Escasa adhesión al paro de actividades de los empleados judiciales

En Córdoba sólo se plegó tres por ciento de los trabajadores. En el interior el acatamiento a la medida fue dispar. El gremio presentó un amparo por los descuentos practicados.

Tal como estaba previsto, la asociación que nuclea a los empleados del Poder Judicial de Córdoba concretó ayer el segundo paro del año en reclamo de diversas reivindicaciones salariales.

La medida de fuerza se concretó pese a que esta semana el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) dispuso por acordada un aumento para empleados y jueces del orden del 12 por ciento.

Además del paro de actividades, los judiciales presentaron ayer un amparo por los descuentos de hasta $ 1.600 efectuados a miembros de la Policía Judicial por días no trabajados a raíz de huelgas pasadas.

En pleno reclamo, la titular del gremio, Irina Santesteban, aseguró que que las medidas de fuerza las levantarán sólo si hay negociación y diálogo con el Tribunal Superior de Justicia. «El TSJ no tuvo la decencia de hablar ayer con nosotros ni informarnos sobre el 12%», sostuvo.

Al mismo tiempo recordó que siguen reclamando la apertura de paritarias y la mejora en las condiciones laborales.

Acatamiento
Aunque en el gremio se mostraron conformes con la adhesión de la medida de fuerza, en el Poder Judicial informaron que en la ciudad de Córdoba sólo se plegó al paro 3,33 % de la planta del personal.

En tanto, en el interior de la provincia el acatamiento fue dispar. Río Tercero, Laboulaye y Río Segundo fueron los departamentos que tuvieron más adhesión, con 50, 60 y 70 por ciento, respectivamente. En tanto, en Cruz del Eje, Jesús María, Deán Funes y Villa Dolores nadie se plegó al paro de actividades.

También fue escasa la adhesión en Río Cuarto -tres por ciento- y Carlos Paz, 12 por ciento.

En el caso de Córdoba Capital, los datos fueron recabados por las autoridades de cada tribunal y, en el interior, por las Superintendencias.

Artículos destacados