Home  >   Economía   >   La debacle de los mercados complica los pagos de deuda de Schiaretti y Llaryora

La debacle de los mercados complica los pagos de deuda de Schiaretti y Llaryora

La Provincia debe afrontar vencimientos este año por más de $25 mil millones. En tanto, en 2021 suman $87.177 millones.
El Gobernador preveía tomar deuda por $90.843 millones en 2020. De ese monto, casi la mitad era para cubrir pagos de este año y sostener la obra pública. En tanto, el municipio debe pagar en 20 días US$5,9 millones. Pensaba emitir una letra de $500 millones. Ahora, ambas administraciones están complicadas por las turbulencias

 

Alfredo Flury aflury@comercioyjusticia.info

El derrumbe de los mercados bursátiles en todo el mundo y particularmente en Argentina, producto de la aversión global al riesgo como consecuencia del coronavirus que también golpeó al precio del petróleo, complicó aún más el panorama financiero para la Provincia y la Municipalidad de Córdoba, en un contexto restrictivo para fondearse en el mercado de capitales.
Ayer, luego de un nuevo “lunes negro”, el riesgo país trepó a alrededor de 2.800 puntos, el valor más alto desde 2005. La situación sumó presión extra al ya complicado proceso de reestructuración de deuda del Gobierno nacional, pero las esquirlas golpearán en todas direcciones, entre ellas a Córdoba -provincia y ciudad-. Las empresas no quedan exentas.
En el caso de la administración de Juan Schiaretti, este año debe afrontar vencimientos de deuda por 25.323,53 millones de pesos, entre capital e intereses. De ese monto, 21.890 millones de pesos son pasivos en dólares traducidos a pesos a un tipo de cambio promedio de 67,1 pesos, conforme pautas macrofiscales del proyecto de Presupuesto 2020.
Si bien se trata de un monto “manejable”, que representa 7,72 por ciento de los ingresos corrientes presupuestados para este año, no deja de representar un problema para las arcas públicas.
Es que aún hay demasiados cabos sueltos en el horizonte. Por lo pronto, observar la evolución del dólar, que por ahora se mantiene sin mayores cambios a raíz el duro cepo cambiario que acentuó la gestión de Alberto Fernández.
Las turbulencias de ayer volvieron a golpear las monedas de los emergentes, por ejemplo Brasil, que devaluó su moneda una vez más. El Gobierno argentino ya dio señales de que no quiere un atraso en el tipo de cambio. No obstante, tampoco quiere que un alza del dólar vuelva a sumar presión sobre los precios. Un dilema cuyo final dependerá del contexto externo pero también de cómo resulte la reestructuración de la deuda, en plena etapa de definición.
En paralelo, los recursos corrientes hoy son ciertamente escasos. La recaudación, aunque en repunte, aún sigue por debajo en términos reales. Para peor, el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) exige una mejora de la propuesta salarial oficial. Ayer, el SEP, el gremio más permeable a aceptar la oferta de Schiaretti, resolvió en un plenario pasar a cuarto intermedio hasta la semana próxima a la espera de una mejora. La Unión de Educadores de la Provincia (UEPC) ya había hecho lo mismo el viernes último.
Y para sumar un frente extra, el déficit de la Caja de Jubilaciones está lejos de resolverse, al menos por vía del financiamiento de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). Por ahora, será entonces el Tesoro provincia

El el que deba afrontar los cerca de 2 mil millones de pesos mensuales de pérdida que genera el organismo. Esa situación más allá del acuerdo logrado ayer con Anses aunque por deuda anterior a la gestión de Alberto Fernández (ver aparte). En ese contexto, el déficit podría ser aún mayor si prospera la propuesta salarial de la Provincia de bajar los aportes personales de los empleados como parte de una mejora salarial. Esa diferencia que va a la Caja será cubierta por la Provincia. Más desfinanciamiento para una repartición que exige cada vez más esfuerzo fiscal del Gobierno. 

En ese contexto, Córdoba tiene un exigente cronograma de vencimientos este año. Ni hablar el próximo, cuando hay que pagar más de 87 mil millones de pesos, principalmente por el vencimiento de capital de un título en dólares bajo legislación extranjera.
Hoy no hay chance alguna de salir a emitir para afrontar esos pagos, al menos en el mercado externo, donde la Provincia debería pagar al menos 30% en dólares para tomar dinero. Inviable.
Así, Córdoba deberá afrontar los pagos próximos con recursos propios. Queda la posibilidad de fondearse con letras en el mercado interno, en pesos. Pero tampoco parece ser éste el momento, a raíz de la debacle global de las últimas horas.
Schiaretti dijo el 10 de diciembre pasado, al momento de asumir un nuevo mandato, que Córdoba iba a cumplir todos sus compromisos de deuda en tiempo y forma. De hecho ,desde entonces y hasta ahora los cumplió, con pagos importantes, en dólares, de vencimientos de títulos emitidos en el mercado externo.
Pero el panorama es cambiante. Por ahora hay hermetismo en el Centro Cívico respecto de la estrategia a seguir.
En cuanto a los números, más allá de los de la recaudación que se difunden regularmente, no hay datos de la ejecución presupuestaria desde noviembre pasado. Toda una eternidad en función de la dinámica con que evoluciona el panorama económico.
Por lo demás, una herramienta a la que podría apelar el Gobernador es postergar pagos a proveedores y contratistas. De hecho, esa situación viene ocurriendo. Al menos hasta noviembre pasado, último dato oficial disponible, sólo el pasivo por ese concepto llegaba a 11.625,07 millones de pesos. Nada hace suponer que se haya reducido.
Aún sin cifras de 2020, se descuenta también que hubo un fuerte ajuste en la ejecución de obra pública y en todo caso se ejecutan trabajos con crédito externo oportunamente otorgado y sólo en parte con recursos propios. En cuanto a los vencimientos para este año, representan el equivalente al ahorro corriente previsto para 2020. Según el proyecto de Presupuesto aprobado oportunamente, la Provincia estimaba un resultado financiero consolidado de 32.215 millones de pesos negativo, principalmente por la ejecución de obra pública prevista y, según la argumentación oficial, para la “atención a los sectores más vulnerables de la sociedad mediante distintos programas de asistencia social”.
El resultado deficitario del consolidado de la Administración Pública No Financiera (APNF) se cubriría con deuda. “Se presupuesta uso del crédito por un monto total de 90.843 millones de pesos, de los cuales casi 6.600 millones de pesos corresponden a emisión de Letras del Tesoro de Administración Central y el equivalente a 725 millones de pesos para destinar a un eventual rescate de Boncor. De esta manera, el uso del crédito en Agencia Córdoba Inversión y Financiamiento (ACIF) se destinará a financiar parcialmente el plan de inversiones de la Provincia como asimismo a un eventual rescate de deuda, en caso de que las condiciones financieras sean convenientes. Además, se presupuestan 14.198 millones de pesos de endeudamiento transitorio de la Caja de Jubilaciones provincial con la Administración Central y el endeudamiento de la ACIF por un total de 69.955 millones de pesos”. Ningún instrumento se utilizó hasta ahora. No hay mercado para apelar a ninguna herramienta.

El frente de Llaryora
Por su parte, la Municipalidad de Córdoba tiene por ahora un frente más despejado aunque no por eso menos difícil. No tanto por los vencimientos de este año sino porque los recursos están jaqueados por los compromisos de gasto corriente que debe cumplir. En lo inmediato, el intendente Martín Llaryora debe pagar 5,9 millones de dólares de un vencimiento de intereses del bono por 150 millones de dólares emitido durante la gestión de Ramón Mestre.
Ese pago deberá honrarse el próximo 29. Para ello, la Municipalidad tenía pensado ya para estos días emitir una Letra del Tesoro en pesos por unos 500 millones de pesos, tal como anticipó oportunamente Comercio y Justicia.
Pero el panorama se complicó por la situación global. Si bien la comuna aseguró tiempo atrás que el ruido generado por la reestructuración de la deuda argentina no debería impactar en una emisión doméstica, incluso con un costo del dinero en baja, la situación hoy es otra.
Ayer, el municipio no respondió a un pedido de este medio para saber cómo seguía el cronograma de esa emisión, a tenor del nuevo escenario.
Llaryora dijo días atrás que la idea del municipio era refinanciar la deuda en dólares, aunque en referencia a los vencimientos de capital que operan desde el año próximo. No se informó si también se buscaría refinanciar los intereses con vencimiento semestral. En cualquier caso, debería sumarse al proceso iniciado por la Nación. Sin embargo, el pago del día 29 próximo luce ineludible.

Acordaron con Anses el pago de $2.400 millones de Macri

El Gobierno de Córdoba confirmó que cerró un acuerdo con Anses para la cobertura del déficit previsional de la Caja por un total de 2.400 millones de pesos. El dato, anticipado la semana pasada por Comercio y Justicia, incluye finalmente siete cuotas, la primera de las cuales fue de 480 millones de pesos y se pagó en los últimos días.
Se trata de parte del déficit previsional de 2018 pendiente de pago durante la gestión de Mauricio Macri. Por ahora no hay acuerdo por la cobertura del rojo de 2019. Como fuere, el convenio incluye tres cuotas de 480 millones de pesos y otras cuatro de 240 millones de pesos