Home  >   Economía   >   Las reuniones técnicas con el FMI se prolongarán hasta octubre y condicionan el nuevo desembolso

Las reuniones técnicas con el FMI se prolongarán hasta octubre y condicionan el nuevo desembolso

Continuarán demorados los US$ 5.400 millones que estaban pautados para este mes en el convenio del préstamo stand by que el organismo firmó con el país. El Gobierno insiste en que cumplió las metas acordadas. Las negociaciones prosiguen hoy en Washington

Tal como ya advertían distintos analistas privados, continuarán demorados los US$5.400 millones que estaban pautados para este mes en el cronograma del acuerdo por el préstamo stand by que el país firmó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el año pasado.
A pesar de que el Gobierno nacional asegura que cumplió las metas acordadas, la nueva postergación del envío de los fondos fue deslizada en el comunicado oficial que emitió el director interino de la entidad, David Lipton. El texto fue posteado en la red social Twitter del ejecutivo luego de reunirseayer en Nueva York con el presidente Mauricio Macri, el ministro de Hacienda Hernán Lacunza y el titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Guido Sandleris.
En la breve misiva, que se encuentra publicada en el sitio web del organismo, Lipton indica que las reuniones con los funcionarios y los técnicos argentinos continuarán hasta mediados del próximo mes, fecha en la cual también se iniciarán las reuniones anuales de la entidad que preside y momento en el cual asumirá al frente del FMI la nueva directora, Kristalina Georgieva.
Además, el propio Lacunza informó que el 14 de octubre enviará una misión técnica para continuar las negociaciones.

En detalle, Lipton informó que tuvo “una reunión constructiva” con Macri, Lacunza y Sandleris, en la que discutieron “los esfuerzos que Argentina ha realizado bajo este programa y sus impactos positivos”, a lo que agregó que “las recientes medidas de las autoridades han ayudado a calmar los mercados”.
En ese sentido, el ejecutivo destacó que había expresado la intención del FMI de “continuar colaborando con las autoridades y ayudarlas a responder a la difícil situación y los tiempos difíciles que se avecinan”, y que “nuestro diálogo y estrecha colaboración con las autoridades argentinas continuará con las reuniones técnicas que se realizarán más adelante esta semana y antes de las reuniones anuales del FMI”.
Vale señalar que es este último párrafo el que permite inferir que no se realizará esta semana la liberación del dinero. Esta cuestión es clave para el Gobierno puesto que ese ingreso de divisas es fundamental para sostener lo que quedó en pie del programa financiero, luego de la corrida cambiaria de agosto y el anuncio de “reperfilamiento” de los títulos públicos con vencimientos en pesos, proyecto que se encuentra ya en el ámbito del Congreso.

Aun así, según el itinerario que informó días pasados el ministro de Hacienda, hoy se sucederán nuevas reuniones entre los funcionarios argentinos y las autoridades del FMI, en Washington, lo cual da a entender que mayores precisiones se conocerán en esta jornada de miércoles.
Por su parte, luego del encuentro con Lipton, Lacunza aseguró que estuvo “claro” durante la reunión que el país cumplió con sus metas fiscales y monetarias, estipuladas en el acuerdo por el crédito. El titular de Hacienda señaló que “hubo un avance como parte de una serie de conversaciones. Fue una buena reunión, con David Lipton y con Alejandro Werner. El presidente Macri pasó al final de la reunión, unos 10 minutos, para expresar la posición argentina”.

Martes
Mientras comenzaba ayer la ronda de reuniones de la delegación argentina con autoridades del FMI, la cotización del dólar se mantuvo estable y sólo subió un centavo para la venta minorista: cerró en $59,33. En tanto, en el segmento mayorista, la divisa cayó cinco centavos y finalizó en $56,87.
El control de la estabilidad se debió, en parte, a la presencia de oferta genuina de esa divisa, luego de que el Gobierno nacional indujo por decreto a los exportadores a liquidar para poder cobrar reintegros. Además, también se registró presencia oficial en el sector de contado y en los mercados de futuros.
Por el lado de la política monetaria, el BCRA convalidó para el interés de las Letras de Liquidez (Leliq), 46 puntos básicos respecto del cierre del lunes. En detalle, el total adjudicado de esas letras fue de $210.564 millones, sobre vencimientos por $195.227 millones, lo que generó una contracción de liquidez de $15.337 millones.
El volumen negociado en el segmento de contado fue de US$353 millones; y se operaron cinco millones en el segmento de futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE).
En el Rofex se operaron US$346 millones, lo que representó una suba de 68% respecto del lunes.
En el ámbito bursátil, el S&P Merval bajó ayer 4,38% afectado por el aumento de tensión en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la falta de novedades con relación al préstamo del FMI, noticia que también impactó en forma negativa en la cotización de los títulos de deuda argentinos e hizo avanzar tres por ciento el riesgo país, hasta 2.227 puntos básicos.

MACRI EN LA ONU
“Decidimos dejar atrás una etapa de confrontación con el mundo”

También ayer, el presidente Mauricio Macri participó de la 74ª Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en Nueva York.
En esta ocasión, expresó que desde que asumió su mandato en 2015 tomó la determinación de “dejar atrás una etapa de confrontación con el mundo” para “desarrollar una inserción internacional inteligente, en un contexto complejo en el que decidimos asumir una responsabilidad y hacer un aporte al fortalecimiento del multilateralismo”.
También sostuvo que el rumbo de su gobierno “se caracterizó por desempeñar un rol constructivo para enfrentar juntos los desafíos globales”, siempre “apostando por la búsqueda de consensos y la acción colectiva, y actuando con la convicción de que el mundo es mucho más una oportunidad que una amenaza”.
Además, le pidió a Irán que “coopere con las autoridades judiciales argentinas” para “avanzar en la investigación del atentado contra la AMIA”, al reafirmar la necesidad de que “todas las personas involucradas en los ataques se presenten ante los tribunales argentinos para que puedan ser juzgados y eventualmente condenados”.
El Presidente, en tanto, convocó al Reino Unido a “reanudar negociaciones bilaterales” que “permitan encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa” por la soberanía sobre las Islas Malvinas. Finalmente, el primer mandatario dedicó algunos párrafos a destacar avances en materia de medio ambiente, cambio climático e igualdad de género.