Los préstamos al sector privado de Brasil llegan a 95,8 contra 85% de Argentina

El fuerte crecimiento de las economías de Brasil y de Argentina ofrecen diferencias estructurales en cuanto al  financiamiento que ambos países ofrecen tanto al sector productivo privado como al público, según un trabajo de la consultora abeceb.com

Durante la  recuperación se acrecentaron las diferencias estructurales y una de ellas es el crecimiento del  apoyo al sector privado por parte de los bancos brasileños, en detrimento del público, como ocurre en Argentina.

En junio,  según el informe, el stock total de créditos en Brasil llegó a 1,5 billones de reales, de los cuales 95,8% corresponde a préstamos al sector privado y reporta un crecimiento de 17,4% respecto del año pasado. Así, en los últimos seis años el stock de préstamos a privados más que se triplicó, registrando un crecimiento de  237,2 por ciento  respecto del segundo trimestre de 2004.

A su vez, en Argentina el stock de créditos se ubicó en $191.200 millones en el sexto mes del año, de los cuales 85,5% corresponde a créditos al sector privado, un porcentaje mucho menor al que muestra Brasil. Estos últimos mostraron un crecimiento de 18,1% en los últimos 12 meses y se expandieron 345,3% desde junio de 2004.

Diferencias
Si bien se observa un fuerte crecimiento de los créditos en ambos países, al analizarlo como porcentaje del PBI queda en evidencia el lugar que ocupan en un país y en otro.

Mientras en Brasil dicho porcentaje pasó de 24 por ciento  en el segundo trimestre de 2004 a 43,8% en el segundo trimestre del presente año, en Argentina los créditos pasaron de representar 15,5% del PBI a 12,7% en igual período.

Esta situación expone un mayor crecimiento de los créditos respecto del PBI en Brasil que se traduce como un mayor apoyo al sector privado, mientras que en Argentina no se observa un acompañamiento de los créditos a la par del crecimiento del país, de hecho, los préstamos explican cada vez menos la expansión argentina, expresa el estudio.

Artículos destacados