jueves 13, junio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
jueves 13, junio 2024

Para entorpecer el transporte no hace falta que las demoras sean largas

ESCUCHAR

En Salta, el juez federal de Garantías N°1, Julio Bavio, imputó a Oscar Daniel Méndez por entorpecimiento del transporte aéreo. 

Bavio hizo lugar al pedido de la Unidad Fiscal Salta, representada por la agente auxiliar Florencia Altamirano.

El hecho ocurrió hace pocos días, cuando Méndez se presentó en el área de embarque de equipaje del Aeropuerto Internacional Martín Miguel de Güemes.

Luego de entregar su valija, ante las preguntas de rigor de la receptora del equipaje de la línea aérea Jet Smart, tales como si transportaba algún dispositivo explosivo, el pasajero respondió que llevaba una bomba. La empleada alertó a la supervisora, quien interrogó a Méndez respecto a si había dicho esa palabra.

De acuerdo con lo expuesto por la fiscal, el ahora encausado reconoció entonces que sí la mencionó y que, por ello, por protocolo, se les dio aviso a las autoridades de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que acordonó el lugar y paralizó la actividad, lo que ocasionó la demora del despegue del vuelo.

La agente precisó que en el marco del protocolo se hizo presente personal divisiones especiales de seguridad, tales como el Grupo Especial de Control de Explosivo y de Bomberos de la PSA.

Los especialistas inspeccionaron el equipaje del Méndez y no detectaron explosivos.

El pasajero quedó detenido y luego quedó imputado en la audiencia de formalización de la investigación.

Para sustentar la medida, la auxiliar fiscal mencionó las pruebas reunidas y ratificó la comisión delictiva en la que incurrió el acusado, quien luego trató de minimizar la situación al aludir al hecho como una broma. 

Méndez, quien declaró trabajar como encargado de un edificio, dijo que fue desde Buenos Aires a Salta para pasar unos días de descanso. Reconoció haber mencionado la palabra “bomba”, pero en otro contexto. Indicó que, ante la pregunta de la empleada de la aerolínea, se sorprendió porque viajó ya en cuatro oportunidades y era la primera vez que le consultaban si llevaba algún dispositivo explosivo. “Ante la pregunta, dije que la bomba la había dejado en casa”, sostuvo el acusado. Reconoció que fue un error y afirmó que “se le escapó” ese término y se manifestó arrepentido de todos los inconvenientes causados.

Su defensa, en tanto, se opuso a la imputación por entender que la desafortunada situación no causó un gran perjuicio. Altamirano rebatió el argumento y recordó las demoras y el despliegue de personal de seguridad que suscitó el hecho.

El juez Bavio se inclinó por la posición de la Fiscalía y dio por configurado el entorpecimiento del transporte. En ese sentido, explicó que no importa si fueron cinco o 25 minutos de procedimientos porque el delito se cometió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?