Home  >   Coronavirus, Profesionales   >   Los equipos sanitarios cordobeses evidencian sus precarias condiciones laborales

Los equipos sanitarios cordobeses evidencian sus precarias condiciones laborales

La Federación de Profesionales Universirtarios de Córdoba (Fepuc), que los nuclea, advirtió de la falta de medidas de protección personal y de insumos. Reclama también la inclusión de la infección por Covid-19 dentro de las enfermedades laborales alcanzadas por la Ley de Riesgos del Trabajo. Precisó que el sector ya presentaba ingresos salariales degradados

En el Día Mundial de la Salud, la Federación de Profesionales Universitarios de Córdoba (Fepuc), nuclea a los colegios, consejos y asociaciones de la salud, manifestó su “preocupación” por el estado en el que se encuentran los equipos de salud. Sostuvo que al deterioro de las condiciones laborales, se suman múltiples situaciones que deben soportar mientras combaten la pandemia.
“En este 7 de abril, es necesario visibilizar a las y los profesionales de los equipos interdisciplinarios de salud -tanto del sector público como privado, ya sea en relación de dependencia o independiente- como trabajadores, con ingresos ya degradados y en general no alcanzados aún por medidas específicas de protección dispuestas por el Estado en esta contingencia. Muchos entregando jornadas laborales sumamente extensas y advirtiendo sobre la falta de medidas de protección e insumos; y otros afectados por la imposibilidad de trabajar en este contexto de crisis, debiendo afrontar inexorablemente sus compromisos fiscales y alimentarios”, precisó Nora Vilches, presidenta de la Fepuc.
En este marco, solicitó a las autoridades competentes en cada materia y jurisdicción, una serie de acciones concretas:
• Provisión de equipos para protección adecuada y oportuna contra el Covid-19 (mascarillas, barbijos, guantes, etc.).
• Insumos para desarrollar con “calidad y seguridad” el trabajo cotidiano y que se realice un estricto control de precios de los mismos.
• Criterios de organización y equidad en la distribución de los recursos.
• La inclusión de la infección por Covid-19 dentro de las enfermedades laborales alcanzadas por el régimen de protección de la ley 24557 de Riesgos del Trabajo.
• Medidas de protección para los profesionales de la salud independientes que, según el Observatorio de Fepuc, representan el 69% del sector. En este sentido: incorporación en todos los programas existentes sean de asistencias, exenciones, subsidios, financiamientos, promociones de la actividad productiva y un “pago solidario” por parte de prepagas y obras sociales.
Vilches resaltó el rol fundamental de los profesionales. “Muchas veces cumplen el trabajo en deficientes condiciones de trabajo, seguridad y reconocimiento. Esperamos que la actual situación de emergencia sanitaria sea una oportunidad para poner en valor el trabajo que los y las profesionales de todas las disciplinas que integran el equipo de salud realizan cada día en nuestra sociedad”, afirmó.

Precariedad laboral
En la provincia de Córdoba el sector de profesionales vinculados a la salud representa 30% del universo total de profesionales, según el estudio realizado en junio de 2019 por el Observatorio de Profesionales de Fepuc. Allí se describe la existencia de un elevado índice de precariedad laboral en el sector, en el cual 67% son mujeres.
“Más de la mitad de los profesionales de salud no cuentan con los mismos derechos laborales que quienes son asalariados, con relación de dependencia reconocida y formalizada. Pero agrava la situación el hecho de ser mujeres: estas no cuentan con licencias por matrimonio, maternidad, días por enfermedad de sus hijos y/o familiares, vacaciones, etcétera, lo que pone en tensión el acompasamiento de su trabajo rentado con el trabajo no remunerado que le implican las tareas de cuidado en el hogar”, agregó el informe. Además, recordó que tanto las mujeres como los hombres del sector perciben SAC (sueldo anual complementario) y no cobran asignaciones familiares, hecho que en el caso de mujeres divorciadas o separadas con hijos bajo su tenencia agrava “notablemente” su situación económica.
Asimismo, indica que 35% de los profesionales trabaja en más de un lugar de manera remunerada (pluriempleo), pero en el sector salud este porcentaje se eleva a 45,5%.