Home  >   Justicia   >   Condena a Johnson & Johnson por un producto “peligroso” para las mujeres

Condena a Johnson & Johnson por un producto “peligroso” para las mujeres

En Estados Unidos, el juez californiano Eddie Sturgeon condenó a la empresa Johnson & Johnson a pagar 344 millones de dólares por la comercialización falsa y engañosa de una malla pélvica utilizada por decenas de miles de mujeres.

La demanda que se ventiló en San Diego es parte de una serie de planteos similares en contra de la compañía.

En todo el mundo, las demandantes cuestionaron la eficacia del producto, diseñado para dar soporte a los músculos debilitados que sostienen los órganos pélvicos.

Sturgeon dictaminó que Johnson & Johnson conocía los riesgos potenciales y los efectos secundarios del bien antes de lanzarlo que pese a ello, no los divulgó en los materiales educativos y de mercadeo que le proporcionó a médicos y pacientes. “Las complicaciones podrían ser tan severas que sería necesario quitar la malla pero, a diferencia de otros implantes, la extracción es difícil y dañina y puede requerir múltiples cirugías”, estableció el magistrado, acotando que, incluso, hay secuelas irreversibles.

Las mujeres que usaron los dispositivos denunciaron que los efectos secundarios incluyen incontinencia, infección, sangrado y dolor crónico.

“Johnson & Johnson conocía el peligro de sus productos de malla pero puso sus ganancias por delante de la salud de millones de mujeres”, declaró el fiscal general de California, Xavier Becerra, después del fallo.

La oficina que encabeza Becerra demandó a la firma en 2016, después de que una investigación multiestatal que llevó varios años concluyó que Johnson & Johnson se incurrió en un supuesto de publicidad engañosa, gracia a la cual, entre 2008 y 2014, vendió más de 470 mil mallas pélvicas en Estados Unidos (30 mil en California).

Actualmente, a nivel global, más de dos millones de mujeres tienen la malla en sus cuerpos.

La firma llegó a acuerdos con el estado de Washington y con una coalición de otros 42 estados.

La demanda que se ventiló en San Diego, Californi, es parte de una serie de planteos similares en contra de la compañía.

En todo el mundo, las demandantes cuestionaron la eficacia del producto diseñado para dar soporte a los músculos debilitados que sostienen los órganos pélvicos.