Home  >   Economía   >   Sólo 3 de cada diez pymes industriales creen que su producción aumentará

Sólo 3 de cada diez pymes industriales creen que su producción aumentará

Lo indicó un nuevo informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). En el décimo mes del año, la retracción fue de 2,8% interanual

En un escenario recesivo, que según las perspectivas de especialistas locales y entidades internacionales se extenderá por gran parte de 2020, sólo tres de cada diez pymes industriales (29%) considera que su producción aumentará en los próximos meses, según el relevamiento mensual correspondiente a octubre que realizó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
En tanto, durante el décimo mes del año, la actividad del sector cayó 2,8% interanual, registrando 17 consecutivos de retracción, aunque en la última medición se observó una desaceleración de la baja, según advirtió la entidad.
“En la comparación mensual la industria pyme creció 9,1%, sin desestacionalizar, que se explica porque octubre tiene un día más y estacionalmente siempre es más fuerte que septiembre porque arranca la producción para la venta de fin de año”, detalló la organización que agrupa a las medianas empresas del país, mientras que “las industrias exportadoras tuvieron una mejor performance, con un aumento anual de 1,1% en la producción, que se explica por los mayores envíos externos”.
En la misma línea, se observó el comportamiento de las empresas con más de 50 empleados, las cuales crecieron 1,2%. En tanto, las que poseen menos de 50 trabajadores en relación de dependencia cayeron en promedio 3,4%.
En tanto, precisó el relevamiento “la industria pyme acumula una baja promedio de 7%, cuando se compara con la producción realizada entre enero y octubre del año pasado”.
“La buena noticia en octubre, es que ya no cayeron todos los sectores. Productos químicos, por ejemplo, finalizó el mes con un aumento anual de 4,4% logrando así su tercer mes consecutivo de crecimiento. Alimentos y bebidas tuvo un alza de 0,4% anual y Papel, cartón, edición e impresión, se mantuvo sin variación”, se detalló.

“En cambio, continuaron cayendo fuerte en la comparación anual: calzado y marroquinería (-11,8%), productos electrónicos e Informática (-9,3%), minerales no metálicos (-7,9%), productos de caucho y plástico (-6,6%) y productos textiles y prendas de vestir (-4,8%)”, destacó el comunicado de la organización.
Otros datos importantes que se informaron fueron que en octubre subió a 39,5% el porcentaje de empresas con rentabilidad positiva (desde el 28,6% de agosto y 33,3% en septiembre).
Por otra parte, se incrementó significativamente la proporción de industrias con aumento anual en su producción, a 41,7%, desde 34,2% en septiembre.
Aun así, se advirtió de que el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) se ubicó en 77,6 puntos, convirtiéndose en materia de actividad, en el octubre más bajo en 11 años.
Todos los datos consignados en el informe mensual de CAME corresponden a 300 industrias pyme de todo el país.

CREA
Las economías regionales emplean hasta cuatro veces más personas que las del centro

Las economías regionales en la industria primaria pueden emplear hasta cuatro veces más trabajadores de lo que lo hacen las economías centrales, mientras que en la cadena agroindustrial la proporción puede ser de tres veces mayor en las economías regionales, según datos presentados en el encuentro de CREA Olivícola San Juan.
En la producción primaria, mientras que la región Centro emplea 7,7 jornales por cada millón de dólares producidos; el NOA emplea 33,2 jornales, el NEA 15,7; Cuyo 31,9 y la Patagonia 30,2 empleos.
En tanto, en la cadena agroindustrial la relación es de 8,2 empleos por cada millón de dólares producidos en la región centro, para el NOA la cantidad de empleos crece a 27,7, en el NEA 17, en Cuyo 21,5 y en la Patagonia 19,6 empleos.
Los datos fueron presentados en el encuentro donde unos 200 productores de la zona olivícola, vitivinícola y pistachera, abordaron la realidad del sector.
“Las economías regionales son estratégicas en la generación de empleo, valor y crecimiento sustentable de la Argentina”, dijo José Chediack, presidente del Grupo Phronesis, al presentar el cuadro comparativo de empleabilidad con base en datos de Agroindustria.
“Las economías regionales pueden integrar la cadena de valor por su escala, algo que no pueden las economías del centro porque son de una magnitud tan grande que se los impide”, dijo para explicar la razón de la proporción.
Chediack exaltó la necesidad de impulsar las economías regionales para lograr “un país sustentable”.
“Las economías del centro con sus sectores, lacteos, sojero, maicero, triguero, exporta por US$ 40.000 millones pero no consume más del 10% de la mano de obra total argentina. Los US$4.000 millones que exportan las economías regionales están consumiendo un 6% de la mano de obra”, agregó.
Para el empresario, el impulso de las economías regionales promueve además un conjunto de elementos circundantes como por ejemplo, la infraestructura (no sólo vial sino también de servicios que incluyen escuelas o centros de salud para la atención de los habitantes de esas regiones). También adaptar el diseño de la contratación laboral ya que se trata de empleos con mucha estacionalidad; mejorar el transporte; financiamiento; establecer una política fiscal sostenibles; el desarrollo de clusters productivos y principalmente la necesidad de conocimiento e investigación asociada a lo que los productores necesiten.
“En un país que tiene más del 30% de pobreza, donde la única manera de salir de esta situación es generar trabajo”, dijo el empresario para subrayar la necesidad de estímulo de estos sectores productivos.
El encuentro contó con la presencia de oradores locales e internacionales como el caso de Louise Ferguson, directora del Centro de Investigación e Información sobre Frutas y Nueces de UC Davis, California; y el especialista en suelos chileno, Antonio Lobato.