Cinco consejos para delegar con entendimiento

En el fondo, la delegación se trata de formar a otros en una carrera profesional y en el desarrollo de habilidades útiles. 

Por Dale Carnegie Training*

Esto se puede hacer mediante:

1. Seleccionar tareas correctas para la persona adecuada. Se debe elegir siempre las tareas que son un reto pero que esté al alcance de la persona que se desea capacitar.

2. Ser claro acerca de los resultados. Cuando se considera delegar una tarea, hay que tener una firme comprensión de lo que quiere como resultado. Utilizar el correo electrónico para documentar los resultados, así los miembros del equipo podrán hacer referencia a la intención original.

3. Comprender los obstáculos. Es importante realizar un cálculo exhaustivo de la situación laboral actual y los factores que puedan dificultar o ayudar a los esfuerzos de las personas que está delegando. Este conocimiento les ayudará a establecer metas y plazos reales.

4. Proporcionar apoyo. Hacer saber que se está disponible para orientar, si fuere necesario, es otro de los puntos. Nunca dejar a una persona «sola» y siempre responder con rapidez a los mensajes instantáneos y correo electrónico que tengan que ver con el proyecto.

5. Revisar periódicamente el rendimiento. Hay que asegurarse que todos hayan comprendido el acuerdo sobre el progreso actual del proyecto.

* Consultora de RRHH

Artículos destacados