Home  >   Economía   >   Para el mercado, 2019 cerrará con una inflación anual de 55% y un dólar a $66,7

Para el mercado, 2019 cerrará con una inflación anual de 55% y un dólar a $66,7

Mientras tanto, el costo de vida se incrementará en un pico máximo de 5,8% durante este mes, según indicó el relevamiento que mensualmente difunde el BCRA. Por otro lado, un informe de la Universidad de Avellaneda alerta que ya se fugaron 80% de las divisas que ingresaron al país este año por el préstamo del FMI

En el medio de la crisis económica que afecta el país, ayer se conocieron las primeras cifras de carácter oficial que muestran el impacto que tiene la corrida cambiaria, que se registra desde inicios del mes de agosto, en los niveles de inflación y en la economía en general.
Este martes a la tarde, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) difundió el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), el cual anticipó que 2019 cerrará con una inflación de 55%, mientras que el dólar continuará con una tendencia alcista y este mandato presidencial de Mauricio Macri finalizará con una cotización por unidad de $66,7.
El documento se dio a conocer luego de que el titular de la autoridad monetaria, Guido Sandleris ratificó en la conferencia de prensa del martes la suba del costo de vida y de la pobreza en todo el país, como consecuencia de la volatilidad en el tipo de cambio y en el marco de un esquema económico que -luego de los resultados de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO)- desnudó su vulnerabilidad al movimiento de los capitales financieros.
En detalle, el texto del REM anticipó que el peor mes de este año en relación al incremento de precios será en septiembre, con un alza intermensual de 5,8%, luego de un agosto que mostrará también un porcentaje elevado de 4,3%. Según las proyecciones, recién en febrero de 2020, se retornaría a una suba intermensual de tre por ciento, muy lejos de todas las proyecciones que se realizaron sobre el tema meses pasados y de las estimaciones del Gobierno nacional.

Así, este año finalizará con una inflación que será casi ocho puntos porcentuales mayor a 2018, año que también se vio jaqueado por una profunda crisis cambiaria que comenzó en abirl y finalizó recién en octubre, cuando asumió el actual titular del BCRA e implementó un rígido esquema de política monetaria basado principalmente en la tasa de referencia de las Letras de Liquidez (Leliq). Vale señalar que la estrategia elegida entonces por la administración nacional tampoco alcanzó para contener la tendencia ascendente en la cotización de la divisa estadounidense este año que, más allá del salto del último mes, durante todo el primer semestre se fue acentuando.
Según el REM, la difícil problemática del incremento de precios también se extenderá para los próximos años. En 2020, será de 38% interanual y, en 2021, de 28,3%, aún contemplando escenarios más favorables.
En cuanto al PBI, este año terminará con una variación negativa de 2,5%, el año que viene se contraerá 1,1%, mientras un moderado crecimiento de 1,9% recién llegará en 2021.
Sobre la tasa de referencia de las Letras de Liquidez (Leliq), el promedio para este mes será de 80%, mientras que hacia diciembre podría ubicarse en 73,2%.
Por último, los analistas y consultoras que participaron de la encuesta del BCRA en agosto proyectaron un déficit fiscal primario al finalizar este ciclo de $142,6 miles de millones ($41,1 miles de millones adicionales de déficit respecto del REM de julio) y una cifra negativa de $114,5 miles de millones para 2020.

Día 2
Mientras, en el segundo día de vigencia de los fuertes controles al mercado cambiario que se dispusieron el domingo pasado, el BCRA flexibilizó este martes la posición de los bancos en moneda extranjera para que las sucursales tengan mayor liquidez para darle a los ahorristas en caso de que fuera necesario. La flexibilización consiste en que no se computa en la fórmula vigente hasta ayer el efectivo que tienen en las cajas en las sucursales.

La norma original indicaba que la posición diaria en moneda extranjera no podía superar el importe de US$2,5 millones o cinco por ciento de la Responsabilidad Patrimonial Computable de cada entidad del mes anterior al que corresponda.
En cambio, la normativa dispuesta ayer intenta complementar las herramientas dispuestas recientemente para y permitir que la autoridad monetaria fortalezca su poder para controlar la situación cambiaria y garantizar a los ahorristas la disponibilidad de billetes.
Aun contando esta decisión y de las ventas directas que realizó el organismo, ayer el dólar para la venta al público subió a $58,48 promedio, en tanto en el segmento mayorista la divisa retrocedió dos centavos y finalizó a $55,99.
En cuanto a la tasa de política monetaria, el BCRA convalidó una suba para las Leliq de 45 puntos básicos respecto del lunes y llegó a 85,73%. Con este porcentaje histórico de interés, el total adjudicado fue de $232.184 millones y a partir de esta operatoria se generó una contracción de liquidez de $42.017 millones.

INFORME
Este año, ya salieron del país 8 de cada 10 dólares del préstamo Stand By

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda (Undav) informó ayer que durante lo que va de este año, ya salieron del país ocho de cada 10 dólares que ingresaron en este período como parte del acuerdo Stand By que Argentina firmó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
La fuga de los capitales se registró en concepto de Formación de Activos Externos y Salida de Capitales Golondrinas, según precisó el documento que se difundió a través de las redes sociales.
“Las proyecciones que se realizaron por el FMI al firmar el acuerdo distan radicalmente de lo manifestado en la realidad actualmente”, dijeron los especialistas en el texto y agregaron que “en este aspecto, el fondo equivocó desde un comienzo el foco verdadero de los principales problemas que aquejan a la Argentina”, ya que “hizo hincapié primordialmente en la necesidad de achicar los gastos públicos, cuando en realidad la causa de los principales problemas económicos que afectaban al país radicaban primordialmente (y radican) en los desbalances externos”.
“Con el préstamo, que básicamente se disipó por el canal de la fuga de divisas, la Argentina no hizo más que agudizar sus problemas externos”, indicaron.

FITCH
La calificación de la deuda soberana subió a CC

La calificadora de riesgos Fitch subió ayer la calificación de deuda soberana de Argentina a “CC” desde “incumplimiento restringido”, luego de que el Gobierno pagó instrumentos de deuda a corto plazo el 30 de agosto.
La agencia de calificación, sin embargo, rebajó el techo del país a “CCC” desde “B-”, citando la reciente imposición de controles de capital y los riesgos de que puedan ser más estrictos.
Fitch señaló que la calificación “CC” refleja la expectativa de un probable nuevo incumplimiento por parte del país o algún tipo de reestructuración de la deuda.