello no es propio de un mercado interno deprimido y, mucho menos aún, si se considera que el impuesto a las Ganancias, sin dejar de ser el tercer instrumento según su rendimiento individual, en el curso de un año ha registrado un aumento de 55% con $21.823.1 millones; muy superior al respectivo de los nueve meses que ha sido de $192.226.5 millones (+40,9%).

Según es habitual, el Impuesto al Valor Agregado conservó holgadamente el primer lugar por su monto unitario de $29.726 millones, reflejando un acrecentamiento de “sólo” 34,5%, bastante semejante al total del lapso enero-septiembre de $241.772,3 millones. En el segundo lugar están las Contribuciones de Seguridad Social que aportaron $23.585,6 millones (+32%) y en lo transcurrido del ejercicio $210.515 millones, con una comparativamente modesta mejora del 26,8%.

En el cuarto rango, pero a mucha distancia de los precedentes, siguen estando los tributos que recaen sobre el comercio exterior con $8.644,2 millones que, en lo ya concretado de 2014, ascendieron a $89.289,1 millones, aunque se advierte una gradual y sostenida disminución del porcentual de mayor rendimiento, especialmente en las cargas sobre exportaciones, pues subieron apenas 12,9% en septiembre; que contrasta con el acumulado que todavía conserva un alza interanual de 46,2%.

En cuanto a la asignación interjurisdiccional, el conjunto de Provincias y Capital Federal, en el noveno mes de este año, recibieron transferencias de la Nación por $25.779,8 millones que implican un incremento del 40%, pese a lo cual llegó a sólo 220.268,6 millones (+35,5%) en el sumatorio de enero-septiembre analizado. Lo notable es que la Provincia de Córdoba, en el referido septiembre receptó por Coparticipación $2.292,3 millones que surgen de haber tenido una suba nada habitual de 43,5%, aunque totalizó sólo $19.229 millones en lo que va de 2014, cifra que es sólo 35,4% superior en el cotejo con el año precedente.

Pese a las observaciones formuladas, debe convenirse que la gestión recaudatoria ha sido buena y que no aparecen signos de estancamiento de ninguna especie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?